Esta startup española te propone descubrir ciudades viviendo como un local y aumenta un 50% las ganancias de los anfitriones con respecto a otras plataformas líderes en el sector

El equipo de Liiffe con Esperanza Molina, CEO de la startup, en el centro.
El equipo de Liiffe con Esperanza Molina, CEO de la startup, en el centro.

Liiffe

  • Liiffe es el primer marketplace de intercambio de vidas que pone el foco en la experiencia por encima del destino. 
  • La plataforma permite a los usuarios pasar su estancia desde la perspectiva del anfitrión para poder experimentar la vida de los locales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En un viaje a Los Ángeles, un grupo de amigos había apuntado a qué sitios podían salir de fiesta basándose en blogs e información que, desafortunadamente, no estaba actualizada. 

Gracias a que uno tenía un conocido allí pudieron enterarse de por dónde salía la gente local por la noche. De no ser por esa persona hubiera sido misión imposible dar con el sitio y se habrían llevado un gran chasco.

El grupo se dio cuenta de que si no es de la mano de un local no aciertas, y de que todo viajero busca evitar caer en las típicas 'turistadas'

Así nació Liiffe, el primer marketplace de intercambio de vidas que pone el foco en ofrecer experiencias que superan al destino.

"Tras analizar el mercado, vimos que la tendencia de los viajeros es buscar experiencias, no solo visitar monumentos, como el que va a Vietnam y quiere recoger arroz en los arrozales", explica Esperanza Molina, CEO de Liiffe, en una entrevista para Business Insider España

Junto a María Ezquerra y Luis Miguel Rodríguez acabaron creando un producto que aprovecha el conocimiento de los anfitriones para, a través de sus planes, vivir como si fueran autóctonos. 

En la plataforma son estos quienes definen el tipo de experiencia que va a encontrar el huésped si pasa un fin de semana en su propiedad: se trata de vivir la vida de esa persona durante la estancia.

La experiencia tiene una descripción breve, sin entrar en detalles del plan, para mantener la sorpresa y descubrirlo una vez llegue a la vivienda, explica Molina.

Startup Liiffe

Liiffe

Su filosofía va mucho más allá de encontrar alojamiento: se trata de vivir como lo hace el anfitrión y experimentar por completo cada lugar de una forma real, no como un mero turista, comenta.

El usuario puede escoger entre 3 tipos de experiencias: Urban, Natura y LiiffeStyle, con propuestas como vivir como un golfista en la Costa del Sol, como un ambientólogo en Sevilla o como un cantante bohemio de Jazz en Madrid.

Cuando el usuario llegue a su destino podrá escanear un código QR creado por el anfitrión, al que no es necesario que conozca en persona.

Si, por ejemplo, elige la primera experiencia, sabrá dónde suele ir a desayunar, qué le gusta pedirse, qué restaurante ir para ver el atardecer en la playa, o incluso quedar con los amigos que suelen acompañarle al club de golf, explica Molina. 

Por otro lado, la app permite a los anfitriones obtener entre un 30% y un 50% más de beneficios con sus alojamientos que en otras grandes plataformas al ser un servicio más personal, afirma la empresaria.

"Los anfitriones verán revalorizado el valor de su vivienda sin importar su ubicación, sino la oportunidad que ofrece a los usuarios para experimentar otra vida durante su estancia", señala.

En fase de lanzamiento y con planes de internacionalización

El equipo lanzó la aplicación en pleno agosto, cuando había pocos hogares disponibles, por lo que ha sido este último septiembre cuando han percibido un mayor impulso. 

Ahora, Liiffe está en fase de lanzamiento para ampliar su cartera de anfitriones a los que invita a probar la calculadora de su web para ver cuánto podrían ganar gracias a la plataforma. 

En estos momentos se encuentran en conversaciones con la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (FEVITUR) con la que conseguirán "cientos de golpe", asegura Molina. 

De momento, su mercado se localiza en España, aunque pronto lanzarán en otras 4 ciudades europeas: París, Roma, Londres y Amsterdam.

"Todo momento es bueno para invertir en el sector turístico", según Suzanna Chiu, directora de Amadeus Ventures

La startup empezó con un capital propio de 72.000 euros y su siguiente vía de financiación será o bien cerrar una ronda para la que ya tienen el 30% o bien un préstamo de ENISA para volver a abrir la ronda de cara a mediados de 2022, explica Molina.

Gracias a que la gente está "desatada" y con unas "ganas de viajar locas", la empresa estima una facturación a un año vista de unos 600.000 euros.

Otros artículos interesantes:

Troop, la startup creada en España que usa 'big data' para planificar reuniones y eventos corporativos, capta 6,8 millones en una ronda respaldada por el cofundador de Trivago y un exdirectivo de Uber

La oferta gastronómica y cultural han llevado a esta ciudad española al ranking de los mejores lugares del mundo

Más peregrinos que camas: así cambió la pandemia la manera de hacer el Camino de Santiago, según sus protagonistas

Te recomendamos

Y además