Pasar al contenido principal

El dueño de Gucci y Balenciaga estudia la compra de la firma italiana Moncler, siguiendo los pasos del gigante LVMH

Gucci

Reuters

  • El conglomerado de lujo francés Kering, dueño de marcas como Gucci o Saint Laurent, estudia la adquisición de la marca italiana Moncler.
  • De producirse esta fusión, se trataría de la segunda gran adquisición del sector de lujo después de que LVMH, dueño de Louis Vuitton, cerrara la compra de Tiffany por 15.000 millones de euros.
  • La operación ayudaría a Kering a seguirle el ritmo a su mayor competidor, LVMH, y a diversificar su cartera, muy dependiente de los ingresos de Gucci.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sector de lujo atraviesa un momento candente. El conglomerado de lujo francés Kering, dueño de marcas como Gucci o Balenciaga, estudia la adquisición de la marca italiana de ropa de esquí, Moncler, según avanzó Bloomberg citando a fuentes cercanas a la operación. 

De producirse esta fusión, se trataría de la segunda gran adquisición del sector de lujo y es que a finales del pasado mes el gigante LVMH, dueño de Louis Vuitton, cerró la compra de Tiffany por 15.000 millones de euros. La operación ayudaría a Kering a seguirle el ritmo a su mayor competidor, LVMH, que selló el mayor acuerdo de la historia del sector de  lujo. Además, con la compra de Moncler, el grupo parisino diversificaría su cartera que, en los últimos ejercicios, se ha vuelto muy dependiente de Gucci. Tanto es así que la marca supuso más de las tres cuartas partes del beneficio de Kering en la primera mitad del ejercicio de 2019.

Para llegar a un acuerdo, Kering tendría que superar la participación del principal accionista de Moncler, Remo Ruffini. El que es el actual presidente de la firma italiana se hizo con la compañía en 2003, concentrando en sus manos el 22,5% del capital.

Leer más: Las 9 marcas de lujo más valiosas del mundo

La reacción no se ha hecho esperar en los mercados y los títulos de ambas compañías han experimentado una escalada en el mercado de valores. Si las acciones de Moncler, con un valor de mercado de 11.000 millones de euros, se dispararon un 10%, su mayor rebote desde que empezó a cotizar en el parqué de Milán hace seis años; los títulos de Kering repuntaron un 1,25% en la Bolsa de París. 

Entre las marcas que conforman el conglomerado de lujo de Kering se encuentran Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga, Bottega Veneta o Alexander McQueen. El grupo francés cerró el primer semestre del año con un beneficio atribuido de 579,7 millones de euros, un 75% menos por el impacto de dos extraordinarios: su acuerdo con la Hacienda italiana y la venta de Puma, que generó ingresos extraordinarios el año anterior. Las ventas de la compañía crecieron un 18% en el primer semestre del año, hasta los 7.638,4 millones de euros. 

Moncler, por su parte, cerró los nueve primeros meses del año con unas ventas de 872,6 millones de euros, un 18% más en términos interanuales y cuenta con una red de 2144 tiendas propias.

Y además