Pasar al contenido principal

El lucrativo y desconocido negocio de la 'limpieza extrema': hasta 3.500 euros al día por retirar 150 kilos de heces humanas o limpiar cadáveres

Limpieza extrema traumatica
Esta especialidad suele conocerse como "limpieza extrema" o "limpieza traumática". REUTERS/Ueslei Marcelino
  • Después de terminar sus estudios y no conseguir un trabajo, Tugrul Cirakoglu decidió crear su propio negocio de limpieza para adecentar las casas después de la celebración de fiestas.
  • El joven de 29 años empezó a darse cuenta de que cuanto peor era el desorden, mayor era el precio que podía cobrar por un trabajo.
  • El negocio creció hasta tal punto que el joven empresario comenzó a especializarse en la "limpieza extrema", que ha resultado ser un negocio muy lucrativo.
  • De la limpieza de escenas de crimen y "muertes desatendidas" a fiestas en las casas, esto es lo que significa ser un limpiador extremo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday

"Especializarse y elegir tu propio nicho" es un consejo que la mayoría de los empresarios habrán escuchado en algún momento de sus carreras, sin embargo, Tugrul Cirakoglu, de 29 años, parece que se lo ha tomado muy en serio.

En septiembre de 2014, después de graduarse y de intentar —sin éxito— encontrar trabajo, Cirakoglu decidió fundar su propia empresa de limpieza que comenzó trabajando en casas que habían celebrado grandes fiestas para adecentarlas. Desde entonces su negocio ha evolucionado hasta dedicarse a limpiar casas de acumuladores de objetos y escenas de crímenes, según una entrevista concedida a la edición de Vice en Países Bajos.

Esta especialidad se denomina "limpieza extrema" o "limpieza traumática". Aceptar los trabajos difíciles que aparentemente nadie más quiere hacer se ha convertido en un buen negocio para Cirakoglu, al menos financieramente, ya que según su entrevista con Vice, es llamado regularmente a trabajos de limpieza que pueden hacerle ganar hasta varios miles de euros en un solo día.

El limpiador afincado en Ámsterdam publica regularmente imágenes en Internet para mostrar su trabajo. Ahora bien, ten en cuenta que algunas de las imágenes de su cuenta de Instagram son muy gráficas y requieren un estómago fuerte, así que desplázate con cuidado por su feed.

Cómo empezó todo

Para Cirakoglu, todo comenzó con un trabajo mucho más inofensivo.

A pesar de que los pisos compartidos por estudiantes que acostumbran a celebrar fiestas cada fin de semana no son exactamente conocidas por ser los lugares más limpios de la Tierra, desde luego que no están en el mismo plano que los trabajos que Cirakoglu afronta hoy en día.

Hace cinco años Cirakoglu se sacó un máster en Administración y Negocios Internacionales, pero aún así no fue capaz de encontrar un trabajo

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Kitchen clean-up after Christmas dinner. #Party #Christmas #Dinner #Cleanup #Kitchen #nofilter

A post shared by Schoonmaakbedrijf Frisse Kater (@frissekater) on

Con un capital inicial de poco más de 300 euros, fundó su empresa, "Frisse Kater". Aunque inicialmente se centró en la "limpieza a fondo" después de fiestas en casas, Cirakoglu pronto empezó a darse cuenta de que, cuanto más sucio era el trabajo, mejor pagaban.

"Cuanto más extremo, más lucrativo", parece ser la regla, según el empresario. Por eso Cirakoglu decidió concentrarse exclusivamente en trabajos extremos y excepcionalmente sucios.

Promete a sus clientes un trabajo de limpieza tan exhaustivo, que será "como si nunca hubiera pasado nada".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Trauma clean-up. #Trauma #Biohazard #Cleanup #nofilter

A post shared by Schoonmaakbedrijf Frisse Kater (@frissekater) on

A menudo, en las casas que Cirakoglu visita existen graves problemas de higiene.

Desde acumuladores que coleccionan objetos compulsivamente en sus casas hasta el punto en que se están ahogando en el desorden hasta personas que ensucian y ensucian sus propias casas, probablemente hay pocas cosas que Cirakoglu no haya visto.

En mayo, una asociación vecinal le pidió a Cirakoglu que retirara 150 kilos de heces humanas de un baño, ya que los residentes del edificio se habían quejado del hedor que desprendía. Aunque el inodoro había estado obstruido durante algún tiempo, la persona en cuestión había continuado haciendo sus necesidades hasta el punto de que se había desbordado de residuos y había cubierto el suelo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoarding clean-up. #Hoarding #Biohazard #Cleanup #nofilter

A post shared by Schoonmaakbedrijf Frisse Kater (@frissekater) on

"Al final, el residente simplemente se dirigía al umbral del baño y usaba la puerta para hacer sus necesidades", ha explicado Cirakoglu a Vice.

