La Liga y CVC van a crear su propia plataforma streaming con compra de partidos a la carta

Messi marchándose del campo
Reuters
  • El acuerdo entre La Liga y el fondo de inversión CVC no sólo trae una importante inyección de capital para la competición, sino que puede provocar importantes novedades en los derechos televisivos.
  • El plan de La Liga y del fondo de inversión es poner en marcha una plataforma de streaming para emitir los partidos y que permita a los aficionados contratar únicamente los encuentros de su equipo, en lugar de comprar toda la competición, como se hace ahora.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El acuerdo entre La Liga y el fondo de inversión CVC supone una inyección de 2.700 millones de euros para la competición. Además, esta operación permite que CVC posea el 10% de los negocios, filiales y joint ventures del organismo que preside Javier Tebas.

La principal competición futbolística española necesita diversificar su negocio y encontrar nuevas fuentes de ingresos para hacer frente a la crisis de la pandemia de coronavirus, que ha creado un importante agujero en las finanzas de las grandes ligas europeas.

Así lo señala el informe The European Champions Report elaborado por la audotira KPMG. Este informe advierte que los grandes clubs han visto recortados sus ingresos en 5.000 millones de euros, de ahí que el acuerdo con CVC sea un balón de oxígeno para la maltrecha economía de muchos equipos españoles.

Además, la entrada del fondo de inversión en La Liga trae otras novedades que pueden cambiar el panorama futbolístico en los próximos años, especialmente en lo que se refiere a la emisión de los partidos a través de la televisión.

Según adelanta El Confidencial, La Liga y CVC tienen la intención de crear su propia plataforma streaming para emitir los encuentros de primera y segunda división. El objetivo es poner en marcha un servicio más atractivo para los espectadores y así obtener más ingresos en derechos televisivos.

Uno de los puntos fuertes de esta plataforma sería la posibilidad de que los aficionados pudiesen contratar sólo los partidos de su equipo. Así, pagando un precio más barato que el actual, un espectador no tendría que abonarse a toda la competición y tendría acceso únicamente a los encuentros de su club.

Hay que tener en cuenta que el usuario que hoy quiere ver los partidos de La Liga en casa está obligado a pagar los paquetes que ofrecen Movistar y Orange. En el caso de Movistar, es necesario desembolsar 130 euros para este servicio, teniendo que contratar además telefonía e internet.

CVC y La Liga creen que, con su propia plataforma streaming, los precios serían mucho más baratos y sería posible atraer a nuevos aficionados que en este momento no se pueden permitir las tarifas de las grandes plataformas.

La Liga quiere poner en marcha esta idea después de haber tenido acceso a las encuestas que han realizado varios asesores de mercado entre los clientes de MásMóvil, Vodafone y Euskaltel, operadores que actualmente no ofrecen el fútbol. Según estos datos, el 35% de usuarios de Vodafone estaría dispuesto a pagar por el fútbol si fuese más económico, mientras que el 50% se lo pensaría.

El organismo que preside Tebas también ha contado con la consultora KPMG para llevar a cabo la auditoría a los clubs que formarán parte del acuerdo, así como el análisis del negocio y sus aspectos contables, recibiendo el visto bueno para poner en marcha este plan.

Por último, hay que tener en cuenta que La Liga debe subastar los derechos de la próxima temporada en octubre, por lo que esta plataforma empezaría a funcionar, como pronto, durante la temporada 2023/2024.

Otros artículos interesantes:

Así vive y gasta su fortuna Leo Messi: el segundo deportista mejor pagado del mundo se marcha del F.C Barcelona

Así vive y gasta su fortuna Florentino Pérez, mucho más que presidente del Real Madrid: roza los 2.000 millones pero confiesa no saber disfrutar del dinero

3 lecciones que el sector del e-commerce debe aprender de la guerra de las plataformas de streaming

Te recomendamos

Y además