Lisboa retoma el plan de convertir 20.000 pisos turísticos en viviendas asequibles

Free tour en Lisboa.
Reuters
  • Lisboa retoma el plan de convertir algunos de los más de 20.000 pisos turísticos de la ciudad en viviendas asequibles.
  • La iniciativa ofrece a los propietarios la opción de alquilar sus propiedades a la ciudad durante un mínimo de 5 años.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Lisboa es una de las ciudades europeas que desde hace años sufre el boom de los pisos turísticos. 

Barrios como el de Alfama, en el casco histórico, se empezaron a llenar de maletas que rodaban por sus calles empedradas señalando la llegada de nuevos turistas en busca de su alojamiento reservado a través de plataformas como Airbnb. 

Así, un tercio de las viviendas pasó a ser de uso turístico, como informa The Guardian.

Pero con la llegada del COVID-19 el ruido de las ruedas de esas maletas frenó, al igual que lo hicieron los viajes a nivel mundial. 

Pese al gran impacto que la pandemia ha tenido sobre el sector, también ha creado una oportunidad, según apunta al mismo medio Fernando Medina, alcalde de la ciudad. "El virus no nos pidió permiso para entrar, pero tenemos la capacidad de usar este tiempo para pensar y ver cómo podemos movernos en una dirección para corregir las cosas y ponerlas en el camino correcto", señala.

Lisboa aprovechó la situación para retomar un programa que estaba en marcha antes de la pandemia y que tenía el objetivo de convertir algunos de los más de 20.000 pisos turísticos de la ciudad en viviendas asequibles.

Es la ciudad la que toma el mando del alquiler

La iniciativa ofrece a los propietarios la posibilidad de recibir hasta 1.000 euros al mes por el alquiler de sus propiedades a la ciudad durante un mínimo de 5 años. De esa manera, es la ciudad la que se encarga de encontrar inquilinos y alquilar la vivienda a una tasa subvencionada limitada a un tercio de los ingresos netos del hogar.

Aunque los propietarios ingresen menos que si lo alquilasen a turistas, los ingresos estables a largo plazo suponen un atractivo en tiempos de incertidumbre. 

Lisboa no ha sido la única ciudad en tomar este tipo de iniciativas. En Inglaterra los funcionarios han prometido poner 3.300 casas a disposición de las personas sin hogar para el próximo mes de mayo, mientras que Venecia ha llegado a un acuerdo que permitirá alquilar algunos pisos turísticos a estudiantes universitarios.

Vancouver, por su parte, puso en junio 2 hoteles a disposición de las personas más vulnerables de la ciudad. 

"La pandemia del COVID-19 ha puesto aún más de relieve nuestra urgente necesidad de vivienda", dijo el alcalde de la ciudad, Kennedy Stewart, en un comunicado. 

En Barcelona, el virus añadió ímpetu a una larga campaña de represión de las casas vacías. En julio, los funcionarios enviaron una carta de advertencia a 14 bancos y fondos de inversión que disponen de 194 casas que se cree que han estado vacías durante 2 años. Si las casas no se alquilaban en un mes, la carta advertía que la ciudad se movería para expropiarlas a la mitad de su valor de mercado y convertirlas en viviendas sociales. 

11 locuras que la gente comete sin darse cuenta al comprar una casa

El programa de Lisboa viene con una advertencia para los propietarios del centro histórico: una vez que su contrato con la ciudad se termine, no podrán devolver la propiedad al mercado de alquileres a corto plazo. 

"Tenemos que hacer un cambio", dijo el alcalde. "Debería cambiar la forma en que funciona el mercado de la vivienda aquí en la ciudad". La ciudad ha presupuestado 4 millones de euros para el programa, permitiendo la participación de 1.000 propiedades, con el gobierno nacional ofreciendo duplicar ese número si hay suficiente interés.

De momento, solo 177 propietarios se han interesado. "Hubo una actitud de espera", dijo Medina, ya que los propietarios tenían la esperanza de que el turismo se recuperara. La ciudad espera un aumento de la demanda después de su segunda ronda de reclutamiento.

"Es una cuestión de equilibrio. Tener una casa no puede ser una carga tan grande que tengas que tener 2 o 3 trabajos. Eso no es una vida digna para nadie", señaló.

LEER TAMBIÉN: 3 formas de invertir tus ahorros en vivienda sin tener que comprar casa

LEER TAMBIÉN: 6 propietarios de casas diminutas revelan cuánto gastan cada mes en su vivienda

LEER TAMBIÉN: Así ha influido el confinamiento en la búsqueda de vivienda de los españoles: un 65% quiere casa y solo un 17% prefiere piso, mientras la mitad ha recortado presupuesto

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020