Life Length, la compañía que conoce tu edad biológica real gracias a los telómeros: "Ahora hay mucha esperanza de vida, pero a partir de una edad se vive sin salud"

Una mujer ayuda a una persona mayor a salir del coche
Getty Images
  • Life Length es una startup especializada en la lectura de la longitud de los telómeros para saber tu edad biológica y diagnosticar enfermedad. 
  • Nació como una spin-off gracias a los avances en ciencia telomérica realizados por María Blasco, actual directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). 
  • Los telómeros se consideran uno de los biomarcadores más importantes del envejecimiento. 
  • “Nadie quiere envejecer”, asegura Steve Matlin, CEO de Life Length, que, aunque rechaza la posibilidad (por lo menos a corto plazo) de vivir 200 años, asegura que “es factible llegar a los 70 años tan sano como a los 30”.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

María Blasco, actual directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), es una de las científicas más reconocidas en la ciencia del antienvejecimiento por su área de especialización en los telómeros. 

Steve Matlin, CEO de Life Length.Steve Matlin, CEO de Life Length.
Steve Matlin, CEO de Life Length.
Life Length.

Los telómeros son los extremos de los cromosomas y su longitud se ha considerado uno de los biomarcadores más importantes del envejecimiento y de las enfermedades asociadas a él. 

Con el apoyo de la Fundación Botín, los avances que Blasco había realizado en el CNIO acabaron siendo la base de la spin-off  Life Length, una startup que nació en 2010 como la primera biotecnológica capaz de medir los telómeros con Steve Matlin al frente. 

“Tenemos una licencia para nuestra prueba de análisis telomérico que nos permite trabajar en más de 65 países”, señala Matlin, en una entrevista con Business Insider España. 

De hecho, Life Length, que tiene sus laboratorios ubicados en el Parque Científico de Madrid, es el único laboratorio acreditado en Estados Unidos, asegura el CEO de la startup de longevidad, una industria que cada vez atrae más interés. 

Se calcula que el mercado global antienvejecimiento superará los 271.000 millones de dólares para 2024. De hecho, en 2018 los inversores invirtieron más de 850 millones de dólares en startups de envejecimiento y longevidad, según CB Insights.

“Nadie quiere envejecer”, asegura Matlin. El CEO rechaza la posibilidad (por lo menos a corto plazo) de vivir 200 años, pero asegura que “es factible llegar a los 70 años tan sano como a los 30”. 

“Ahora hay mucha esperanza de vida, pero a partir de una edad se vive sin salud”, reflexiona Matlin, que asegura que la gente no tiene tanto miedo a la muerte como a sufrir o a perder autonomía al final de la vida. 

“Nuestra compañía quiere contribuir a mantener la calidad de vida, no solo la esperanza”, asegura el CEO. 

Leer más: Senolytic, la startup española que busca la receta de la eterna juventud para que vivas a los 80 años como si tuvieras 30

La medicina personalizada por la que pocos quieren pagar (todavía) 

Con esa filosofía en mente, el primer producto que desarolló Life Length fue un test de telómeros y de edad biológica que, mediante el análisis de la longitud de tus telómetros puede establecer tus años biológicos reales. 

Los resultados tienen importantes aplicaciones en el campo de la medicina personalizada y la medicina preventiva, ya que se conoce que el estilo de vida puede influir en la longitud de los telómeros.  

Sin embargo, Matlin reconoce que las ventas, que no están cubiertas por ninguna aseguradora, son limitadas porque cuesta hacer entender la importancia de prevenir. “Tenemos una visión de la medicina como algo que cura y ahora mismo carecemos de un medicamento que permita regular nuestro envejecimiento”, señala. 

Sin embargo, insiste el CEO, cuando llega la enfermedad, “lamentamos no haber tenido más información antes con la que podríamos haber prevenido”. 

Matlin no pierde la esperanza en que en algún momento alguna de las grandes empresas con las que tienen colaboraciones incluyan el análisis entre sus servicios, pero, de momento, su test es opcional y está dirigido a particulares. Por ahora, solo encuentran su nicho en consumidores “muy concienciados con el cuidado de su salud”. 

Unido a eso, el CEO señala que emprender en España, “especialmente en el ámbito de la tecnología”, es muy complicado. “Los tiempos son más largos y conseguir financiación es muy difícil”. 

Leer más:  Estos son los principales fondos que invierten en biotech y ciencias de la vida en España, su portfolio y su estrategia

La prueba de diagnóstico del cáncer de próstata que podría ser la mina de oro de Life Length

La situación obligó a Life Length a buscar “aplicaciones clínicas y comerciales más claras”, recuerda Matlin. 

