Lime, la startup de patinetes respaldada por Uber, negocia para conseguir nueva financiación tras el fiasco de su SPAC

Lime BI

Reuters

  • Lime ha entrado en conversaciones para financiarse con la emisión de 200 millones de dólares en bonos convertibles, de acuerdo a una fuente, según recoge Business Insider Estados Unidos.
  • La empresa podría conseguir una nueva inversión de Uber y obtener una valoración de 2.000 millones de dólares
  • Lime había mantenido negociaciones para salir a bolsa a través de una SPAC, pero las conversaciones se han pausado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La startup de patinetes y bicis eléctricas, Lime, está negociando tanto con nuevos, como con actuales inversores de la compañía para cerrar una nueva ronda de financiación. La financiación puede convertirse en un salvavidas de emergencia después de que la empresa de transporte afrontara una experiencia "cercana a la muerte" durante la pandemia.

Los ingresos de Lime cayeron un 95% durante la pandemia, obligando a la empresa a realizar numerosos despidos.

Business Insider informó el pasado febrero de las conversaciones mantenidas entre Lime y el banco de inversión Evercore para explorar un posible acuerdo a través de una SPAC. Las SPAC son unas "compañías de cheque en blanco" creadas específicamente para permitir que otras empresas salgan a bolsa. Las negociaciones entre Lime y Evercore, no obstante, han fracasado.

"La parte más difícil es conseguir levantar la financiación privada, no montar la SPAC", aclara una de las fuentes consultadas que han solicitado mantener su anonimato.

Una alternativa no del todo deseable

Como resultado del fracaso de los planes que giraban en torno a la SPAC, Lime muy probablemente retrasará su salida a bolsa hasta 2022 y, mientras tanto, busca nueva vía de financiación.

La compañía de patinetes eléctricos busca ahora emitir 200 millones de dólares (unos 168 millones de euros), en bonos de deuda convertibles, asegura una fuente próxima a la situación.

La misma fuente ha indicado que el actual inversor de la empresa, Uber, estaría involucrado en cualquier acción de recaudación de dinero, que proporcionaría a Lime una valoración de cerca de 2.000 millones de dólares.

La empresa busca conseguir esa financiación directamente tanto de nuevos inversores como de los actuales, una vez las conversaciones en torno a la SPAC se han aparcado.

Las negociaciones sobre un nuevo de financiación a través de los bonos convertibles, no obstante, continúan en marcha y tanto la cantidad como el plazo para cerrarla todavía pueden cambiar.

Representantes tanto de Uber como de Lime han rechazado hacer un comentario al respecto.

Para una empresa del tamaño y la edad de Lime, emitir un bono convertible es una señal de complicaciones. Un ejemplo de este hecho se pudo ver cuando Juul Labs, la empresa de cigarrillos electrónicos, consiguió 700 millones de dólares con la emisión de deuda convertible en febrero de 2020.

Esta emisión de deuda, sin embargo, llegó después de que los inversores diezmaran la valoración de la compañía, de acuerdo al reportaje publicado por el Wall Street Journal.

Estas son las empresas de patinetes compartidos que hoy por hoy están en España

En su pico de crecimiento de abril de 2019, Lime obtuvo una valoración de 2.400 millones de dólares, pero el efecto de la pandemia ha pasado factura. El CEO de la empresa, Wayne Ting, detallaba a Business Insider en octubre que los ingresos de su marca cayeron un 95% durante la primavera de 2020.

Este derrumbe provocó una reducción del 80% en la valoración de la empresa en el acuerdo que Lime cerró con Uber en mayo de 2020 para recibir 170 millones de dólares en financiación.

El acuerdo firmado entonces, estructurado como un préstamo convertible, redujo la valoración de Lime a tan solo 510 millones de dólares, de acuerdo a la información publicada por The Information.

Además, Uber se guardó la opción de comprar Lime al completo por un precio fijo en un plazo entre 2022 y 2024.

Lime ha conseguido levantar un capital de riesgo de inversores mayor a su valoración actual. Desde su creación hace 4 años, la compañía ha recibido unos 935 millones de dólares en capital riesgo, liderados por el brazo inversor de Google, Google GV, además de Bain Capital y Andreessen Horowitz.

Una caída generalizada

El mayor competidor de Lime en Estados Unidos, Bird, también ha sufrido para hacer frente a la caída de ingresos durante la pandemia. Bird está consumiendo a gran velocidad los 1.100 millones de dólares que lleva recaudados desde 2017.

Ha registrado unas pérdidas sobre la base de un EBITDA ajustado de 226 millones de dólares en 2019, y de 183 millones de dólares en 2020, según la propia empresa.

Al contrario que Lime, sin embargo, Bird sí ha sido capaz de poner en marcha un acuerdo a través de una SPAC que le permita salir a bolsa en los próximos meses, con una valoración de 2.300 millones de dólares.

Pese al éxito en esta operación, la valoración obtenida por Bird se sitúa muy por debajo de los 2.850 millones de dólares que obtuvo a principios de 2020.

Las compañías de patinetes y bicis eléctricas obtuvieran valoraciones enormes durante sus primeros pasos en 2017 y 2018, en parte gracias al éxito temprano de otras startups como Uber.

La caída en el turismo y en los desplazamientos por trabajo durante la pandemia, no obstante, han puesto obstáculos a su crecimiento.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Esto es lo que el CEO de Uber ha dicho a su equipo después de pasar un fin de semana trabajando como ‘rider’ de Uber Eats

El CEO de Aurora, la startup respaldada por Amazon, explica por qué va a comprar la división de coches autónomos de Uber pese a su pésima reputación