Locura por los aviones privados: los ricos recurren a vuelos chárter para evitar el caos de las aerolíneas

La oferta de aviones privados se está reduciendo porque los ricos no están dispuestos a perder su maleta.

PictureNet Corporation

La demanda de vuelos privados se ha disparado desde el inicio de la pandemia del covid-19. Este verano, los viajeros pudientes con destino a Europa han impulsado el mercado a nuevas cotas.

Se espera que los viajes en Europa superen los 100.000 vuelos de aviones privados a finales de este mes, según afirma Travis Kuhn, vicepresidente de la consultora de aviación Argus. 

Se trata de un aumento interanual del 15% y de un máximo histórico en los cinco años que Argus lleva haciendo el seguimiento del mercado europeo. En 2019, la media mensual fue de 61.000 movimientos. Los principales destinos de estos vuelos son Francia, Italia y España, según el proveedor de datos WingX. 

Las ganas por viajar después de los dos años de pandemia constituyen el factor más significativo en este momento, explica Kuhn, pero los aviones privados también se han vuelto más atractivos debido al caos de las aerolíneas, con cancelaciones de vuelos y la pérdida de las maletas. 

Docenas de empresas de aviones eléctricos luchan por un mercado de 24.000 millones de euros: estas son las 10 que más dinero han captado en la carísima carrera por conquistar el aire

Las empresas que permiten a los ricos acceder a los jets privados están aprovechando la oportunidad, pero los analistas del sector cuentan a Business Insider que el aumento de la demanda provoca que estos vuelos privados se enfrenten a algunos problemas que también sufren los vuelos comerciales. 

"Lo que ha sucedido con las aerolíneas a ambos lados del charco este verano ha tenido definitivamente un impacto, especialmente en el aumento del número de viajes privados", comenta el vicepresidente de Argus. 

Las compañías de vuelos chárter son las grandes beneficiadas por el aumento de los viajes 

Incluso antes de que el caos de las aerolíneas ocupara los titulares, la demanda de aviones privados era alta y los potenciales clientes se enzarzaban en auténticas guerras de pujas. La publicidad negativa en torno a las aerolíneas comerciales no ha hecho más que aumentar el interés, según Chad Anderson, director ejecutivo de la empresa de intermediación de aviones Jetcraft.

Pero a pesar de que se trata de un mercado orientado a la venta, empresas como Jetcraft no son capaces de aprovechar por completo el boom porque hay muy pocos aviones en el mercado, afirma.

"Los beneficiarios inmediatos de esta demanda son las empresas de vuelos chárter y las empresas que ofrecen aviones en régimen fraccionado", cuenta Anderson a Business Insider por correo electrónico.

El tiempo de espera para la fabricación de un avión nuevo es de dos años, según Jetcraft, por lo que los aviones de segunda mano se han revalorizado, pero la oferta de aviones de segunda mano está en su punto más bajo desde hace años.

Actualmente, solo el 3,9% de los jets privados activos (unas 959 unidades) están en el mercado, según Andrew Young, director general del proveedor de datos de mercado AMSTAT. Se trata de un descenso del 32% con respecto al año anterior. 

Las empresas de vuelos privados y de propiedad fraccionada han tenido que establecer límites para dar cabida al mayor número posible de clientes. Por ejemplo, en octubre, Flexjet dejó de vender tarjetas de avión —garantías para futuros vuelos con tarifas horarias fijas— a nuevos clientes para dar cabida a los existentes. 

En junio, Wheels Up redujo los días con disponibilidad garantizada para los miembros del sistema de pago por uso y para quienes depositan 100.000 dólares.

Bienvenido al verano más caro de tu vida: un cóctel explosivo por el que gastarás más que nunca en comer, viajar y dormir mientras se multiplican las señales de alerta en la economía

Cada vez más viajeros recurren a esta opción a pesar de la subida de los precios

Debido a la demanda y al aumento del precio del combustible, el coste medio de un chárter de avión privado utilizando la modalidad de socio con tarifa fija ha alcanzado los 10.770 dólares por hora, un 6% más que en el primer trimestre de 2022 y un 28% más que a finales de 2020, según recoge la guía Private Jet Card Comparisons.

Pero el aumento de los precios no ha disuadido a los clientes. Wheels Up aumentó sus precios en noviembre de 2021 y el pasado junio. En el primer trimestre de 2022 hasta marzo, el número de miembros activos de Wheels Up aumentó un 26%, hasta 12.424.

La última subida incluía un nuevo cargo por compensación de carbono y un cambio en la forma de calcular los recargos por combustible. Desde principios de 2022, el precio del combustible para aviones se ha disparado un 90%, hasta alcanzar los 4 dólares por galón, y ha superado los 8 dólares por galón en zonas de gran demanda, según McKinsey. 

El director general de Wheels Up, Kenny Dichter, cuenta a Business Insider que los clientes han entendido los cambios. "Nuestros miembros están en sintonía con el precio del combustible", explica. "Lo ven todos los días, ya sea en la CNBC o Bloomberg". 

El caos del tráfico aéreo podría durar hasta finales de 2023, según el CEO del aeropuerto más transitado de Europa

Los vuelos privados se enfrentan a los mismos problemas que las aerolíneas comerciales

Aunque viajar en avión privado permite a los viajeros saltarse las largas colas de seguridad y volar según sus propios horarios, el sector de los vuelos chárter se enfrenta a varios problemas que también sufren las aerolíneas comerciales, subraya Dichter. Por ejemplo, cuesta más conseguir proveedores de servicios de mantenimiento externos o determinadas piezas de avión.

Wheels Up, ha aumentado su tiempo de espera, es decir, el tiempo de antelación necesario para reservar un vuelo. "En el mercado actual, una llamada de 48 horas es la nueva llamada de 24 horas", comenta el director general de la empresa. 

Flexjet y su compañía hermana europea PrivateFly también piden a sus miembros que reserven con la mayor antelación posible durante este periodo de máxima actividad, según su directora general, Marine Eugène. Los aviones privados siguen sufriendo retrasos en el tráfico aéreo y problemas con las franjas horarias, es decir, el permiso para aterrizar o despegar un avión.

"Estos problemas siempre son un factor a tener en cuenta durante el verano en Europa, pero este año en particular", alerta Eugène por correo electrónico.

Otros artículos interesantes:

No, las aerolíneas no pueden cobrarte un extra por llevar la maleta de mano en cabina

¿Qué hacer si cancelan tu vuelo de conexión para no perder tus vacaciones? Esto es lo que me funcionó y lo que he aprendido

El director del aeropuerto de Fráncfort dice que el caos aéreo se debe, en parte, a que muchos viajeros usan maletas negras, que son difíciles de distinguir

Te recomendamos