Una zaragozana logró estafar a Zara y llevarse ropa nueva gratis durante meses: fue 'cazada' y condenada en una sentencia pionera

Vestido Croquet Zara que todo el mundo quiere

Reuters

  • Zara denunció a una zaragozana por estafa al descubrir su habilidoso método para manipular de forma sistemática las etiquetas y renovar su vestuario a coste cero.
  • La sentencia se saldó con una sentencia pionera: 6 meses de prisión por estafa continuada, la prohibición de entrar en las tiendas de la cadena durante un año y el pago de 452 euros.

Fue en septiembre de 2019, cuando una mujer en la treintena fue juzgada en Zaragoza por un delito de estafa continuada, al estar 6 meses ejecutando el mismo fraude en la marca más importante del imperio Inditex: Zara.

La Fiscalía solicitó para ella una condena de 15 meses de cárcel, mientras que la multinacional elevaba la petición a 2 años de privación de libertad. La defensa, por su parte, propuso la libre absolución, tal y como explicó en su día El Heraldo de Aragón.

La denuncia se saldó con una sentencia pionera: 6 meses de prisión por estafa continuada y la prohibición de entrar en las tiendas de la cadena durante un año, además del pago de 452 euros.

La titular del Juzgado de lo Penal 4 de Zaragoza llegó a la conclusión de que el modus operandi de la clienta "estaba perfectamente calculado". 

Durante el procedimiento, la multinacional pudo demostrar hasta 6 operaciones fraudulentas entre octubre de 2017 y marzo de 2018, cuando se percató de lo que estaba ocurriendo. 

¿Cómo gestó la estafa continuada a una multinacional?

Ahora, Luis María Gabás, periodista de El Periódico de Aragón, recuerda paraLa Sexta, cómo la cliente gestó una estafa continuada a la empresa más poderosa del Ibex 35, en términos de capitalización.

La ya juzgada compraba —tanto de forma online como físicamente— y posteriormente procedía a su devolución, pero antes había realizado un intercambio de etiquetas haciendo pasar una prenda nueva por una vieja, quedándose la primera a coste cero. 

Gabás relata que lo más trascendental es que la joven tenía conocimiento que una serie de códigos que llevan las prendas de vestir en el interior revelan el color de la prenda, pero no tanto el tipo de prenda: "Así, cuando la cajera pasaba el lector para proceder la devolución no saltaban las alarmas. Si la etiqueta interior se correspondía a un pantalón azul, ella entrega un pantalón azul". 

"Naomi Campbell, ¿dónde está?": así se está viviendo la huelga de las dependientas de Inditex de La Coruña, la "más masiva" de su historia

La cadena de moda tardó varios meses en detectar la estafa porque la clienta se preocupó de conocer qué código de barras se correspondía con cada tonalidad de ropa.

"El hecho de que tanto la etiqueta interior como la exterior sean coincidentes y que sean colocadas precisamente en prendas de similar color evidencia el mecanismo engañoso y el ánimo de lucro, pues de esa manera renovaba el vestuario a coste cero", evidenció la jueza del caso.

Así, la mujer condenada lo que hacía era "cambiar la etiqueta de una chaqueta nueva por una vieja, y devolvía la vieja". "Ella devolvía la chaqueta vieja, se le devolvía el dinero, y encima se llevaba una chaqueta nueva", señala Teresa Benito, exempleada de Inditex durante el programa.

"Buscar a la cajera más atareada y que más rota"

dependiente de Zara

Según explicaron las empleadas en sede judicial, la mujer no solicitaba nunca la devolución en efectivo, ya que sabía que esta no puede hacerla una cajera y tiene que autorizarla una encargada. 

"Su mayor conocimiento del ‘stockage’ —dice la juez en su sentencia, refiriéndose a las encargadas— hubiera permitido detectar que la prenda devuelta no se correspondía con la etiqueta". 

Por eso, la encausada trataba siempre de que le atendiera una cajera, que rotan más y tan solo se fijan en que la etiqueta exterior y la interior coincidan. Además, añade Gabás, frecuentaba el local en diferentes horarios, consciente de las jornadas parciales que asume la plantilla. 

Los mecanismos de control interno de Zara terminaron destapando el fraude, ya que cada una de las tiendas dio parte al Departamento de Mermas y Seguridad. 

Al cruzar datos lograron identificar a la acusada a través de los datos de la tarjeta que utilizaba para hacer las devoluciones: siempre era la misma. 

Otros artículos interesantes:

Dimas Gimeno lanzará el 'spin-off' de Wow en la zona 'prime' de Madrid, pero reformulará su concepto comercial:"Gran Vía no es Serrano"

La otra cara de los resultados de Inditex: el aumento del nivel de inventario aprieta las tuercas de su joya logística y anticipa un cambio de modelo

"Naomi Campbell, ¿dónde está?": así se está viviendo la huelga de las dependientas de Inditex de La Coruña, la "más masiva" de su historia

Te recomendamos