Pasar al contenido principal

Lisa Brennan-Jobs da más detalles sobre la vida con Steve Jobs, su padre. Y son brutales.

Steve Jobs, pictured in 2010.
Steve Jobs, pictured in 2010. Justin Sullivan/Getty Images
  • Un nuevo libro, "Small Fry", escrito por la hija de Steve Jobs, Lisa Brennan-Jobs, ofrece una ventana brutal a la relación del cofundador de Apple con su hija.
  • Jobs era cruel, escribe Lisa.
  • En un pasaje del libro, la madre de Brennan-Jobs le pide que compre una casa para ella y su hija, pero Jobs compra la casa para sí mismo y su nueva pareja.
  • En una entrevista con The New York Times, Brennan-Jobs ha defendido a su padre y dice que lo ha perdonado.

Lisa Brennan-Jobs, la hija del cofundador de Apple Steve Jobs, ha escrito unas memorias sobre la vida con su famoso padre. Y son absolutamente brutales.

Su madre, Chrisann Brennan, que en ese momento estaba distanciada de Jobs, le pidió al cofundador de Apple que comprara una casa para ella y su hija. Jobs "estuvo de acuerdo en que era bonito" y luego la compró para sí mismo y para su nueva pareja, Laurene Powell Jobs.

La información la ha dado The New York Times, que ha obtenido una copia del libro y ha publicado una entrevista con Brennan-Jobs sobre su relación con su padre.

Los feos detalles de la relación entre Jobs y su hija han sido públicos durante años. Una vez dijo que ella no era su hija y se negó a pagar la manutención hasta que se lo ordenaron. Pero el libro, tal como se detalla en el relato de The New York Times, ofrece una ventana sin precedentes a la familia Jobs mientras Brennan-Jobs crecía, incluyendo algunas prácticas perturbadoras.

Brennan-Jobs, sin embargo, no quiere que el relato le condene. Insistió en que ha perdonado a su padre y desea enfatizar su mejor lado. "¿No he representado completamente la amargura y el placer? ¿La carestía de mi padre y el placer de estar con él cuando estaba en buena forma?", dijo.

Aún así, los detalles descritos son alarmantes. En un incidente, Jobs se negó a poner calefacción en la habitación de Brennan-Jobs para enseñarle un "sistema de valores".

En otra ocasión, Jobs se comportó inapropiadamente delante de ella. Según The New York Times:

"Lisa lo describe abrazando a la señora Powell Jobs un día, 'tirando de ella hasta besarla, moviendo su mano cerca de sus pechos y por encima de su muslo. Gimiendo'".

Cuando Lisa Brennan-Jobs trata de irse, su padre la detiene: "Hola Lis", dice. Quédate aquí. Estamos teniendo un momento familiar. Es importante que trates de ser parte de esta familia". Me quedé quieta, mirando hacia otro lado mientras gemía".

 

An older photo of Lisa Brennan-Jobs.

Un extracto publicado anteriormente en Vanity Fair entró en más detalles sobre la alienación que Brennan-Jobs, que ahora tiene más de 40 años, sintió al crecer. "Ahora veo que estábamos en una encrucijada. Para él, yo era una mancha en un ascenso espectacular, ya que nuestra historia no encajaba con la narrativa de grandeza y virtud que él quería para sí mismo", escribió.

"Mi existencia arruinó su racha. Para mí, era todo lo contrario: cuanto más cerca estaba de él, menos me avergonzaba; él era parte del mundo, y me aceleraba hacia la luz".

En un momento dado escuchó a su madre decir que Jobs compraba un Porsche nuevo cada vez que lo veía. Más tarde le preguntó si podía tener uno.

Su respuesta fue mordaz: "Para ti no hay nada... ¿Entiendes? Nada. No vas a llevarte nada". (Brennan-Jobs finalmente recibió una herencia).

En una declaración, Mona Simpson, hermana de Powell Jobs and Jobs, dijo: "Lisa es parte de nuestra familia, así que leímos su libro con tristeza. Difiere dramáticamente de nuestros recuerdos de aquellos tiempos. El retrato de Steve no es el del marido y el padre que conocíamos. Steve quería a Lisa y se arrepintió de no haber sido el padre que debería haber sido durante su infancia. Fue un gran consuelo para Steve tener a Lisa en casa con todos nosotros durante los últimos días de su vida, y todos estamos agradecidos por los años que pasamos juntos como familia".

Te puede interesar