Levi's se lanza a por un mercado de segunda mano valorado en casi 30.000 millones de euros con su propio programa de vaqueros y cazadoras usadas

Hailey Bieber is starring in a campaign for Levi's new resale program.
Levi's
  • Esta semana, Levi's lanza un programa llamado Levi's SecondHand, que permite a los clientes comprar pantalones y cazadoras vaqueras de segunda mano y cambiar sus prendas usadas por créditos.
  • La idea es "conectar a la gente con estilos atemporales que de otra forma no habrían encontrado y, más importante, evitar que estas prendas terminen siendo deshechos", según la web de Levi's.
  • El mercado de segunda mano puja al alza. Según una investigación de ThredUp y GlobalData Retail,  el mercado de segunda mano crecerá de los 32.000 millones de dólares (27.212 millones de euros) de este año a  51.000 millones de dólares (43.368 millones de euros) en 2023. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Levi's entra en el juego de la venta de segunda mano.

La firma de moda lanza su propio programa de compra venta de pantalones y cazadoras vaqueros de segunda mano, bautizado como Levi's SecondHand.

Los clientes que lleven sus prendas vaqueras usadas a las tiendas de Levi's pueden conseguir entre 5 y 35 dólares, dependiendo de la antigüedad de la prenda, en qué estado se encuentre o de su precio original.

Como ejemplo, los artículos fabricados en los últimos diez años pueden generar créditos de entre 5 y 15 dólares por cada par de pantalones y entre 5 y 20 dólares por cada cazadora.

Leer más: Estos 12 mapas revelan las marcas favoritas de los españoles por comunidades

Las prendas mejor valoradas son aquellas que forman parte de las colecciones Premium de Levi's y aquellas fabricadas hace más de 20 años. Para ambas categorías, los pantalones vaqueros superan los 30 dólares y las cazadoras vaqueras los 35 dólares.

Si una prenda no está en buenas condiciones para ser revendida, los clientes obtendrán un crédito de 5 dólares y Levi's reciclará la prenda. Estos créditos pueden ser utilizados también en las tiendas de Levi's y en la tienda online de la marca.

Una vez la prenda ha sido revendida, se limpia de forma profesional y se pone a la venta en la web de Levi's SecondHand.

Leer más: El Ganso lanzará un servicio para personalizar las prendas antes de Navidad

La idea es "conectar a la gente con estilos atemporales que de otra forma no habrían sido capaces de encontrar y, lo que es más importante, evitar que la ropa vaya a un vertedero", según señala la web de Levi's SecondHand.

"Creemos que te debe gustar lo que lleves para ponértelo más tiempo. Asegúrate de que realmente te gustan las cosas que compras"; apunta Jennifer Sey, la CEO de Levi's en un comunicado.

Levi's colabora con Trove, una startup especializada en comercio electrónico y en logística, que gestiona la limpieza, procesa el inventario y el aprovisionamiento de SecondHand.

La venta de segunda mano se populariza como una tendencia a medida que crece el interés de los clientes en la sostenibilidad y el impacto de la industria de la moda en el medio ambiente. Según un informe publicado en 2018 por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, la industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones globales de carbono y el 20% del desperdicio total de agua. 

Leer más: El mercado de la ropa de segunda mano por internet podría alcanzar un valor de 57.000 millones en los próximos 5 años

Se espera que el mercado de segunda mano crezca desde los 32.000 millones de dólares (27.200 millones de euros al tipo de cambio actual) de este año a  51.000 millones de dólares (unos 43.500 millones de euros) en 2023, según una investigación de ThredUp y GlobalData Retail. 

A medida que Levi's se coge fuerza como marca habitual en plataformas de venta de segunda mano como ThredUp y Poshmark, se da a los clientes la posibilidad de sacar provecho de artículos que poseen y que podrían resultar rentables para la marca.

Otros artículos interesantes:

Los 100 días que han cambiado Inditex: así ha dirigido Pablo Isla el gigante mundial de la moda durante la tormenta económica provocada por el coronavirus

Amazon y Alibaba son los reyes del retail mundial, superando ya a marcas históricas como Zara, McDonald's o H&M

La relocalización gana el pulso a Asia: la moda se inclina por la producción de proximidad tras el coronavirus con Turquía y Marruecos como principales destinos