Europa, la luna de Júpiter, tiene agua líquida que podría contar con los componentes necesarios para la vida

Imagen de Europa creada a partir de fotografías tomadas por la nave espacial Galileo a finales de los 90.
Imagen de Europa creada a partir de fotografías tomadas por la nave espacial Galileo a finales de los 90.

NASA/JPL

La búsqueda de vida es una de las metas más apasionantes de la comunidad astronómica. Una de las promesas más esperanzadoras es Europa, una de las lunas de Júpiter.

Según un estudio publicado en la revista Geophysical Research Letters, los autores creen que la capa de hielo que existen en Europa tiene un espesor de entre 15 y 25 kilómetros. Así, el terreno caótico de Europa podría estar ubicado sobre lagos enorme de agua líquida.

Estos se encontrarían a tan solo 3 kilómetros por debajo de la capa de hielo y no estarían conectados directamente al océano subterráneo, aunque pueden drenar hacia ellos.

En este sentido, el estudio plantea que los lagos salados pueden meclarse con el oxígeno existente en la superficie y, con el paso del tiempo, llegar a entregar grandes cantidades de oxígeno al océano subterráneo de mayor profundidad.

"Para que estas salmueras se drenen, el hielo subyacente debe ser permeable y, por lo tanto, parcialmente fundido", explican los autores.

"Estudios previos muestran que el calentamiento de las mareas aumenta la temperatura de los afloramientos en la porción de convección de la capa de hielo de Europa hasta el punto de fusión del hielo puro", continúan.

Un equipo de científicos de la NASA prepara un nuevo mensaje para lanzarlo al espacio en busca de vida inteligente, aunque no todos los expertos creen que la humanidad deba intentarlo

En resumen, lo que piensan los autores es que probablemente exista agua líquida y, por tanto, alguna forma de vida aeróbica.

“Dado que es probable que se formen terrenos caóticos sobre afloramientos diapíricos , es plausible que el hielo subyacente esté parcialmente derretido”, añaden.

Sin embargo, habrá que esperar hasta 2030 para comprobarlo de forma parcialmente presencial, con la misión Clipper de la NASA, que se lanzará hacia Europa el 10 de octubre de 2024.

Así, todo lo que se cree sobre Europa ahora mismo podrá ser confirmado por esta sonda tan prometedora. En este sentido, la NASA está diseñando Clipper para lograr 3 grandes objetivos.

En primera lugar, determinará si la composición del océano tiene los componentes necesarios para que exista vida. En segundo lugar, también se estudiará la geología para comprender cómo se originó la superficie.

Finalmente, Clipper se centrará en calcular el grosor de la capa de hielo y observar si en su interior hay agua líquida, además de ver qué relación guardan el océano y la superficie.

Aun así, habrá que esperar casi una década para saber si existe vida o no en la luna más prometedora de todo el Sistema Solar.

Otros artículos interesantes:

La NASA confirma la existencia de más de 5.000 mundos fuera del Sistema Solar

El telescopio espacial Hubble de la NASA captura una impresionante fotografía de la colisión de 3 galaxias

Todo lo que te sucedería si intentaras aterrizar en Júpiter

Te recomendamos