Just Eat cierra un primer semestre con pérdidas de 134 millones de euros y una caída de pedidos, aunque mejora sus ingresos

Un repartidor de la compañía Just Eat.
Un repartidor de la compañía Just Eat.
Just Eat

La compañía de reparto holandesa Just Eat ha cerrado un primer semestre de 2022 con unas pérdidas de 134 millones de euros, un resultado ligeramente mejor que el mismo período del año anterior cuando estas fueron de 189 millones.

El 2021 fue un muy buen año para el sector delivery, cuando la pandemia disparó los pedidos de comida a domicilio. Sin embargo, ese sueño parece estar diluyéndose poco a poco.

En el caso de Just Eat, los pedidos han caído un 7% este semestre en comparación con el mismo semestre del año anterior, con un total de 509 millones de repartos realizados de enero a junio de 2022. 

Por otro lado, los ingresos de la holandesa han crecido ligeramente, con una cifra total de 2.779 millones de euros para todo el grupo, en donde la zona de Norte América es la que mejor desempeño está realizando y supone casi la mitad del total de esos ingresos.

Las apps de 'delivery' ignoraron los principios básicos del mundo de los negocios para disparar su crecimiento: ahora se enfrentan a miles de despidos, al desplome de sus acciones y a una guerra brutal por su supervivencia

La compañía en esta publicación de resultados no desglosa sus operaciones por países, por lo que las cifras de España no se conocen. Solamente recogen que el sur de Europa, más Australia y Nueva Zelanda, han generado 280 millones de euros en ingresos este semestre y acumulan unas pérdidas de 110 millones de euros.

Además, de enero a junio el gasto en marketing ha aumentado un 40%, pasando de los 295 millones de euros a los 414 millones en gasto, con campañas como la de Kate Perry o la campaña con la UEFA.

"Tras un periodo de crecimiento excepcional, Just Eat es ahora 2 veces mayor que antes de la pandemia. Aunque este crecimiento ha requerido una inversión significativa, hemos seguido centrándonos en la ejecución de nuestra estrategia para construir y operar negocios de reparto de comida altamente rentables", ha destacado Jitse Groen, CEO de la compañía, en un comunicado.

Groen ha vuelto a enfatizar los esfuerzos que la empresa de reparto está haciendo para lograr la rentabilidad que ahora exigen los inversores, tras una década de crecimiento y expansión internacional.

"Nuestro camino hacia la rentabilidad se está acelerando y esperamos seguir mejorando materialmente nuestro ebitda ajustado en el segundo semestre de este año y ser positivo en ebitda ajustado a nivel de grupo en 2023", ha añadido.

Las acciones de la compañía han amanecido con una subida del 5% y la acción roza los 20 euros, tras encadenar unos meses de 2022 aciagos sobre el parqué. 

El 'delivery' entra en una nueva etapa: desafíos para Glovo, Uber Eats, Just Eat y otros gigantes del reparto a domicilio tras el fin del 'boom' de la pandemia

De enero a agosto el desplome del valor de las acciones de la compañía naranja ha sido del 60% en un contexto marcado por la huida de los inversores de las empresas tecnológicas no rentables y ante los ecos de una posible recesión a finales de 2022.

Sin embargo, Just Eat, que en julio de este año veía como sus acciones tocaban las cifras más bajas de su historia, unos 13 euros, parece estar remontando lentamente y ya suma una subida del 40% en el último mes. 

Hoy la acción cotiza a 20 euros. Hace exactamente un año estaba en torno a los 77 euros.

Otros artículos interesantes:

Just Eat negocia con los sindicatos un acuerdo histórico: el primer convenio colectivo 'rider' del sector 'delivery' en España

Just Eat asegura tener 1.000 'riders' con contratos indefinidos, pero seguirá apostando por el modelo de subcontratas hasta que la Justicia dicte lo contrario, según su CEO

Just Eat dispara un 44% sus ingresos durante la pandemia por el auge de los pedidos a domicilio y recalca su interés en invertir en el mercado español

Te recomendamos