Lab126, el laboratorio de Amazon que creó el Kindle o el Echo Dot, trabaja para 'inundar' tu casa con Alexa: de un televisor propio a un robot doméstico inteligente

Empleados en las oficinas de Amazon.
Empleados en las oficinas de Amazon.

AP Photo/Elaine Thompson

  • El gigante del comercio electrónico ya no es solo un marketplace. Desde hace varios años se ha lanzado al mercado de la electrónica con su propia marca. 
  • Amazon Lab 126 es el laboratorio de ideas donde han nacido dispositivos como el Kindle, el asistente de voz Alexa o el sistema Fire TV. 
  • Este centro de innovación y desarrollo se encarga de imaginar y hace realidad los productos electrónicos del futuro. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El gigante del comercio electrónico hace tiempo que dejó de ser simplemente un sitio web de compra y venta de todo tipo de artilugios. Amazon está obsesionada ahora en desarrollar su propia gama de productos electrónicos, tanto a través de su enseña principal como mediante AmazonBasics, que vende con la promesa de una relación calidad precio imbatible. 

Algunos de estos dispositivos son los altavoces inteligentes Echo Dot que vienen incorporados con Alexa, el asistente personal de voz de Amazon, los lectores de libros electrónicos Kindle, o el sistema Fire TV también propiedad de la compañía. 

De hecho, recientemente Business Insider informaba en exclusiva que la empresa tecnológica va a lanzar al mercado su primera gama de televisores. Un proyecto, en el que lleva trabajando 2 años en secreto, y que se prevé esté disponible en octubre de este año. 

Amazon Lab126 ha sido la pieza clave en esta estrategia de innovación, y el lugar de donde han salido todos estos innovadores dispositivos. 

Gracias a este laboratorio encargado de imaginar y llevar a cabo los productos electrónicos de la compañía, Amazon espera plantar cara a las grandes rivales del sector tecnológico como Apple en el desarrollo de dispositivos inteligentes propios. 

El Amazon Lab126 fue fundado en 2004 por Gregg Zehr, un ingeniero electrónico que antes de llegar a la compañía pasó 9 años en Apple donde desarrolló los primeros Powerbooks, unos primigenios ordenadores portátiles que la compañía lanzó en los años 90. 

Zehr a día de hoy continúa como presidente del Lab126. 

Entramos al ‘corazón’ de Amazon para el Prime Day en España: así es el mega-almacén logístico de Illescas

El principal objetivo de este laboratorio de I+D con sede en California, es coordinar la investigación y el desarrollo de la empresa, para llevar a cabo después productos tecnológicos de consumo. 

Esta área depende desde el año 2017 de Amazon Web Services (AWS), la filial de la compañía encargada de la gestión de la nube.

Uno de los primeros hitos desarrollados por Zehr y su equipo en el Lab126, fue el lector de libros electrónicos Kindle. Este producto a lo largo de los años ha sido uno de los referentes de la compañía y el claro dominante del sector, que además revolucionó los hábitos de lectura en todo el mundo. 

La clave del éxito de este departamento de Amazon es el uso de la llamada computación de alto rendimiento (HPC por sus siglas en inglés) así como la tecnología de machine learning que están implementando en sus nuevas gamas de productos. 

“Con la HPC ahora podemos dar soporte a más dispositivos, explorar nuevas tecnologías y comprender mejor cómo se comportan los dispositivos en los distintos ambientes”, asegura en la web de Lab126, Amit Gaikwad, director de Ingeniería Inalámbrica de este departamento. 

Pero el Lab126 no solamente se encarga de mejorar los sistemas de sus dispositivos. También se ocupa de toda la parte de hardware; desde los materiales de las carcasas hasta la dureza y resistencia a los golpes y caídas. 

En este laboratorio los dispositivos pasan todo tipo de exámenes. Son puestos a prueba bajo condiciones meteorológicas extremas, además de hacer frente a una larga lista de test de vibración, torsión o altitud para garantizar que aguantan el ritmo del día a día de sus usuarios.

“No queremos que el producto se manche, ni que se deforme, ni que se degrade, ni que adquiera colores extraños. Queremos que el cliente tenga una experiencia buena y feliz con todos nuestros productos”, dice en un post Don Ashley, un ingeniero senior de laboratorio de fiabilidad de hardware en el Lab126 de Amazon. 

Un almacén de Amazon destruye 130.000 productos por semana, entre ellos algunos nuevos o en perfecto estado: por qué le sale más rentable que venderlos, según un experto

El equipo de Lab126 está en constante movimiento. En su página web tiene casi 500 posiciones abiertas para trabajar en los diferentes proyectos que llevan a cabo. 

Además, tal y como publicó Business Insider, el área tiene hasta 800 personas trabajando en estos momentos en un nuevo proyecto secreto llamado “Vesta”, que consiste en un robot para el hogar. 

Actualmente existe una carrera feroz por parte de las grandes tecnológicas por liderar el mercado de la electrónica. Y no solo Google y Apple compiten contra Amazon, sino las históricas marcas como Samsung o LG, y las chinas Huawei, Xiami o Lenovo.

Pero Amazon no se queda solamente aquí. Hace tan solo unas semanas se filtraba que espera abrir sus propios grandes almacenes, y continúa su apuesta por el sector retail físico

Con la incursión en la electrónica y su AmazonBasics, el gigante del comercio electrónico parece no tener límites. 

Otros artículos interesantes:

Amazon Web Services insta a crear un pacto por el talento digital

El profesor que vaticinó que Amazon compraría Whole Foods asegura que es inevitable la escisión de AWS, que podría valer hasta 600.000 millones de dólares

El nuevo plan de Carrefour para luchar contra Amazon: 'machine learning' y subasta de productos exclusivos en su web