Pasar al contenido principal

El lado oscuro de la evolución que muestras cuando te ríes de las desgracias ajenas

Ya sea que uno se ría con los videos de caídas o disfrute de los momentos en que un equipo deportivo rival perdió una final, todos disfrutamos viendo las desgracias de los demás. De hecho, hay una palabra para esto, que en alemán se llama schadenfreude. Literalmente, significa "disfrute obtenido de los problemas de los demás". Suena retorcido, y lo es. Incluso más de lo que piensas

Schadenfreude no es nada nuevo. Lo más probable es que se haya insertado en nuestra forma de pensar a lo largo millones de años.

Emile Bruneau: Uno de los argumentos más fuertes que encuentro es que nuestros cerebros evolucionaron durante millones de años en una situación en la que había pequeños grupos de humanos luchando unos contra los otros en un ambiente relativamente hostil. Para sobrevivir necesitarás que tu grupo esté increíblemente unido, por lo que es importante disponer de algo así como empatía, sentirás el sufrimiento de otros miembros del grupo y también una agresión extrema hacia los demás, algo así como schadenfreude.

Leer más Este reto de 21 días te hará más feliz, según la ciencia

Schadenfreude y la empatía son dos caras de la misma moneda. Ambos son una respuesta que sentimos al ver las pruebas y las desgracias de otra persona. Sin embargo, hay una gran diferencia. Schadenfreude no es algo que los padres enseñen a sus hijos. Sin embargo, los investigadores saben que niños tan pequeños como 2 años pueden experimentarlo. Todo lo que se necesita es un pequeña conflicto para desencadenar la reacción. Para este estudio, los niños de 2 años vieron como sus madres adoraban a otros bebés. Más tarde, se les dijo a las madres que derramaran agua sobre los bebés. Cuando lo hicieron, los niños de 2 años se emocionaron tanto que algunos de ellos literalmente rebotaban de alegría. No es difícil ver cómo esta rivalidad infantil podría convertirse en algo más siniestro una vez llegados a adultos.

Y eso es exactamente lo que estudia Emile Bruneau. Ha viajado a muchas partes del mundo para investigar conflictos, entre ellos: estadounidenses y mexicanos en la frontera con Arizona, israelíes y palestinos en Israel, y demócratas y republicanos en Estados Unidos. No importa dónde está el conflicto ni de qué se trata, ha descubierto que en la raíz todo es 'schadenfreude'.

Emile Bruneau: Estamos extraordinariamente motivados por quién pertenece a nuestro grupo y quién pertenece al otro grupo. Tenemos una fuerte tendencia a pensar no solo en términos de mí y usted, sino también de nosotros y de ellos. Y a las personas que identifico como ellos, me sentiré más schadenfreude hacia ellos que hacia nosotros y sin duda, ese es el tipo de cosas que impulsa el comportamiento. Si sientes empatía por otra persona, estás motivado para ayudarla, del mismo modo, si te sientes decaído estás motivado para dañar a la otra persona.

Los neurocientíficos creen que han identificado el área del cerebro detrás de todo esto. Para el estudio, fans del equipo de baseball de los Red Sox y de los Yankees vieron jugadas mientras que con un escáner se midió su actividad cerebral. Cuando un aficionado veía que el equipo rival fallaba, un área especial en el cerebro llamada el cuerpo estriado ventral se iluminó. Ayuda a procesar la recompensa, el placer y la toma de decisiones, lo que sugiere que los fanáticos estaban experimentando schadenfreude.

Leer más: Así se evita que una discusión con un narcisista se vaya de las manos

Pero el cuerpo estriado ventral igualmente está involucrado en la toma de decisiones. Pero también, curiosamente, los aficionados que mostraron más actividad en su cuerpo estriado ventral también informaron de que era muy probable que hicieran daño a un fan del equipo rival, ya sea abucheando, insultando, amenazando o golpeando. Esto podría explicar por qué schadenfreude parece estar impulsando los conflictos humanos y la violencia en todo el mundo. Pero, ¿no es hora de que finalmente nos olvidemos de esta forma arcaica de pensar?

Emile Bruneau: El mundo moderno es muy diferente al mundo en el que evolucionó nuestro cerebro y ahora mismo estamos tratando de resolver los problemas actuales con la psicología de la Edad de Piedra. En un entorno global y multicultural en el que tienes mucho meno conflicto, donde la colaboración y la cooperación pueden llevarte mucho más allá que la confrontación, entonces sí, siento que tener este programa no es tan productivo.

Por contra, Bruneau está explorando cómo usar la empatía para resolver conflictos y avanzar hacia resoluciones.

Emile Bruneau: Recientemente, lo que me ha interesado es cómo intervenimos. ¿Cómo motivamos la empatía hacia el otro grupo? Curiosamente, lo que descubrí es que las intervenciones dirigidas más a tratar de desafiar las percepciones cognitivas del otro lado son los tipos de cosas que abren su empatía. Por lo tanto, el mejor enfoque para abrir los corazones de las personas al abrir sus mentes.

Esto no significa necesariamente que no puedas reírte de los videos de caídas tontas en YouTube. Pero quizá si todos tratamos de sentir un poco más de empatía hacia los "otros grupos", podríamos hacer del mundo un lugar mejor.

Te puede interesar