Nuevo frente de Google en Australia: la justicia determina que engañó a sus usuarios recopilando datos sobre su ubicación a pesar de tener una opción desactivada

Google

Reuters//FW1F/David Evans

  • Google engañó a sus usuarios, según la justicia australiana: al desactivar el historial de ubicaciones, la compañía podía seguir rastreando la localización.
  • Australia se ha convertido en una pesadilla para grandes tecnológicas como Google y Facebook este mismo año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Tribunal Federal de Australia ha dictaminado que Google engañó a sus usuarios, según recoge la agencia EFE. La justicia del país oceánico determina que la multinacional tecnológica podía seguir rastreando la localización de sus usuarios a pesar de que estos desactivasen su historial de ubicaciones.

La sentencia es el resultado de una demanda que se interpuso en octubre de 2019 por la ACCC, siglas en inglés de la Comisión de Australia de Competencia y Consumo. En su demanda, la ACCC rechazaba el postulado de la gran tecnológica, que defendía que la única forma que tenía la firma del buscador de rastrear las localizaciones de sus usuarios era a través del historial de ubicaciones.

La ACCC reflejó que gracias a otra configuración de la privacidad de las cuentas de Google, la multinacional podía seguir accediendo a datos de localización de sus usuarios. Se trata de la denominada 'Actividad de la web y de las aplicaciones', encendida por defecto, y que también permite a la compañía registrar información geolocalizada de los internautas, a pesar de que tengan desactivado 'Historial de ubicaciones'.

Google no informó de ello.

En el portal web de la justicia australiana, el magistrado del caso, Thomas Thawley, fue taxativo: "Estoy convencido de que la conducta de Google, evaluada en su conjunto, ha sido engañosa o ha podido inducir a error o a engaño a los miembros ordinarios del grupo identificado por la ACCC".

"La conducta de Google, evaluada en su conjunto, transmitía la idea de que la activación de 'Actividad de la web y de las aplicaciones' no le permitiría obtener, conservar y utilizar datos personales sobre la ubicación del usuario", destacó el juez, apunta la agencia EFE.

Así puedes ver cómo ha evolucionado el lugar donde vives en los últimos 30 años

El presidente de la propia ACCC, Rod Sims, también se ha manifestado. Lo hizo a través de un comunicado en el que incidía en que "las empresas que recogen información deben explicar sus configuraciones de forma clara y transparente para que los consumidores no sean engañados". La justicia también ha determinado que de esta forma Google habría contravenido la Ley del Consumidor del país.

La relación entre Google y las autoridades australianas ha comenzado 2021 con un delicado equilibrio. En febrero de este mismo año multinacionales tecnológicas como Facebook amenazaron con marcharse del país. Australia aprobó a finales de febrero una ley que exigiría que plataformas como la propia red social de Mark Zuckerberg o Google pagasen a los medios de comunicación por los enlaces a sus noticias.

Hasta llegar a ello, las tecnológicas protagonizaron un berrinche de dimensiones internacionales. Facebook vetó durante días los medios australianos en sus plataformas, mientras Google, por su parte, llegaba a un acuerdo con un importante grupo editorial, News Corp. Días antes de que se aprobara la controvertida legislación, las tecnológicas dieron un paso atrás y firmaron un nuevo código de conducta.

Lo que ha pasado en Australia con los medios de comunicación y las grandes tecnológicas puede ser la antesala de lo que acabe ocurriendo en Europa, después de que eurodiputados respaldasen los movimientos del país oceánico y plantearan abordar una regulación similar en el espacio Schengen. Al mismo tiempo, la propia Google se animó a impulsar su iniciativa para respaldar a los medios pagándoles unas cifras cuestionables.

Sin embargo, un análisis publicado en Business Insider incidía que quizá esta no sería la solución para la industria periodística, en perpetua crisis.

LEER TAMBIÉN: El impuesto global a las multinacionales que propone Joe Biden tendrá varios enemigos: pequeños países europeos que compiten con baja fiscalidad y que por ahora son conciliadores

LEER TAMBIÉN: Una iniciativa de Google conocida como "proyecto Bernanke" usaba en secreto datos de anunciantes para perfeccionar su propio sistema publicitario

LEER TAMBIÉN: El CEO de Waymo lo deja: así convirtió un pequeño proyecto de Google en un gigante de los coches autónomos valorado en 30.000 millones de dólares

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”