En 2017, Cirakoglu fue llamado para un trabajo en Eindhoven, en el que resultó que un gran individuo había fallecido sin que nadie se diera cuenta. La muerte había permanecido "desatendida" durante cinco meses, hasta el punto de que quedaba muy poco para que los restos pudieran distinguirse. El olor era tan fuerte que, cuando la policía abrió las ventanas, los huéspedes del hotel de enfrente se vieron obligados a salir.

Los fluidos corporales y los desechos humanos se extendieron por una superficie de 10 metros cuadrados a lo largo de los meses. La casa estaba en un estado tan inimaginable que el propietario estaba dispuesto a pagar el primer precio que Cirakoglu ofreció para limpiar la casa a fondo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Pigeon poop clean-up. #Poop #Pigeon #Biohazard #Cleanup #nofilter

A post shared by Schoonmaakbedrijf Frisse Kater (@frissekater) on

Además de los lugares en los que se han producido incidentes, Cirakoglu suele asistir a escenas en las que se han cometido delitos violentos. El limpiador explica que ciertos tipos de accidentes o muertes implican más limpieza que otros.

Los trabajos más difíciles pueden cobrarse a más de 3.500 euros

Cirakoglu divide sus trabajos en categorías para determinar un precio. Cuanto más "pesada" sea la categoría, mayor será el precio. Por ejemplo, limpiar 150 kilogramos de desechos humanos de un baño caería en la categoría más pesada, con un coste de alrededor de 3.600 euros al día, según ha comentado a Vice.

Incluso para un trabajo en la categoría más ligera, es fácil ganar alrededor de 1.700 euros. El año pasado Cirakoglu facturó 250.000 euros y está confiado en poder aumentar esa cifra hasta el millón de euros este año.

Se ha ganado este envidiable salario a pesar de trabajar en un campo para el que nunca fue entrenado: es autodidacta y durante cuatro meses, leyó todo lo que había que encontrar en Internet sobre los trabajos de limpieza más difíciles.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoarding clean-up. #Hoarding #Cleanup #nofilter

A post shared by Schoonmaakbedrijf Frisse Kater (@frissekater) on

Aprendió todo sobre la limpieza de fluidos corporales, qué materiales de limpieza utilizar, así como qué desinfectantes y qué desengrasantes son los mejores para cada trabajo. Desde cepillos y palas hasta guantes y monos desechables, él mismo lo investigó todo.

No tuvo que pasar por ningún tipo de inspección para obtener un permiso, ya que no existe ninguno para este tipo de campo, que Cirakoglu considera "raro". Las únicas licencias que se requieren son las de transporte de desechos médicos, que no se pueden depositar en contenedores de basura normales. Por lo demás, no hay otros permisos o leyes, según este empresario de la limpieza extrema.

Aire y sangre peligrosos

No sólo es un trabajo increíblemente sucio, sino que también puede ser bastante peligroso.

Cirakoglu explica que, cuando alguien ha fallecido y sus restos permanecen durante un período de tiempo considerable, su cuerpo comienza a descomponerse y produce una especie de polvo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoarding clean-up. #Hoarding #Cleanup #nofilter

A post shared by Schoonmaakbedrijf Frisse Kater (@frissekater) on

Tan pronto como empiezas a barrer o aspirar, empiezas a desestabilizar el polvo y a revolverlo con el aire que lo rodea.

"Si lo respiras, básicamente estás respirando partes de la persona fallecida. Se pueden contraer todo tipo de enfermedades por eso", dice a Vice. También advierte que hay que tener cuidado con la sangre: aunque la sangre de una persona fallecida haya estado ahí durante mucho tiempo, todavía existe el riesgo de infección.

Cuando llaman a Cirakoglu, él acude armado con un equipo especial, como aspiradoras especiales equipadas con filtros pesados que evitan que las bacterias se propaguen por el aire. El equipo también tiene un precio muy alto, según Cirakoglu: este tipo de aspirador puede costar hasta 1.400 euros.

Pero las situaciones extremas en las que se encuentra el limpiador no son lo que le detienen, ni la suciedad ni las escenas gráficas, sino la devastadora historia que se esconde detrás de cada una de ellas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoarding clean-up. #Hoarding #Cleanup #nofilter

A post shared by Schoonmaakbedrijf Frisse Kater (@frissekater) on

"No me parece chocante que la gente sea asesinada; eso ha ocurrido desde siempre. Lo que me sorprende es la prevalencia de la soledad y los problemas de salud mental en los Países Bajos", ha señalado a Vice, destacando el hecho de que la idea de que una persona esté dispuesta a utilizar un cuarto de baño obstruido durante meses contrasta con la bella imagen de los Países Bajos que suele tener la gente.

"Uno se pregunta cómo alguien puede estar muerto en su casa durante cinco meses sin que nadie se preocupe", reflexiona Cirakoglu. "Es entonces cuando empiezas a darte cuenta de que Países Bajos es en realidad uno de los países más individualistas del mundo."

 

Lee el artículo original en Business Insider Nederland. Derechos de autor 2019. Sigue a Business Insider Nederland en Twitter.

Y además