Pasar al contenido principal

Kim Kardashian West ha ido a la Casa Blanca para anunciar más reformas en justicia penal junto a Donald Trump

Jared Kushner, Kim Kardashian West, and Ivanka Trump.
Jared Kushner, Kim Kardashian West, and Ivanka Trump. AP Photo/Evan Vucci AP Photo/Evan Vucci
  • Kim Kardashian West ha hablado en la Casa Blanca junto al presidente Donald Trump sobre la reforma de la justicia penal.
  • Kardashian West jugó un papel clave en convencer a Trump para que conmutara la sentencia a Alice Johnson, que  previamente había estado cumpliendo una sentencia de por vida por delitos no violentos relacionados con las drogas.
  • Descubre otras historias en Business Insider.

Kim Kardashian West — una de las famosas de más alto perfil en Estados Unidos —  asistió ayer a un evento en la Casa Blanca junto al presidente Donald Trump. La modelo y empresaria está en Washington para continuar con su campaña de reforma de la justicia penal de la administración Trump.

Kardashian West se sentó al lado de los asesores de la Casa Blanca Jared Kushner e Ivanka Trump, a quienes atribuyó el haber hecho avanzar el esfuerzo de reforma de la justicia penal durante la presidencia de Trump.

"Todo mi viaje con la reforma de la justicia penal comenzó hace un año cuando vine a ver al presidente después de hablar con Ivanka y Jared, que lucharon para que yo llegara aquí", dijo. También elogió a Trump por haber tomado medidas sobre la reforma de la justicia penal, incluida la firma de la Ley del Primer Paso.

"Ver la pasión que ha tenido por la justicia penal ha sido realmente notable", afirmó Kim Kardashian West.

Kardashian West presionó con éxito a Trump el año pasado para que conmutara la sentencia de Alice Johnson, una traficante de drogas que había estado cumpliendo una sentencia de por vida por delitos de drogas no violentos. Ayer citó la experiencia como su inspiración para comenzar a estudiar derecho y convertirse en abogada.

Leer más: Ránking: estos son los 9 influencers más famosos para la generación Z

"Después de eso, pasé tanto tiempo yendo a diferentes prisiones porque realmente no tenía ninguna conexión con nadie en el interior y realmente sentía que estaba en el lugar en mi vida en el que quería marcar una diferencia y hacer lo correcto, pero no sabía cómo o qué hacer, ni siquiera qué estaba sucediendo realmente", explicó. "Así que después de haber visitado tantas cárceles diferentes y de haberme sentado con los condenados a cadena perpetua, con todas las situaciones que puedas imaginar, mi corazón se abrió completamente y quise hacer más".

Durante su discurso, Kardashian West también anunció un nuevo programa para reclusos en libertad que les daría tarjetas para que las usen en viajes compartidos y puedan hacer entrevistas de trabajo como parte de su reintegración a la sociedad.

Kardashian West ha viajado a la Casa Blanca con dos abogados para quienes ha estado trabajando como parte de su educación.

"Puedo decirte esto, ¿ella es tu asistente?" Trump bromeaba. "Es la asistente mejor pagada de la historia. Nunca ha habido nada igual".

Trump también ha destacado que el esposo de Kardashian West, el rapero y diseñador de moda Kanye West, es un ardiente partidario suyo. El presidente también elogió su trabajo en la reforma de la justicia penal.

"Conocí a su padre y sé que tiene buenos genes, eso te lo puedo decir", dijo Trump. "Buenos genes para todo y ha sido una verdadera amiga y su marido ha sido un verdadero amigo mío."

Y además