Pasar al contenido principal

Madrid, la capital europea donde más ha crecido el alquiler de pisos en Airbnb

Los tres barrios más populares para los clientes de Airbnb en Madrid fueron Centro, Arganzuela y Chamberí, que representaron el 72% de las reservas.
Los tres barrios más populares para los clientes de Airbnb en Madrid fueron Centro, Arganzuela y Chamberí, que representaron el 72% de las reservas. Pixabay
  • Airbnb registra un crecimiento del 67% en Madrid, hasta un total de 2,2 millones de reservas en 2017.
  • Madrid y Berlín son los principales destinos europeos más baratos, con ofertas inferiores a 50 euros.
  • Las medidas restrictivas contra Airbnb han frenado el mercado en Barcelona y en Madrid tendrán un impacto significativo en la oferta de pisos turísticos.

A pesar de las nuevas regulaciones que se están llevando a cabo en España para restringir el uso de Airbnb, el negocio de alquiler de viviendas de particulares con fines turísticos ha registrado un crecimiento del 67% para el año 2017, de acuerdo con un estudio elaborado por Colliers International EMEA en colaboración con La Haya Hotelschool. 

Los usuarios de este servicio en Madrid, al igual que en Londres, París, Ámsterdam y Berlín suelen pasar un tiempo breve en el destino seleccionado. De todas estas ciudades, Londres presenta el mayor número de pernoctaciones, con 6.703.337 durante el pasado año frente a las 2.155.362 españolas. Madrid y Berlín son los destinos más baratos, con ofertas inferiores a 50 euros.

Leer más: Las cifras de la pelea de Airbnb contra el sector hotelero en España

Un fenómeno común a Madrid y Barcelona, frente al resto de las principales ciudades europeas, es que la actividad de Airbnb está muy concentrada en los barrios del centro. Los tres barrios más populares para los clientes de Airbnb en Madrid fueron Centro, Arganzuela y Chamberí, que representaron el 72% de las reservas. En Barcelona las ubicaciones predilectas fueron el Eixample, Ciutat Vella y Sants-Montjuic, con un 71% de las pernoctaciones.

Los usuarios prefieren reservar el apartamento completo a la habitación privada y tan solo el 1% de los usuarios escogieron compartir habitación en ambas ciudades. Los precios medios por noche en Barcelona se sitúan por encima de los de Madrid en todos los tipos de alojamiento, desde los 34 euros por una habitación compartida hasta los 299 euros por una casa de 4 dormitorios, frente a los respectivos 29 y 271 euros de Madrid. 

El efecto de las medidas contra Airbnb

Por su parte el mercado barcelonés muestra claras señales de que ha alcanzado la madurez, con un crecimiento del 15%, que se sitúa muy por debajo de las principales ciudades europeas, acumulando 3 millones de pernoctaciones y una cuota de mercado del 13.2%. 

Leer más: Airbnb quiere a Ada Colau como aliada

Una de las principales razones que han frenado el crecimiento en Barcelona ha venido dado por las nuevas regulaciones sobre Airbnb que ha llevado a cabo la alcaldía con tal de luchar contra los pisos ilegales, gentrificación de los barrios, el significativo aumento de los precios del alquiler y el turismo masivo. La capital de Cataluña ha sido pionera en llevar a cabo estas medidas, que pronto se extenderán a otras ciudades.

Las restricciones que se prevén próximamente en Madrid "tendrá un impacto significativo en la oferta de pisos turísticos, fundamentalmente en el Distrito Centro, a partir de su entrada en vigor prevista para finales de este año", de acuerdo con Colliers International. 

 

Te puede interesar