Pasar al contenido principal

Los acuerdos a los que llegas por WhatsApp tienen validez legal, según acaba de confirmar una sentencia judicial

Estados WhatsApp
  • Un juzgado de Vigo ha emitido un fallo en el que considera que los acuerdos alcanzados en WhatsApp tienen la consideración de un contrato verbal.
  • Los demandantes han ganado un pleito para expulsar de su propiedad a una inquilina morosa con la que habían acordado todas las condiciones de la vivienda a través de la aplicación de mensajería. 
  • No es la primera vez que la justicia considera las conversaciones de WhatsApp como un contrato vinculante. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Si llegas a un acuerdo por WhatsApp podría reconocerse su validez jurídica como un contrato vinculante

Por lo menos así lo ha entendido el Juzgado de Primer Instancia número 13 de Vigo, que ha emitido un fallo en el que considera que las conversaciones mantenidas en la aplicación de mensajería más popular en España tienen la consideración de un contrato verbal, según informa El Faro de Vigo. 

La sentencia ha puesto fin a un caso en el que los demandantes iniciaron un pleito en el juzgado civil debido a la morosidad de la inquilina de su propiedad, con la que habían establecido todas las condiciones del alquiler a través de WhatsApp. 

Leer más: WhatsApp perseguirá legalmente a todos aquellos que incumplan sus condiciones

El fallo del juzgado ha considerado que el impago es un incumplimiento de un contrato verbal de arrendamiento, acreditado por los chats de la aplicación y los demandantes han conseguido expulsar a la inquilina, que también ha sido condenada a pagar las deudas y recibos atrasados. 

No es la primera vez que WhatsApp se presenta como prueba en un pleito. En 2015, un juzgado del País Vasco consideró también que los mensajes en la aplicación habían constituido un contrato vinculante respecto a la compraventa de un mueble. 

La abogada de aquel caso, Elena Laka, explica que llevaron el asunto al juzgado "alegando que lo concertado por las partes por whatsapp era un contrato y por ello tenía plena validez como contrato". La sentencia acabó dictando que "la forma de formalización del contrato — vía whatsapp — no es impedimento para su posible validez". 

Y además