Los lugares con más gérmenes en el aeropuerto

Pasajeros esperando en el aeropuerto.

REUTERS/Sergio Perez

  • A medida que la gente empieza a viajar más, hay formas de disfrutar de las vacaciones sin ponerse en riesgo.
  • Los expertos explican qué medidas tomar en el aeropuerto para evitar la exposición a los gérmenes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El tráfico aéreo se recupera poco a poco y con ello las aglomeraciones en los aeropuertos. 

Durante meses, las terminales y los controles de seguridad eran lugares desangelados donde uno se encontraba con las pocas personas que tenían una razón de peso para montarse en un avión.

Con el fin de las restricciones a la movilidad, la normalidad de los aeropuertos se va recuperando y, aunque los expertos llevan meses insistiendo en la seguridad de montarse en un avión, es importante no olvidar que las aeronaves no son el único lugar al que estar atentos. 

Así podrías viajar en avión en el futuro: el innovador diseño de este joven español busca aumentar la comodidad de los pasajeros de clase económica con cabinas de avión a doble nivel

El riesgo de exposición al COVID-19 es relativamente bajo en los aviones, debido a los sistemas de filtración de aire, la obligatoriedad de usar mascarilla, las medidas de saneamiento, etc. Sin embargo, muchos han advertido que pasar tiempo en el aeropuerto conlleva más riesgo.

Aunque la pandemia ha llevado a procedimientos de limpieza más frecuentes e intensos en muchos aeropuertos, ciertos gérmenes son aparentemente inevitables en ese entorno. 

HuffPost ha contactado con expertos para saber cuáles son las zonas y superficies más contaminantes de los aeropuertos.

Reposabrazos

Es necesario (o al menos recomendable) llegar al aeropuerto con bastante antelación por si surgiera cualquier imprevisto. Eso lleva a largas esperas frente a la puerta de embarque. 

Si lo que quieres es reducir la exposición a los gérmenes, puede sentarse no sea la mejor idea.

"Entre los lugares de los aeropuertos que se tocan con frecuencia, pero que no se limpian de forma rutinaria, se encuentran los reposabrazos de las sillas de las zonas de espera de las terminales", explica Kelly Reynolds, profesora y directora del Departamento de Comunidad, Medio Ambiente y Política de la Universidad de Arizona, a HuffPost

Otra opción es limpiar la silla y el reposabrazos antes de sentarte con una toallita desinfectante. Eso sí, nunca te siente en el suelo.

Pasamanos

Al igual que los reposabrazos, los pasamanos de las escaleras mecánicas son un punto de concentración de gérmenes. 

Puedes tocarlos, porque ayudan a mantener el equilibrio ante posibles caídas, pero asegúrate de limpiarte bien las manos después o echarte gel hidroalcohólico. 

Las toallitas también son útiles para los reposabrazos del asiento del avión, el cierre del cinturón de seguridad y la bandeja.

Pantallas táctiles

Según Kadi Banjoko, prevencionista de infecciones en el departamento de epidemiología clínica del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, uno de los lugares más sucios son los monitores de autofacturación

"No sé con qué frecuencia se limpian, pero la gente debería asegurarse de usar desinfectantes para las manos después de tocar esas pantallas", asegura.

Papeleras en la zona de seguridad

En 2018, investigadores de la Universidad de Nottingham y del Instituto Finlandés de Salud y Bienestar publicaron un estudio sobre la presencia de virus en los aeropuertos. 

Los científicos recogieron muestras de superficie y de aire en los alrededores del aeropuerto de Helsinki y descubrieron que las bandejas y las papeleras de plástico de la zona de seguridad "parecían suponer el mayor riesgo potencial". 

Fuentes de agua

En 2015, una investigación descubrió que los botones de las fuentes de agua contenían la mayor cantidad de gérmenes de cualquier superficie del aeropuerto analizada. 

No solo en los aeropuertos. Otro estudio de 2012 realizado en oficinas reveló que estas fuentes son en general un punto de caliente de gérmenes, al igual que una investigación anterior de la Fundación Nacional de Saneamiento sobre las fuentes de agua de los colegios.

Este riesgo ha llevado a muchos aeropuertos a clausurar muchas fuentes. Las que están en uso, es recomendable activarlas con el codo y no con el dedo.

Superficies de los baños

No es novedad que los baños públicos sean un lugar al que prestar atención en lo que a higiene se refiere, pero más importante aún es hacerlo en los del aeropuerto. 

"Los aeropuertos y los aviones acogen diariamente a un gran número de viajeros, lo que aumenta la posibilidad de entrar en contacto con alguien que esté enfermo y pueda transmitir una enfermedad infecciosa", explica Reynolds. "Los baños de los aeropuertos se limpian con regularidad, pero también se utilizan mucho. Los tiradores de los baños, los grifos de los lavabos y los paneles de salida de las puertas dan frecuentemente resultados positivos en cuanto a la presencia de un elevado número de microbios causantes de enfermedades."

Aglomeraciones en general

Como regla general, trata de evitar las zonas concurridas en los aeropuertos para proteger su salud.

"Los gérmenes se propagan a través del contacto con otras personas y de las superficies contaminadas", explica Reynolds. "La mejor defensa es evitar el contacto estrecho con la gente, sobre todo si muestran síntomas de enfermedad".

Otros artículos interesantes:

Disfrutar de los servicios de un hotel sin alojarse en él: la tendencia que está ayudando a Meliá, Only You, Vincci o Relais & Chateaux a compensar la falta de turistas extranjeros

Por qué las ventanas de los aviones son redondas y no cuadradas

A la venta Airbus A380 en LinkedIn: Malaysia Airlines busca compradores de sus aviones a través de las redes sociales

Te recomendamos

Y además