La 'batalla' del Reino Unido contra la variante Delta que podría servir de advertencia para Europa y España: aumentan los casos de coronavirus y las hospitalizaciones

El primer ministro británico, Boris Johnson, visita un centro de vacunación en Londres.
El primer ministro británico, Boris Johnson, visita un centro de vacunación en Londres.

Alberto Pezzali/Reuters

  • Reino Unido está viendo cómo, en el último mes, los nuevos casos de coronavirus diarios se han multiplicado por 6, mientras que las hospitalizaciones por COVID-19 se han duplicado, en buena parte por la variante Delta.
  • La 'batalla' del Reino Unido podría servir como alerta para países como Estados Unidos, Portugal o Italia, amenazados por la cepa de origen indio.
  • En España, la distinta estrategia de vacunación puede ser un factor diferencial positivo, pero también hay señales en el horizonte a las que atender.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Reino Unido se enfrenta a la variante Delta del coronavirus, y su 'batalla' puede servir de ejemplo y alerta para el resto del mundo. En una época en la que algunos países van viendo un poco de luz al final del túnel de la pandemia, y empiezan a levantar algunas restricciones, el país británico observa cómo la tendencia cambia a signo negativo.

En el último mes, los nuevos casos de coronavirus diarios se han multiplicado por 6, pasando de 1.500 a 9.200, mientras que las hospitalizaciones por COVID-19 se han duplicado de 100 a 200 al día, debido en buena parte a la propagación de la variante Delta, informa Business Insider.

También conocida como B.1.617.2 y descubierta por primera vez en India, se calcula que es un 60% más infecciosa que la Alfa, lo que está impulsando su crecimiento en países como Reino Unido o Estados Unidos, donde es responsable del 31% de todos los casos de coronavirus y ha triplicado su presencia desde primeros de junio.

Tal ha sido su expansión en el país británico, donde ya es la cepa dominante y representa un 98% de los casos secuenciados, según estimaciones de Financial Times, que el gobierno de Boris Johnson ha tenido que dar marcha atrás y posponer durante 4 semanas la desescalada que tenía prevista.

De esta forma, los lugares públicos como restaurantes, clubes y festivales deberán mantener el distanciamiento social y las restricciones de aforo al menos hasta el 19 de julio. 

Esto podría suponer un toque de atención para países como Estados Unidos, dado su crecimiento en los últimos tiempos (la cepa Delta suponía apenas un 0,6% de los casos en abril, y un 10% a primeros de junio), pero también para otros europeos como Portugal —donde también es la dominante, con un 96%— o Italia, donde representa uno de cada 4 casos de coronavirus.

¿Y para España? También, porque resulta igualmente una amenaza al estar presente en el país, pero con cifras alejadas de las anteriores.

Por un lado, el Ministerio de Sanidad la sigue clasificando como variante de interés y no de preocupación o de mayor impacto —lo que sería un escalón superior de alerta—, si bien admite "casos y brotes importados y autóctonos" y su probable mayor capacidad de transmisión.

"La variante Delta ha comenzado a aparecer en los cribados en las 5 últimas semanas con valores por debajo del 1%. En la semana 22 [primeros de junio], el porcentaje entre el total de muestras secuenciadas y entre aquellas seleccionadas de manera aleatoria se sitúa en torno al 4%, si bien el número de secuencias para esa semana es todavía pequeño y estos porcentajes podrían sufrir cambios en las próximas semanas a medida que aumente el número de resultados disponibles", explica en su último informe.

Por otro, sin embargo, Cataluña ha informado de que un 20% de sus nuevos casos de coronavirus corresponden a la variante Delta, y algunos expertos calculan que podría convertirse en la dominante en España en el plazo de un mes, según informa El País.

La evolución de la vacunación, clave para frenar a la variante Delta

La clave, una vez más, se encuentra en cómo evolucione el ritmo de vacunación, herramienta esencial para frenar el crecimiento de la variante procedente de India.

Si bien es así en el caso de todas las cepas y tipos de coronavirus, la variante Delta cuenta con una particularidad: como explica el Ministerio de Sanidad, se ha observado una "ligera disminución de la eficacia vacunal con dos dosis, más acusada con una sola dosis".

Reino Unido apostó en su momento por priorizar la administración de la primera dosis de vacunas, con el objetivo de que la mayor parte de la población tuviese esa protección parcial frente al coronavirus (un 64% ha recibido al menos una dosis), frente a la alternativa de dar más importancia a la pauta completa.

Esta estrategia, positiva en los primeros meses, se ha vuelto en su contra por culpa de la variante Delta. En España, por el contrario, se tomó la decisión opuesta y se ha convertido en uno de los países europeos con más segundas dosis administradas, según El País.

Los datos publicados por Sanidad este lunes reflejan que el 48,9% de la ciudadanía española tiene al menos una dosis y que el 30,4% ya cuenta con la pauta completa. Unas cifras que se encaminan al objetivo de un 70% de la población vacunada para finales de agosto, y que han llevado al Gobierno a proponer el fin de las mascarillas en exteriores.

Detrás de estas estadísticas, sin embargo, aparece una mancha en el lento ritmo de vacunación en la población de 60 a 69 años con la segunda dosis de AstraZeneca: el 92,9% ya tiene la primera dosis, pero solo el 30,7% ha recibido la pauta completa.

Paradójicamente, el grupo de edad anterior, de 50 a 59 años, presenta un 85,7% de primeras dosis recibidas pero los ha adelantado en la pauta completa, con un 54,5%, de acuerdo con el último informe de vacunación de Sanidad.

Comunidades como Madrid y Cataluña ya están acortando el intervalo entre la primera y la segunda para proteger a esta población, la más vulnerable ahora, informa El País. Hoy mismo Sanidad ha anunciado que llega un refuerzo para las comunidades y ciudades autónomas, en forma de medio millón de dosis de AstraZeneca.

Otros artículos interesantes:

La variante Delta supone el 31% de los casos de coronavirus en EEUU, donde podría poner en peligro la recuperación; también amenaza a España, pero sigue sin ser de alto impacto

La situación de las variantes en España: qué se espera obtener de la inmunidad de rebaño en verano y de la cepa Delta

La variante Delta se ha extendido ya a 80 países: en España representa el 1% de los casos