Pasar al contenido principal

Kim Jong-Un lleva 3 días viajando en tren a Vietnam para reunirse con Trump por vergüenza a pedirle a China un avión prestado

Kim Jong-Un, presidente de Corea del Norte
Kim Jong-Un, presidente de Corea del Norte. KCNA via REUTERS
  • El líder norcoreano, Kim Jong-Un se encuentra en mitad de un viaje de 3,5 días a Hanoi, en Vietnam, donde planea reunirse por segunda vez con el presidente de EEUU, Donald Trump.
  • Los expertos aseguran que ha elegido este lento método de transporte porque no quiere depender de China.
  • Kim usó un avión de Air China para reunirse con Trump en Singapur en junio, lo que llevó a rumores de su falta de capacidad operativa para volar desde Corea del Norte.
  • Se rumorea que a Kim Jong-Un no le gusta que se divulgue esta información.

El líder norcoreano Kim Jong-Un está en pleno viaje de 3.000 kilómetros y 3,5 días en tren para reunirse con el presidente de EEUU, Donald Trump en Vietnam este miércoles, presumiblemente porque no quiere pedirle a China un avión prestado.

Kim subió a su tren blindado familiar en la estación de Pyongyang el sábado por la tarde y planea llegar a la capital vietnamita de Hanoi el martes, un día antes de su reunión prevista con Trump.

Kim cruzó Dandong, una ciudad china fronteriza con Corea del Norte, a última hora del sábado, según Associated Press. El viaje le llevará por el sudeste de China antes de llegar finalmente a Hanoi.

Pasó por la ciudad china de Hengyang el lunes por la tarde, tal y como asegura la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Ruta del viaje en tren de Kim Jong-Un hasta Hanoi
Ruta del viaje en tren de Kim Jong-Un hasta Hanoi Google Maps/INSIDER

Según los cálculos de INSIDER, el viaje recorrerá más de 3.000 kilómetros..

Los detalles del viaje no están claros. Citando a funcionarios vietnamitas, The New York Times informaba el domingo que Kim Jong-Un dejará su tren en la frontera de China con Vietnam y viajará en coche los restantes 160 kilómetros a Hanoi.

Aunque el largo viaje de Kim Jong-Un le habrá dado unas fabulosas vistas de China, los expertos creen que la razón de este periplo tiene que ver más con el orgullo que con el turismo.

El tren blindado de Kim Jong-Un
El tren blindado de Kim Jong-Un. Jason Lee

El último año, Kim alquiló un Boeing 747 de Air China, la aerolínea perteneciente al Estado de China, para llegar a Singapur en junio en su primer encuentro con Trump.

Su soviético Ilyushin Il-62, de 40 años, se declaró poco seguro para viajar en aquel momento.

Kim baja del Air China que alquiló en junio
Kim baja del Air China que alquiló en junio Ministry of Communications and Information of Singapore via AP

El hecho de usar un avión chino el año pasado puso de manifiesto su aparente dependencia de Beijing, que no tenía ningún delegado en Singapur, pero exhibió su posición global dominante en la cumbre.

El líder norcoreano no recibió con agrado los comentarios sobre su dependencia de China el año pasado, según Cheng Xiaohe, un experto de Corea del Norte de la Universidad Renmin de Pekín, a The New York Times.

"No quiere mostrar al mundo su gran dependencia de China agitando su mano frente a la bandera nacional de China en un avión chino como lo hizo en el aeropuerto de Singapur", explica Cheng al citado medio.

"Viajar en tren es una elección forzada".

Aún no se sabe qué método de transporte llevará a Kim de vuelta a Corea.

Un cartel en un restaurante norcoreano en Hanoi
Un cartel en un restaurante norcoreano en Hanoi Reuters/Kham

Trump ha calificado la próxima cumbre como un seguimiento de la reunión entre los líderes el pasado junio, cuando Kim hizo una vaga promesa de trabajar hacia la desnuclearización. Pyongyang parece no haber hecho mucho progreso en ese frente.

Los expertos de la inteligencia estadounidense y de Corea del Norte han advertido que es poco probable que Pyongyang renuncie a sus armas nucleares. Un informe de inteligencia publicado el mes pasado reiteraba la idea de que los líderes del país consideran que las armas nucleares son "vitales para la supervivencia del régimen".

Trump repetidamente ha reducido las esperanzas de nuevos avances con Corea del Norte, y explicaba el domingo que no estaba "presionando para que se acelere" la desnuclearización de Corea del Norte.

"No tengo prisa", aseguraba. "No quiero apresurar a nadie. Simplemente no quiero que se hagan pruebas nucleares. Mientras no haya pruebas, estamos felices".

Añadió que las sanciones estadounidenses sobre Corea del Norte se mantendrían por el momento. Beijing durante meses ha estado instando a las Naciones Unidas a relajar algunas de sus sanciones a Corea del Norte.

Lo más popular