Pasar al contenido principal

Just Eat y Takeaway se fusionarán para crear el mayor gigante del 'delivery' del mundo, mientras sus rivales pisan el acelerador para ser primeros en el mercado

Just Eat
Business Insider España

Getty Images

  • Just Eat se fusionará con su rival holandés Takeaway.com para crear el mayor gigante del delivery online del mundo, valorada en más de 10.000 millones de euros.
  • Con esta operación, los accionistas de Just Eat se harán con el 52,2% del nuevo grupo mientras que el 47,8% será propiedad de los accionistas de Takeaway.com.
  • El sector se encuentra en plena expansión y Deliveroo, Uber Eats y Just Eat se pisan los talones con compras, inyecciones de capital y bajadas de precio para dominar el mercado.

El sector de la entrega de comida a domicilio se encuentra en plena dinamización y todos los actores quieren dar con la fórmula que los convierta en la gallina de los huevos de oro. El último movimiento estratégico ha llegado de la mano de Just Eat que se fusionará con su rival holandés Takeaway.com para crear el mayor gigante del delivery online del mundo. 

Las dos compañías han alcanzado un acuerdo por el cual la compañía con sede en Amsterdam adquirirá Just Eat a 7,31 libras por acción, lo que valorará a la firma británica en 5.000 millones de libras (5.561,2 millones de euros).  

La fusión entre Takeaway y Just Eat crearía un gigante de la entrega de comida a domicilio de 9.000 millones de libras (10.010,2 millones de euros) justo un par de meses después de que Amazon realizara una inyección de capital y entrara con una participación minoritaria en el accionariado de Deliveroo, el principal rival de Just Eat.

Leer más: Esta es la estrategia de Deliveroo que se esconde detrás del lanzamiento de un nuevo servicio de suministro de materias primas a restaurantes

Lo cierto es que la fusión entre la compañía británica y la holandesa crearía un grupo que contaría con millones de clientes en Europa principalmente. Just Eat tiene una fuerte presencia en el oeste de Europa y ha dado el salto a Canadá, Latinoamérica y Australia mientras que Takaway tiene una posición dominante en Alemania y Europa del Este.

La operación también supondría un triunfo para el fondo de cobertura Cat Rock Capital, inversor de ambas compañías, que hace tiempo que presiona por un acuerdo entre ambas compañías, según informó el Financial Times

Las acciones de Just Eat se dispararon un 25% tras conocerse los planes de fusión. La operación contempla que los accionistas de Just Eat recibirán 0,09744 acciones de Takeaway por cada acción de Just Eat que posean El resultado de la transacción es que los accionistas de Just Eat se harán con el 52,2% del nuevo grupo mientras que el 47,8% será propiedad de los accionistas de Takeaway.com. Las dos empresas tienen, ahora, hasta el 24 de agosto para alcanzar un acuerdo. 

Leer más: Uber Eats quiere ganar terreno a Just Eat y Deliveroo con las cocinas fantasma como motor de crecimiento

La sede del nuevo grupo estará ubicada en Amsterdam, sin embargo, cotizará en la bolsa londinense en un intento por mostrar un equilibrio en las operaciones del grupo en ambos países. Lo cierto es que Takeaway ya intentó previamente hacer su incursión en Reino Unido en 2012, cuando la empresa acababa de nacer, sin embargo vendió el negocio cuatro años después a Just Eat tras tener problemas de crecimiento, informó Bloomberg

La carrera ha comenzado en el sector de la entrega de comida a domicilio

Este es un momento cuanto menos intenso para el sector del delivery. El sector se encuentra en plena expansión y las principales empresas se pisan los talones con algunas tácticas más limpias que  otras: como competir en precios o copiarse unos a otros modelos de negocio. 

No hace falta ir muy atrás en el tiempo para constatar la agitación del sector. Hace tan sólo dos meses, Amazon realizó una inyección de capital y entró en el accionariado de Deliveroo. El gigante del comercio electrónico lideró una ronda de financiación de 515 millones de euros con la que Deliveroo tratará de apuntalar su expansión.

Leer más: Juego de Glovos: así se configura el tablero de las apps de entrega de comida a domicilio en el mundo

Por su parte, Uber Eats aplica su ofensiva particular. Si en energo de 2018 compró la empresa británica HungryHouse, la división de entrega de comida a domicilio de Uber redujo su precio de entrega en Reino Unido e Irlanda a principios de este año para ganar cuota de mercado. Recientemente la compañía coqueteó con Deliveroo y es que se barajaba que pudieran fusionarse, sin embargo, los números tiraron atrás el acuerdo.

Pero no fue la única en realizar adquisiciones pues ya Takeaway se había asegurado el dominio en el territorio alemán con la adquisición del servicio de entrega de comida a domicilio Delivery Hero por 930 millones de euros. 

En un escenario dinámico, la fusión entre Just Eat y Takeaway daría como resultado un gigante de más de 10.000 millones de euros con un gran dominio del mercado europeo. Ambas compañías tienen una valoración similar en el mercado sin embargo, en los últimos doce meses los títulos de Just Eat se cayeron un 25% mientras que una tendencia opuesta han vivido los de Takeaway.com, cuya cotización se disparó un 46% en el último año.

Y además