Pasar al contenido principal

El liderazgo de Theresa May, en crisis tras ser humillada por los líderes de la UE

Theresa May's leadership is in crisis after being humiliated by EU leaders
Sean Gallup/Getty Images
  • Theresa May ha sido humillada por los líderes de la UE, que rechazaron por unanimidad sus planes para el Brexit.
  • El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se burló de ella en las redes sociales.
  • Los diputados conservadores están ahora frente a May, forzándola a abandonar su plan Chequers.
  • La disputa se produce antes del ─ya de por sí difícil para la primera ministra─ congreso del Partido Conservador.

LONDRES ─ Theresa May está atravesando una grave crisis como líder después de que los altos cargos de la UE echasen abajo su plan Chequers, que la primera ministra ha pasado todo el verano vendiendo como la única opción posible para el Brexit.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, apuntó el jueves que la idea de May de que el Reino Unido pueda permanecer en el mercado único de bienes después del Brexit "no funcionará", y que había sido rechazada por los líderes de los 27 estados miembros de la UE.

Más tarde, Tusk también se burló abiertamente de ella en Instagram con un mensaje irónico que hacía referencia a la oposición de la UE a la idea de May de quedarse con algunos aspectos del mercado único europeo (los que le interesan).

El presidente francés, Emmanuel Macron, lo apoyó, rechazando el proyecto del Brexit porque lo impulsan "mentirosos".

Fue un día humillante para May, que había viajado a Salzburgo, Austria, con la confianza de que recibiría un buen feedback a su plan Chequers, después de que algunos medios sugirieran que Bruselas iba suavizar su postura sobre el Brexit.

Sin embargo, la respuesta que May recibió de sus homólogos europeos fue aún más dura de lo que incluso los más pesimistas esperaban, como se refleja en las portadas de este jueves:

 

Y no es sólo la prensa británica la que tiene todos sus ojos puestos en May.

Asimismo, los diputados que estaban a favor del Brexit se están uniendo contra la primera ministra y su plan para la salida de la UE.

Los ministros conservadores Sajid Javid, Andrea Leadsom, Penny Mordaunt y Esther McVey quieren que May se olvide del plan Chequers y que se concentre en un acuerdo de libre comercio al estilo canadiense, mientras que el exministro Philip Lee ha pedido que se prolongue el proceso de negociación del Artículo 50

La conservadora Anna Soubry, por su parte, ha comparado el plan del Brexit de May con un loro muerto, mientras que Iain Duncan Smith, un destacado diputado proBrexit, ha opinado que Chequers "claramente no va a volar".

Mientras tanto, Sir Keir Starmer, portavoz del Brexti del Partido Laborista, ha instado a May a deshacerse de sus "imprudentes líneas rojas".

Entonces, ¿cuándo ha salido todo mal?

No es de extrañar que la UE rechazara el plan Chequers de May.

Michel Barnier, el negociador jefe del bloque Brexit, ha dicho en numerosas ocasiones este verano que sus propuestas principales ─que Reino Unido permanezca en el mercado único de bienes y que recaude aranceles de la UE en nombre de Bruselas─ nunca iban a ser aceptadas.

Ya en junio, una fuente de alto nivel de la UE señaló a Business Insider que las ideas de May no prosperarían.

Pero el 10 de Downing Street esperaba una respuesta más medida, que no aceptasen todo pero que buscasen el modo de encontrar algún tipo de acuerdo, y no estaban preparados para un golpe tan contundente. 

Desde luego, no esperaban que Macron describiera a los políticos que apoyan el Brexit como "mentirosos" en una rueda de prensa.

Claramente, los asesores de May ─de quienes depende en gran medida para su orientación─ habían malinterpretado el estado de ánimo general.

Además, según múltiples informaciones, May realmente no ayudó a su causa cuando se sentó a cenar con los líderes europeos.

Aparentemente, la primera ministra decidió leer en voz alta un artículo de opinión que escribió esta semana para el periódico alemán Die Welt, en el que calificaba de inaceptables y poco creíbles las propuestas para el Brexit de la UE. Y no salió bien.

"Empezó a leer el artículo", contaba un diplomático a The Times. "Un artículo que todos ya habían leído. Esa no es la manera de dirigir a un grupo cansado de líderes que están un poco hartos los unos de los otros".

La primera ministra también optó por rechazar de plano las propuestas de la UE sobre cómo tratar el espinoso asunto de la frontera irlandesa, que tampoco se ha resuelto bien con los líderes en torno a la mesa.

Según las mismas informaciones, tampoco ayudó una historia publicada por Business Insider el jueves que revelaba que Liam Fox, su secretario de comercio, estaba conspirando para utilizar los poderes del Gobierno para acabar con los estándares alimentarios de la UE, buscando asentar el terreno para un posible acuerdo comercial con Estados Unidos.

Macron y otros líderes europeos sacaron el tema del artículo durante la cena, según The Times y otras informaciones.

Te puede interesar

Lo más popular