Los líderes de la Unión Europea fracasan en la negociación de los primeros presupuestos colectivos tras el Brexit

Nombre :El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, la canciller federal alemana, Angela Merkel, y el presidente de la República de Francia, Emmanuel Macron.

REUTERS/Charles Platiau

  • Los líderes de la Unión Europea (UE) no han tenido tiempo de cerrar la negociación de los primeros presupuestos colectivos después del Brexit.
  • Las posiciones irreconciliables entre el 'club de los frugales' y los países 'amigos de la cohesión', de los que España es portavoz, hacen encallar la cumbre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Fracaso en la cumbre extraordinaria sobre el presupuesto comunitario europeo para el 2021-2027.

28 horas de reunión no han sido suficientes para los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE), incapaces de acercar posiciones y de cerrar un acuerdo sobre cómo afrontar su primer marco plurianual tras el Brexit. A un lado, el 'club de los frugales' (Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia), defensores de las cuentas más austeras de la historia y de los recortes a agricultura y cohesión. Al otro, los 15 'amigos de la cohesión', que apuestan por unos presupuestos más ambiciosos.

Leer más: La UE afronta dividida en 3 bloques la negociación de su próximo presupuesto: amigos de la cohesión, austeros e indecisos

Este último colectivo, del que España y Pedro Sánchez son portavoces, representa a los países que más se han beneficiado del fondo de cohesión europeo 2007-2013 en comparación con los 'frugales', que han exigido una compensación económica por aportar más recursos de los recibidos. Las posiciones han sido irreconciliables.

Tampoco ha servido de nada el intento de la Comisión Europea por superar el impasse mediante su documento técnico guía. El informe del presidente de la UE, Charles Michel, no creaba ningún horizonte nuevo de negociación sino una ristra de pequeños ajustes insuficientes a ojos de todos los equipos negociadores. Partía de la base del 1,069% de la Renta Nacional Bruta en compromisos, que es el dinero que puede comprometer la UE en un período (1,049% en pagos); cifras algo por debajo del 1,074% propuesto inicialmente (1,06% en pagos) y todavía muy lejos del 1,114% de la Comisión y el 1,3% del Parlamento Europeo.

Leer más: ¿Debe ser el inglés el idioma oficial de la UE tras el Brexit?

Para poder compensar la bajada de presupuesto —y sacar más dinero—, Bruselas ha propuesto recortar el margen de imprevistos y usar ese desfase en aumentar ligeramente (+4.800 millones) los fondos de cohesión, que son las ayudas de la UE para construir infraestructuras o mejorar los servicios sociales. Harían lo propio con los pagos directos a la agricultura (+2.000 millones) y el desarrollo rural (+2.400 millones), además de mejorar la compensación con los países ricos. Insuficiente.

Si algo ha dejado entrever la mesa negociadora es el choque entre dos visiones completamente distintas sobre cómo afrontar las cuentas europeas, tanto por las críticas a la intransigencia (de los 'amigos' a los 'frugales') como por las de falta de solidaridad con los que menos recursos reciben (de los 'frugales' a los 'amigos').

LEER TAMBIÉN: Las 7 mayores multas impuestas por la Unión Europea para luchar contra monopolios

LEER TAMBIÉN: Así vive y gasta su dinero José Luis Ábalos: de vender 'souvenirs' en la Plaza de Toros de Valencia a ministro de Transportes

LEER TAMBIÉN: 15 proyectos de la Unión Europea que demuestran cómo la Inteligencia Artificial puede mejorar tu vida

VER AHORA: Tomás Villén, director general de Porsche Ibérica: “En 2021, más de la mitad de nuestras ventas serán coches eléctricos; hemos conseguido poner alma a la electrificación”