Pasar al contenido principal

Madrid es un "ejemplo mundial" de car-sharing, según el director de Renault

Ivan Segal (Renault)
Ivan Segal, director general de Renault Iberia. Alex Aguilar
  • Es director general de Renault Iberia desde el 1 de marzo de 2016.
  • Bajo su mandato, la sede de Renault en España se ha convertido en un entorno de trabajo moderno, donde priman los espacios abiertos, la flexibilidad y el teletrabajo.
  • Está muy satisfecho con los resultados del primer año de Zity, el servicio de car-sharing que explotan Renault y Ferrovial.
  • Afirma que es "inaceptable" que España sea de los "peores países" en cuanto a puntos de recarga de coches eléctricos.

Ivan Segal, director general de Renault Iberia, encarna mejor que nadie el crisol de culturas que representa la Alianza Renaut-Nissan-Mitsubishi, el tercer mayor fabricante de automóviles del mundo. Y es que este francés de nacimiento que ha trabajado en el Grupo PSA (Peugeot, Citroën, DS y Opel) y en el Grupo Volkswagen, tiene un deje al hablar en español que delata su periplo profesional que le ha llevado por Eslovaquia, Polonia, BeNeLux e incluso Brasil. 

Su fluido y más que correctísimo castellano tiene un agradable acento francés, pero muchas de las palabras que utiliza las pronuncia en brasileiro, lo cual no es óbice para que el mensaje que transmite sea claro, sin dejar espacio a la duda. Como cuando se refiere a la paupérrima cuota de coches eléctricos en España. "Cuando vemos el peso de las ventas de coches eléctricos en España comparado con el resto de Europa somos los peores. Hay varios problemas, como el de la autonomía, que es cosa nuestra, pero también está el de ayudas a la compra y el de infraestructura disponible. España es uno de los peores países en infraestructuras para vehículo eléctrico y eso inaceptable; Portugal está mucho más avanzado que España en disponibilidad de infraestructura. Dentro de las ciudades en Madrid y Barcelona la situación es un poco mejor, pero en autovías… Hay una ley europea para dar capilaridad a los puntos de supercarga, para que se pueda circular con un coche eléctrico por toda Europa, y eso está muy retrasado. En conclusión, los distintos gobiernos no han hecho los deberes sobre el tema", señala con rotundidad y añade: "en Noruega hace una década se invirtió en infraestructura, se incentivó la compra de coches eléctricos y ahora representan un 30% del parque. En España solo representa el 1,5%".

En este sentido, Segal propone para fomentar la venta de vehículos eléctricos no se empiece la casa por el tejado: "Yo prefiero un Plan VEA con menos presupuesto para ayudar a la compra, pero que se destine más a desarrollar los puntos de recarga". Le pregunto si a las bajas ventas de coches eléctricos no influye también el hecho de que quien está pensando en renovar su automóvil no se plantea un eléctrico por el elevado precio: "Claro. No se alcanza una cuota del 30% de la noche a la mañana, es un tema de invertir años y años. Cuando preguntas si alguien que tiene un coche de 14 años va a cambiar por uno eléctrico, yo te respondo que no, porque no es el perfil del cliente que se compraría un eléctrico. A este tipo de cliente hay que incentivarlo con la compra de un coche nuevo, que contamine mucho menos. El parque español es viejo y contamina mucho. Por tanto la palanca número 1 para reducir la contaminación es renovar el parque", explica.

"Prefiero una desaceleración controlada"

En términos generales, para Renault el año 2018 está siendo un ejercicio valle, con muy pocos lanzamientos, aunque en el acumulado del año (hasta 31 de octubre de 2018) lleva 83.595 unidades vendidas (solo turismos y todoterrenos, sin tener en cuenta derivados ni industriales), un 3,7% más que en el mismo periodo de 2017, mientras que Dacia acumula 43.293, un 19,1% más. A pesar de la incertidumbre política y la amenaza de ralentización de la economía que sobrevuela España, Segal se muestra tranquilo. "Yo prefiero tener una desaceleración del mercado por efecto de una economía sostenible pero controlada que un pico total de la economía que sube y sube y luego explota. Porque la propia idiosincrasia de la industria del automóvil no ayuda a tener flexibilidad para resolver el tema. Si baja brutalmente el mercado, voy a tener que eliminar un turno en la fábrica. Nosotros solo alertamos a los políticos cuando hay realmente un problema, si no, no tenemos nada que decir. Ahora las cosas van correctamente. Hay cosas que se pueden hacer mejor, claro", indica.

Zity car-sharing flota
Flota de Zity, el servicio de car-sharing de Renault y Ferrovial.

Zity, una fuente de Big Data

A pesar de lo que se pudiera pensar, Ivan Segal no oculta que el plan Madrid Central (Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático) puede beneficiar a la marca que dirige, sobre todo en lo que a se refiere a Zity, la joint venture entre Renault y Ferrovial para explotar servicios de car-sharing –cuya flota se compone de Renault Zoe– y que en diciembre cumplirá un año de existencia.

Leer más: El mapa del uso de car-sharing en Madrid

"Nosotros con Zity pensamos que tenemos una oportunidad para vender coches eléctricos a clientes en Madrid. Madrid es un buen termómetro, pues veo que Madrid ha avanzado sobre cuestiones que ahora están ocurriendo en otras ciudades de Europa. En cuanto al car-sharing, ahora todo el mundo se está fijando en Madrid como un ejemplo. Podemos criticar o no la cuestión de las restricciones. Por tema de contaminación va a haber más restricciones en todas las ciudades, y cada una tomará una decisión. Habrá que normalizar estos episodios. Y nosotros tenemos que ayudar a buscar nuevas formas para reducir la contaminación. No voy a decir que estamos encantados, pues hay una inversión detrás, pero estamos preparados. Y estamos seguros de que van a aumentar el uso de car sharing de Zity, pero también de la competencia", señala el director general de Renault Iberia.

Presentación Zity
Ignacio Gastón (Director General de Ferrovial Servicios España) e Ivan Segal, director general de Renault Iberia.

Aunque no quiere desvelar las grandes cifras de este primer año de Zity, Ivan Segal sí comparte algunos datos:

  • el 60% de los usuarios de Zity ya cuenta con un vehículo propio
  • al contar el Zoe con 300 km de autonomía, permite que cada coche pase por mantenimiento para la recarga cada tres días (por tanto, aumenta la eficiencia)
  • con el cruce de datos se puede saber qué calles son las más óptimas, qué recorridos se hacen, lo que se convierte en un comportamiento predictivo, lo que conduce a una mayor optimización
  • el car-sharing será rentable
  • Zity es un negocio de Big Data, no de coches
  • la tecnología que hay detrás de Zity será la misma que se utilizará en un futuro con los robotaxis

Y concluye con una gran sonrisa: "hemos aprendido mucho en estos 11 meses".

Te puede interesar