Línea Directa abre el camino para disparar las salidas a bolsa en un mercado español dónde ya hay más liquidez: cuáles son las próximas grandes candidatas y qué oportunidades generan

Un hombre en el parqué de la Bolsa de Madrid mirando las pantallas del Ibex 35
REUTERS/Susana Vera
  • Línea Directa ha sido la primera de las grandes salidas a bolsa esperadas para el mercado español este año.
  • OPDEnergy, Factorenergy, Capital Energy, Ecoener y Gransolar, son las otras grandes candidatas para dar el salto al parqué en un entorno que ahora es más favorable.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mercado de salidas a bolsa parece que empieza a calentarse no solo en Estados Unidos, sino también en España.

La OPV de Línea Directa es el último ejemplo de ello. La aseguradora propiedad de Bankinter que ha superado la capitalización de mercado de los 1.400 millones de euros. Una apuesta que puede sentar las bases sobre lo próximo que puede estar por llegar: mayores estrenos bursátiles sobre el parqué español.

Durante el último, sus beneficios crecieron más de un 20% y todavía tiene potencial de crecimiento con las nuevas líneas de negocio de seguros de hogar y de salud, según algunos analistas. 

Por lo pronto, el debut de Línea Directa ya ha copado la atención de los expertos. Sergio Ávila, analista de IG, comenta a Business Insider España que este estreno es un buen movimiento por parte de la entidad bancaria española: “le va a permitir poder diferenciar los negocios, crecer de forma orgánica en el sector de los seguros y generar más valor para los accionistas por separado que de forma conjunta”.

La salida a cotizar de la aseguradora se distinguiría de otras por varios motivos, entre los que merece la pena destacar que no haya sido una OPV al uso, sino un reparto entre los accionistas actuales de Bankinter que verán su valor separado en dos acciones, y que no ha tenido que convencer del precio al que se coloca, simplemente lo ha fijado y punto. 

Según explica a Business Insider España Jorge del Canto, Asesor de Esfera III España Opción Activa FI, Bankinter se deshace de una parte importante de uno de sus mejores negocios y lo hace al precio que le ha parecido bien. “Esto último me lleva a sospechar que se ha cobrado una buena prima”, asegura.

Bankinter ultima la salida a bolsa de Línea Directa para abril con una valoración de 1.400 millones de euros tras la autorización del BCE

“Las consecuencias sobre la cotización de Bankinter, al margen de la corrección en su valor intrínseco derivado de la separación de LDA, es que el peso relativo de la acción sobre el Ibex 35 puede provocar algún ajuste en las carteras de los fondos indexados y provocar alguna reacción en el corto plazo, pero tampoco sería significativo, ya que el peso del banco en el índice es del 1,17% aproximadamente por lo que le haría perder menos de un 0,3% de su peso, analiza del Canto.

Pero a todo esto, habría que sumarle su política de retribución al accionista. “Al no formar parte de una entidad bancaria no tendrá restricciones para incrementar su rentabilidad por dividendo, ya que plantea repartir el 70% de sus beneficios, por lo que es una empresa muy interesante”, resalta a Business Insider España Joaquín Robles, analista de XTB. 

La mayor liquidez y el auge de las renovables genera un mayor apetito para dar el salto a la bolsa en España

Sin embargo, en lo que cabe incidir es en si este estreno sonado tiene la capacidad de generar un efecto contagio a otras compañías que se animen a dar el salto al parqué.

El año 2020 registró un nuevo récord de salidas a bolsa (OPV), logrando recaudar más de 330 billones, siendo Estados Unidos, China y Hong Kong los mercados que más operaciones registraron. “Ello contrasta con España, que en el año 2020 solamente registró una operación, Soltec, con una valoración estimada en su salida entre los 370 a 440 millones de euros”, incide para Business Insider España José Antonio González, analista de Estrategias de Inversión.

El protagonismo de las salidas a bolsa de los últimos meses lo han acaparado las SPAC o sociedades de propósito especial, que en España y otros mercados que comparten una legislación similar no pueden salir a cotizar. El volumen de negocio que han acaparado ese tipo de compañías ha dejado en ridículo al del resto de entidades. 

“Sin embargo, comparados con nosotros mismos, este año se ha recuperado el ritmo de salidas a bolsa que se había secado desde el año 2019”, relata del Canto. 

Entre otras gracias al atractivo que ha generado BME Growth, ya desde su creación como MAB o Mercado Alternativo Bursátil, gracias a que los requisitos favorecen la incorporación de nuevas empresas.

¿Es un buen momento, por tanto, de que las empresas españolas se animen a cotizar en la bolsa española? A juicio de David Galán, director de Bolsa General Asesores y profesor en el EF Business School, sería un escenario proclive para las compañías el hecho de tomar la decisión de ponerse en precio. 

