Pasar al contenido principal

Todas las claves del nuevo límite de velocidad de 90 km/h en carretera convencional: qué debes saber

El estudio que recomienda reducir el límite de velocidad entre 10 y 20 km/h en 6.800 km de carreteras
Getty Images.
  • El último Consejo de Ministros del año ha aprobado la bajada del límite de velocidad a 90 km/h en carreteras convencionales.
  • Tráfico espera reducir hasta en un 10% los accidentes mortales en las vías secundarias, que registran casi 8 de cada 10 víctimas por accidente en vías interurbanas.
  • Francia, Portugal, Italia, Bélgica o Croacia han tomado medidas similares en los últimos meses.

A partir del 2 de enero, en carretera convencional, la velocidad máxima será de 90 km/h en toda la red. Este era uno de los cambios que la DGT anunciaba para 2019 y la medida se ha aprobado en el último Consejo de Ministros de 2018. Ya era esta la limitación genérica, pero allí donde había una arcén de más de 1,5 metros, se permitía circular a 100 km/h. Así, este cambio afecta a unos 7.000 km de vías convencionales de la Red de Carreteras del Estado. 

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, no ha mencionado este punto en su comparecencia ante los medios tras el último Consejos de Ministros del año. En su lugar ha hecho balance del año y ha repasado otras de las medidas aprobadas, como la subida de las pensiones o el aumento de la base mínima de cotización de los autónomos en 2019. En cualquier caso, la medida ha salido igualmente adelante.

Los 90 km/h en carreteras convencionales se aplicarán desde el comienzo de año y son la primera de las medidas con las que Tráfico quiere atajar una siniestralidad que lleva en ligero ascenso en los últimos años. Solamente en las vías que dispongan de una separación física entre los dos sentidos, se podrá seguir circulando a 100 km/h. 

Esta medida de bajar a 90 km/h la velocidad en vías convencionales ya fue avanzada hace algunas semanas y es una de las primeras reformas puntuales que desde el Ministerio del Interior se van a aplicar para reducir la siniestralidad en 2019. Concretamente, Tráfico espera que con la nueva velocidad se consigan reducir hasta en un 10% los accidentes mortales en estas vías secundarias, que registran el 77% de todas las víctimas por accidente en vías interurbanas.  

Leer más: 12 falsos mitos del tráfico desmontados por la DGT

La aprobación en el último Consejo de Ministros de 2018 de la nueva velocidad máxima en carretera también pretende armonizar esta limitación con la del resto de países de Europa. Recientemente, Francia bajó a 80 km/h la velocidad en carreteras convencionales. Portugal, Italia, Bélgica o Croacia son otros países en los que también se ha bajado recientemente la velocidad máxima en vías secundarias. 

Otro de los cambios de la DGT en 2019 que se prevén en las próximas semanas es el endurecimiento de las sanciones por usar teléfono móvil al volante, que pasa de 3 a 6 puntos del carné y mantiene los 200 euros de multa. Igualmente desde el 2 de enero, Tráfico endurecerá las sanciones por exceso de velocidad, ya que se considerará infracción grave circular a 80 km/h en vías limitadas a 30 km/h (500 euros y 6 puntos) y muy grave ir a más de 80 km/h (600 euros y 6 puntos). También pasa de tres a cuatro puntos del permiso la sanción por no usar el cinturón de seguridad o el sistema de retención correspondiente. 

Interior también quiere rebajar el límite de velocidad dentro de las ciudades

La estrategia de Interior, refrendada por el Ministro Grande-Marlaska y por el Director General de Tráfico en varias ocasiones, es llevar cuantas medidas puntuales sean necesarias para reducir la siniestralidad a lo largo de este 2019 a ser aprobadas vía Real Decreto en lugar de acudir a reformas legislativas que necesiten de su aprobación en el Congreso de los Diputados. Entre ellas, se espera también un nuevo límite genérico de velocidad para ciudad: 30 km/h, que se aplicará en la segunda mitad de 2019.

Así, queda abandonado al menos por ahora el proyecto del anterior Gobierno de lleva a cabo una reforma de la Ley de Tráfico. La nueva velocidad máxima en vías convencionales se aplicará desde el 2 de enero, pero quizá tarde algunas semanas en extenderse por los 7.000 km de carreteras afectadas, que es el tiempo que se tardará en sustituir todas las señales verticales y marcas viales. Así, se calcula que la medida será completamente efectiva al cabo de unos 30 días. 

Por otro lado, la bajada de la velocidad afecta también a los conductores de camiones, furgonetas y autobuses, vehículos con los que se podían alcanzar los 90 km/h en estas vías secundarias y con los que ahora no se podrán rebasar los 80 km/h. 
 

Te puede interesar

Lo más popular