Pasar al contenido principal
logo LG

LG será pionero en ofrecer 8K Real en sus TV OLED y NanoCell certificados con el nuevo estándar

ofrecido por LG

LG será pionero en ofrecer 8K real en sus TV OLED y Nanocell certificados con el nuevo estándar

  • Se ha presentado el estándar oficial 8K UHD que define las características que deberán cumplir los televisores 8K que ya se empiezan a ver en las tiendas para considerarse como tal.
  • Con esta medida, se pretende evitar la polémica surgida tras el lanzamiento de los primeros televisores 4K, en la que algunos fabricantes anunciaban como 4K productos que realmente no lo eran.
  • Un organismo independiente se encarga de la asignación de un sello oficial a todos los dispositivos que cumplan con los requisitos técnicos de este nuevo estándar, por lo que solo los dispositivos que cuenten con este certificado oficial pueden considerarse como 8K Ultra HD real.

Los televisores 8K todavía son anecdóticos en las tiendas, pero ya se pueden encontrar algunos modelos. Sin embargo, no pueden considerarse como 8K Ultra HD real si no cuentan con el sello oficial que así lo acredita.

Durante la pasada feria del CES 2019 de Las Vegas, LG presentó sus nuevos modelos LED NanoCell SM9900 y OLED 88Z9 con resolución 8K.

Estos nuevos televisores de LG no solo cumplen con cada una de las especificaciones recogidas en la certificación 8K Ultra HD establecida por la Asociación de Consumidores de Tecnología (CTA por sus siglas en inglés) para considerarse 8K, sino que las supera con creces ofreciendo un rendimiento por encima de lo que establece el baremo de ese estándar.

LG será uno de los primeros fabricantes en lanzar un modelo LED con certificado 8K y tecnología NanoCell pero, como principal fabricante de paneles OLED en el mundo, la marca surcoreana será pionera en ofrecer esta certificación de ultra alta resolución 8K en un televisor OLED.

Empezamos por lo básico ¿Qué es 8K certificado y qué no?

Puede parecer una perogrullada, pero algo tan básico como definir el número de píxeles que debe tener una pantalla para considerar su resolución, fue objeto de polémica cuando se aprobó el estándar 4K UHD. Esto provocó que llegarán al mercado algunos dispositivos anunciados como 4K, que realmente no lo eran.

Para que el usuario no se encuentre confuso con algo tan simple como el recuento de píxeles en pantalla, la CTA ha definido que, para que un televisor pueda ser considerado como 8K Ultra HD, debe contar con al menos 33 millones de píxeles activos y una resolución de 7.680 x 4.320 píxeles con formato 16:9.

LG será pionero en ofrecer 8K real en sus TV OLED y Nanocell certificados con el nuevo estándar

Además, para que un televisor pueda ser considerado como 8K real, deberá ser capaz de reescalar señales a resoluciones inferiores, como SD, HD, Full HD o 4K UHD a resolución 8K UHD.

En ese aspecto, la nueva generación de televisores LED NanoCell y OLED 8K Ultra HD de LG cuentan con un as en la manga: su procesador Alpha 9 Gen.2 Pro 8K.

Este procesador ha sido diseñado para procesar la enorme cantidad de información requerida por los contenidos 8K y utilizar algoritmos de inteligencia artificial para escalar imágenes de una fuente de menor resolución para mostrarlo con la mejor calidad en un formato 8K real.

Gracias al procesador Alpha 9 Gen.2 Pro 8K, los televisores de LG son capaces de mostrar vídeos en resolución 8K UHD a 50 fps y con una profundidad de color de 10 bits.

Uno de los apartados que más problemas traerá a los fabricantes que quieran hacer pasar sus productos como un 8K sin que realmente cumpla con su estándar será la incorporación de la característica de modulación de contraste (Contrast modulation o CM por sus siglas en inglés) en sus paneles. Esta característica mide con precisión si los píxeles contiguos son distinguibles entre sí.