“Ante la enorme liquidez y apetito por el riesgo, existente en el mercado en el momento actual es interesante”, apunta Galán. “Normalmente las OPVs tienen buen desempeño si hay apetito inversor (…) En cuanto al estreno esa es la clave y en cuanto la evolución futura ya depende más del nivel de valoración al que salen”, añade. 

"Como elemento positivo, nos encontramos con el hecho de que el mercado (español) está en máximos del último año y con una volatilidad muy contenida, además de que hay apetito inversor para nuevas compañías cotizadas (....) También, las perspectivas en el medio y largo plazo son positivas para el sector financiero", analiza para Business Insider España José Luis Herrera, analista de Banco BiG.

Sin embargo, España es un mercado más pequeño que lo que es por ejemplo Estados Unidos, el entorno económico y fiscal es menos favorable para el crecimiento de las empresas y por ese motivo, según Ávila, “cuesta más encontrar empresas que puedan salir a bolsa para crecer rápidamente”.

Pero no todo es negativo. Las previsiones ahora han cambiado de signo y hay puntos a favor. 

En cuanto a las principales ventajas del mercado español para que se produzcan más debuts bursátiles serían la liquidez que existe en el sistema y el calor de un sector que recibirá mucha inversión en los próximos años, como es el de las renovables, tal y como comenta a Business Insider España Gisela Turazzini, CEO de BlackBird Bank. 

Por fin parece que hay cierto movimiento en el mercado español, tras un lustro muy complicado: al fin se aprecian movimientos interesantes, que nos hacen pensar que el mercado internacional podría ir regenerando interés inversor”, resalta Turazzini. 

Así se estaría viendo con las OPV y un renovado interés por parte de las empresas de beneficiarse de este tirón. “Se presume un semestre muy activo en OPV, tal y como dio entender CNMV en su plan estratégico para el 2021”, recuerda Turazzini.

“En principio es un entorno favorable, ya que los tipos de financiación están en mínimos históricos y hay un gran apetito por el riesgo impulsado por las perspectivas de crecimiento”, sostiene en la misma línea Robles.

OPDEnergy, Factorenergy, Capital Energy, Ecoener y Gransolar, las siguientes en dar el paso

Teniendo estos puntos de referencia, el elemento clave es qué empresas pueden situarse para seguir el camino trazado por Línea Directa para estrenarse en la bolsa española. Los expertos coinciden en que las compañías del sector de las renovables y las relacionadas con la transición energética son las que estarían mejor situadas para dar ese gran paso.

“En sentido metafórico hay codazos por ser los siguientes en salir a cotizar, ahora que las expectativas son altas y han elevado las valoraciones de estos negocios”, ahonda del Canto.

Por consiguiente, España tiene el foco de atención a posibles operaciones corporativas en el sector de las energías renovables un sector que recibirá gran cantidad de inversiones los próximos años y que algunas filiales, como por ejemplo de Repsol podrían buscar caminar solas, para mejorar eficiencia y crecimiento. 

“Aquí la de renovables de Acciona podría ser otra opción, mientras que OPDEnergy, Factorenergy, Capital Energy, Ecoener y Gransolar son dos firmes candidatas a salir a bolsa, junto en 2021”, cuenta Turazzini.

En este sentido, son estrenos que podrían salir bien parados. Ávila lo analiza de la siguiente manera: “el sector renovables puede tener un empuje porque se espera que entre mucho dinero en el sector proveniente de las ayudas por parte de la Unión Europea, salir a bolsa es una forma de financiarse para buscar un rápido crecimiento”.

Con todo, las operaciones no estarían exentas de riesgos. “El problema es que muchas de ellas son del mismo sector y en estos momentos no tiene gran acogida entre los inversores, ya que consideran que sus valoraciones podrían ser muy altas al descontar un escenario muy optimista”, dice Robles.

“Dentro de los puntos en contra de estas futuras salidas a bolsa de las renovables nos encontramos con la alta volatilidad en valores del sector energía renovable, y dado que es el que mayor interés está despertando en estos momentos, esto último, como lado positivo para este tipo de compañías”, concluye González. 

Otros artículos interesantes:

Cómo se potenciará la inversión en sostenibilidad en las compañías y por qué la estrategia de Shopify frente a Amazon es más atractiva, según un experto de Allianz GI

Los resultados de Tesla animan a los expertos a ser más optimistas sobre el potencial de sus acciones en la bolsa: su apuesta por las baterías puede impulsar al valor a los 1.000 dólares

Amazon y el reto de los 2 billones de capitalización bursátil: los expertos creen que sus resultados trimestrales pueden marcar la tendencia del consumo y la previsión de cara al futuro

Te recomendamos

Y además