El Parlamento Europeo aprueba definitivamente los reglamentos para frenar el poder de las grandes tecnológicas

Thierry Breton, comisario de Mercado Interior europeo.
Thierry Breton, comisario de Mercado Interior europeo.

Kenzo Tribouillard/Pool vía REUTERS

El Parlamento Europeo acaba de aprobar los reglamentos que pueden cambiar internet. Son el Reglamento de Servicios Digitales (DSA) y el Reglamento de Mercados Digitales (DMA). Con esta votación, uno de los dos colegisladores comunitarios ya ha dado luz verde a unas normas que podrían entrar en vigor entre 2023 y 2024.

El Reglamento de Servicios Digitales ha prosperado con 539 votos a favor, 54 en contra y 30 abstenciones, mientras que el de Mercado Digital ha contado con 588 votos a favor, 11 en contra y 31 abstenciones. De esta manera se pone fin a un proceso legislador que arrancó la propia Comisión Europea cuando presentó los borradores de ambas normas a finales de 2020.

Los tiempos en las instituciones europeas suelen ser lentos. Sin embargo, el trabajo que se ha venido realizando en Bruselas desde hace casi dos años ha sido frenético, hasta el punto de que ambas normas lograron el beneplácito de los dos colegisladores en un acuerdo provisional tras varias reuniones de los trílogos (los encuentros de Parlamento, Consejo de la UE y Comisión).

La votación ha tenido lugar este martes a mediodía, en la última sesión plenaria que la Eurocámara celebra antes del parón estival. Fue este lunes cuando se produjo el último debate. En el mismo participó el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, que quiso compartir con los parlamentarios su "satisfacción y orgullo" por estar "en un día especial, histórico".

"Un día que va a coronar cerca de dos años de trabajo entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión. El Parlamento Europeo ha sido ejemplar a lo largo de todo este proceso. Me gustaría dar las gracias a todas y todos aquellos que han jugado un papel fundamental", incidió el comisario.

Breton lleva reivindicando estos dos nuevos reglamentos como normas que servirán para constatar que lo que es ilegal en el mundo físico también lo será en el mundo digital. "Con estos dos textos hemos unificado finalmente nuestro mercado digital. Yo soy el comisario de Mercado Interior, ahora pasamos a un mercado interior digital".

El reglamento con el que Europa pondrá coto a las tecnológicas aspira a reproducir el famoso 'efecto Bruselas': una de sus ponentes en la sombra explica por qué

"Con el Reglamento de Servicios Digitales y el Reglamento de Mercado Digital se reforzará el estado de derecho y se dará una mayor protección a los ciudadanos. La Unión Europea se convierte así en la primera jurisdicción del mundo que crea una norma para reglar el espacio digital basándonos en nuestros valores democráticos", enfatizó.

"La responsabilidad de las plataformas, las obligaciones contra el contenido ilícito, los productos falsos, la incitación a la violencia, los discursos de odio... Todo eso se acabó. Las plataformas ya no podrán decir eso de: "No es culpa mía, solo soy un intermediario", avanzó.

El Reglamento de Servicios Digitales está centrado en la responsabilidad que tienen las plataformas sobre los contenidos que pueblan las mismas, así como las prácticas que estas mantienen en cuanto a publicidad personalizada y algoritmos de recomendación. Prohibirá, por ejemplo, la publicidad personalizada a perfiles de usuarios menores de edad.

Por su parte, el Reglamento de Mercado Digital introducirá nuevas normas para mejorar la competencia en el mercado digital europeo, después de que la Comisión Europea haya iniciado en los últimos años varios procedimientos sancionadores por abuso de poder y monopolio con las grandes multinacionales tecnológicas. 

Un caso reciente es una multa de 2.420 millones de euros contra Google que fue confirmada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea a finales del año pasado. Las sanciones propuestas por Bruselas han convertido a la comisaria de Competencia y vicepresidenta de la Comisión, Margrethe Vestager, en una pesadilla para las grandes tecnológicas.

Breton, en su discurso ante la Eurocámara de este lunes, también abundó en que estas nuevas normas permitirán abrir "esas famosas cajas negras". "Me refiero a los algoritmos, tras los cuales las plataformas se han escondido durante mucho tiempo para ocultar lo que estaban haciendo, muchas veces, en detrimento de los intereses de los ciudadanos".

Otros artículos interesantes:

Frances Haugen, ‘garganta profunda’ de Facebook, asegura que Meta no se recuperará hasta que Zuckerberg renuncie

TikTok amenaza la máquina de hacer dinero de Facebook y Google: el 'sorpasso' publicitario podría llegar en 2024

Datos, algoritmos e inteligencia artificial: así predice Spotify lo que más te apetece escuchar

Te recomendamos