Llorar en la oficina podría llegar a ser beneficioso para tu salud, según un nuevo estudio

jefe, reunión, compañeros de trabajo
Mimi Thian/Unplash

Llorar por el trabajo es algo más común de lo que la gente piensa y no es motivo por el que debamos preocuparnos excesivamente. Dejar caer alguna lágrima está demostrado que puede ayudarnos a aliviar nuestro grado de estrés y de ansiedad, entre otras cosas.

Sheryl Sandberg, autora del libro Lean In, apoya la idea de que "en lugar de sentirnos mal por llorar, debemos aceptar el acto como una parte fundamental de lo que significa ser humano". No por entrar en la oficina debemos apagar nuestros sentimientos.

Y es que hay estudios que demuestran que llorar nos aporta numerosos beneficios. Gracias a la lisozima, una enzima presente en las lágrimas, es más difícil que las bacterias nos transmitan afecciones a través de los ojos. Pero no solo eso, llorar genera empatía ya que las personas te ven como alguien accesible al que querer ayudar.

Leer más: Pasar de 15 a 20 minutos al día preocupándote puede reducir tu estrés general y traerte paz: así debes hacerlo

Según un estudio llevado a cabo en la Facultad de Ciencias Sociales y del Comportamiento de la Universidad de Tilburg (Holanda), el llanto emocional nos ayuda a mejorar nuestras capacidades de afrontamiento y recuperación.

En la investigación realizada se escogieron a 197 estudiantes para que visualizaran una serie de vídeos tristes. Con ello se quería estimular sus emociones para comprobar en qué medida nos afecta el llanto. Se comprobó que el grupo de individuos que habían llorado durante la observación estaban más capacitados para soportar situaciones de mayor grado de estrés así como de recuperarse tras un hecho agobiante.

Se constató que la frecuencia cardíaca se desacelera justo antes de llorar por lo que el llanto puede ayudar a mantenernos en un estado de equilibrio.

Leer más: Los mejores ejercicios y técnicas de meditación para combatir el estrés

Una encuesta realizada por Monster reveló que 8 de cada 10 empleados han llorado alguna vez en el trabajo. Casi la mitad de ellos, además, afirman que el motivo fue originado por sus jefes o compañeros.

Pero el dato más impactante es el que señala que el 14% de los trabajadores llora, al menos, una vez por semana o incluso todos los días.

"Los resultados muestran que son varios factores, un jefe o un compañero de trabajo tóxico, e incluso quizás una gran carga de trabajo, los que hacen que las personas lloren en su puesto", ha dicho Jonathan Beamer, director de marketing de Monster a través de un correo electrónico a CBS News.

"Si alguien más te ve, no se acaba el juego", ha concluido Beamer. Por supuesto, llorar es algo característico de los seres humanos y no debemos reprimirnos, pero deberías preocuparte si es algo que te ocurre habitualmente en tu puesto laboral.

LEER TAMBIÉN: 43 trabajos con buenos salarios para las personas que huyen del estrés

LEER TAMBIÉN: Los 6 trucos más efectivos para reducir o evitar el síndrome de estrés postvacacional

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Consejos
  2. Trabajo
  3. Psicología
  4. Estudios