Lidl y Aldi van a empezar a vender test rápidos de coronavirus en Alemania: estas pruebas pueden hacerse en casa y no necesitan personal sanitario

Test rápido de coronavirus
Reuters
  • Las vacunas no son la única herramienta para combatir el coronavirus: mientras la inmunización avanza es necesario contar con otros métodos, por ejemplo los test rápidos que se pueden hacer en casa.
  • En Alemania las cadenas Lidl y Aldi ya tienen permiso para comercializar estas pruebas diagnósticas, además las farmacias también podrán venderlas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La tercera ola de la pandemia de coronavirus se está empezando a controlar en España, aunque algunos expertos ya advierten sobre la llegada de una inminente explosión de nuevos contagios.

Además, los científicos y epidemiólogos coinciden en que esta cuarta ola, que podría llegar en marzo, será mucho más agresiva y mortal que la última oleada que se ha sufrido este invierno, ya que todavía no hay suficientes personas vulnerables inmunizadas.

Aunque el objetivo es llegar al verano con el 70% de la población vacunada, lo cierto es que la meta parece cada vez más lejos, sobre todo por la escasez en el suministro de estos remedios. Debido a ello, se hace necesario aplicar otras estrategias que permitan controlar la pandemia hasta que se alcance esta cifra.

Una de ellas es el diagnóstico masivo de personas contagiadas. De este modo, aquellos que tienen el virus pueden encerrarse en casa y no transmitirlo. El problema es que los test actuales pueden resultar lentos y requieren acudir a un centro médico para que se haga la prueba.

Para evitar esta problemática, en Alemania se han aprobado algunos modelos de test rápidos para hacer en casa. Una de las principales ventajas es que estas pruebas las puede realizar el propio usuario: no es necesario la presencia de personal sanitario.

Una variante del coronavirus identificada en California es más infecciosa, más mortal y los casos se duplican cada 18 días, según sugiere un estudio

Los test caseros de coronavirus van a ser comercializados en los establecimientos de Lidl y Aldi, además de en las farmacias y otros comercios, tal y como ha confirmado el ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, a la cadena de televisión pública ZDF.

El funcionamiento de la prueba es sencillo: la persona que quiera hacerse el test debe introducirse un hisopo de algodón en la parte inferior de la nariz, es decir, mucho más cómodo que las pruebas actuales, en las que el hisopo debe llegar hasta la parte superior y más profunda.

La muestra se debe depositar en una herramienta de evaluación muy parecida a los test de embarazo. El resultado tarda entre 10 y 15 minutos. La precisión del diagnóstico es del 80%. 

Estos productos ya tienen la aprobación del Instituto Alemán de Medicamentos y Productos Sanitarios (BfArM), aunque no saldrán a la venta hasta el miércoles 3 de marzo.  Todavía se desconoce el precio, pero según Reuters el kit completo podría costar 18 euros.

LEER TAMBIÉN: Una enorme base de datos en Google ayudará a rastrear las variantes de coronavirus

LEER TAMBIÉN: La campaña de vacunación en Escocia sugiere que retrasar la segunda inyección de COVID-19 es un error

LEER TAMBIÉN: Galicia aprueba una ley que prevé multas de hasta 60.000 euros por no vacunarse

VER AHORA: Clubhouse desata la guerra de los audios: todas las claves de la exclusiva aplicación que te permite conversar con famosos y expertos