El estándar aprobado por la CTA establece que para considerarse un televisor 8K real el panel debe ofrecer una modulación de contraste mínima del 50% por cada píxel en un recuento vertical de 7.680 pixeles.

Esta función afecta directamente al control del brillo del panel y al detalle de las imágenes que muestra ya que cada píxel de la pantalla está formado por tres o cuatro subpíxeles (dependiendo de si es RGB o RGBW). Un fabricante podría sentir la tentación de apagar parte de estos subpíxeles para incrementar de forma artificial el porcentaje de modulación de contraste.

LG será pionero en ofrecer 8K real en sus TV OLED y Nanocell certificados con el nuevo estándar

Sin embargo, al apagar parte esos píxeles, el usuario se encontraría con que el contenido que está viendo en su televisor no es un 8K real sino que, en realidad, la pantalla tendría la mitad de los píxeles apagados, por lo que estaría viendo el equivalente a una resolución 4K o inferior.

La nueva generación de televisores OLED 8K Ultra HD de LG ofrecen un porcentaje de modulación del contraste del 91.8%, mientras que los televisores LED NanoCell alcanzan una tasa del 88% manteniendo todos los píxeles encendidos. Es decir, ambos superan con creces el CM fijado por el estándar internacional de la CTA.

Sin puertos HDMI 2.1 no es 8K certificado

El estándar para obtener la certificación 8K Ultra HD que identifica a aquellos televisores que sí ofrecen una resolución 8K real también recoge las especificaciones que deben cumplir los conectores del televisor.

Regulando la calidad de los conectores se garantiza que los usuarios puedan disfrutar de contenido 8K nativo desde dispositivos y fuentes externas.

LG será pionero en ofrecer 8K real en sus TV OLED y Nanocell certificados con el nuevo estándar

Para que un televisor pueda ser considerado como 8K real deberá equipar, al menos, un conector HDMI 2.1 compatible con las tecnologías de baja latencia automática (ALLM), tasa de refresco variable (VRR), y canal de retorno de audio mejorado (eARC), así como ser capaz de transmitir vídeo en 8K a una tasa de 60 fps.

Solo esta versión de HDMI es capaz de garantizar todas estas versiones por lo que, aunque el televisor anuncie a bombo y platillo ofrecer una resolución 8K, no se ajustará a la certificación 8K UHD oficial si no cuenta con ningún conector HDMI 2.1.

Escucha"Episodio #1: Televisores enrollables - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

En este sentido, LG se ha adelantado a los requerimientos del estándar, y ya ofrece conectores HDMI 2.1 en sus televisores OLED y LED NanoCell de 2019.

Para ser 8K Real, el HDR debe ser solvente

La representación del HDR ha sido otro foco de polémica en la implantación del 4K ya que algunos fabricantes anunciaban como HDR pantallas que no podían ofrecer el brillo necesario para cubrir espacios de color ampliado como el DCI-P3 o el BT.2020.

LG será pionero en ofrecer 8K real en sus TV OLED y Nanocell certificados con el nuevo estándar

De nuevo la CTA ha acotado estas especificaciones y los televisores que pretendan ofrecer un 8K real deberán cumplir con una serie de valores mínimos de brillo y precisión en su colorimetría.

En lo referente al brillo, los televisores 8K deben ser capaces de ofrecer un mínimo de 600 nits al representar contenido en HDR y cumplir con una colorimetría según lo especificado por la norma BT.2100 en la que se establece el espacio de color BT.2020.

Los principales televisores de LG de 2019 ya ofrecen el soporte más amplio de HDR del mercado, siendo compatibles con los estándares HDR más populares. Entre ellos se cuenta el formato Dolby Vision, uno de los más exigentes, que requiere picos de brillo de hasta 1.000 nits.

Por lo tanto, los televisores de LG ya estarían cumpliendo de forma holgada con este requisito de la certificación 8K oficial en lo que respecta a la representación del contenido en HDR.

Más:

Branded