La ciencia telomérica tiene un gran potencial en la oncología y la compañía inició ensayos clínicos observacionales para el cáncer de próstata, un tipo que afecta a entre el 15% o 20% de los hombres del mundo y para el que no existe una prueba de diagnóstico no invasiva que permita un diagnóstico precoz. 

Las pruebas que terminan diagnosticando el cáncer son las biopsias, que pueden tener luego consecuencias a largo plazo, señala el CEO de Life Length. El mayor problema es que gran parte de estas biopsias resultan ser innecesarias:  aproximadamente el 75% de todos los resultados positivos de PSA (el análisis previo) terminan con biopsias negativas que no encuentran signos de cáncer.

Matlin recuerda que cada biopsia tiene un coste de unos 2.000 euros y señala que el problema radica en que la prueba que precede a la biopsia no es efectiva en el diagnóstico. 

Ahora mismo Life Length se encuentra en la fase final de ensayos de una prueba que permite reducir las biopsias en un tercio y no deja escapar casos de cáncer, asegura el CEO. Los resultados de los estudios han sido publicados a principios de este año en la revista Nature y la compañía está negociando la aprobación con las agencias reguladoras con la intención de comercializar en 2021. 

La fase 2 fue subvencionada con 3,1 millones de euros de los fondos Horizonte 2020 de la Unión Europa. 

Sin una etiqueta final puesta, Matlin estima que el precio de la prueba rondará los 200 euros, lo que supondrá una inmensa reducción de costes frente a los 2.000 que cuesta una biopsia. 

“Calculamos que el mercado potencial del cáncer de próstata será de unos 1.000 millones de euros al año”, estima el CEO, que reconoce que Life Length quiere un pequeño porcentaje de esa tarta. 

Además de esos sectores, Life Length también tiene investigación desarrollada en la línea de la fertilidad masculina y otra de sus líneas de negocio incluye la colaboración grandes farmacéuticas que utilizan sus pruebas para validar y comprobar la eficacia de sus medicamentos. 

Leer más: Laura Soucek, la investigadora que se lanzó a emprender para acabar con el cáncer: "Hay muchos tratamientos que aspiran a cronificar el cáncer, pero yo quiero erradicarlo"

La pandemia paralizó los ensayos de la compañía, pero encontraron una nueva línea de negocio 

La pandemia de coronavirus paralizó los ensayos clínicos que Life Length tenía en marcha, retrasando la llegada al mercado (prevista para finales de este año) del test de cáncer de próstata. 

Sin embargo, la crisis sanitaria también ha supuesto una inesperada línea de negocio para la compañía. “Por supuesto queremos contribuir en la medida de lo que podamos a paliar la crisis”, asegura Matlin, que también reconoce que el coronavirus ha ofrecido una nueva forma “de sacar adelante la empresa”. 

Así, los laboratorios de Life Length realizan pruebas de COVID-19, que el CEO aseguran que tienen en el mismo día. “Estamos realizando cientos de PCR diarias”, señala. 

La compañía también realiza las pruebas de serología mediante los test ELISA, así como test rápidos para la detección de anticuerpos. 

De cara al futuro, Matlin reconoce el potencial de la ciencia basada en telómeros para aplicar varios sectores. Ya tienen algunos proyectos pensados en oncología, como el diagnóstico del cáncer de pulmón a través de un análisis de sangre o la predicción de lo agresiva que será una leucemia crónica para ayudar a determinar el tratamiento. 

Pensando en lo que podría ser su primer producto estrella en el mercado con diagnóstico del cáncer de próstata, está claro que Matlin no cierra la puerta a ninguna posibilidad.

El primer mercado evidente sería España, ya que varios hospitales del país han participado en los ensayos clínicos, pero de cara a una posible expansión, el CEO de Life Length asegura que hay conversaciones abiertas tanto para alianzas, licencias o incluso una posible compra de toda la empresa. 

LEER TAMBIÉN: "Tenemos capacidad para dar resultados de las PCR en menos de 4 horas": Arquimea, la empresa detrás de la mayor alianza de laboratorios de toda España, reclama más colaboración a las Administraciones Públicas

LEER TAMBIÉN: Este joven de 25 años ha creado Aimentia, una clínica virtual que utiliza inteligencia artificial para proteger la salud mental de los españoles

LEER TAMBIÉN: De Silicon Valley a Barcelona: por qué Marta-Gaia Zanchi decidió dejar Stanford para lanzar un fondo de inversión en startups de salud en España

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Ciencia
  2. Salud
  3. Startups
  4. Medicina
  5. España
  6. Inversión