Pasar al contenido principal

Las mafias que ocupan pisos cambian de estrategia

Desahucio Policia
Getty Images / Gonzalo Arroyo Moreno

La reforma de la ley de vivienda que permitirá los desahucios exprés nacerá con grietas. Protegerá a los particulares y a las administraciones públicas que sufran ocupaciones ilegales, pero no a las empresas, aunque sean titulares de tan sólo un piso. Por este motivo, los expertos inmobiliarios advierten que, para evitar las órdenes judiciales de desalojo inmediato, las mafias de la ocupación se cebarán en los pisos que sean propiedad de sociedades.

Òscar Gorgues, gerente de la Cámara de la Propiedad Urbana de Barcelona, precisa que la reforma de la ley de vivienda ofrece una “protección parcial”: será eficaz para luchar contra las ocupaciones ilegales de viviendas de particulares o de la administración pública, pero no, por ejemplo, para echar a los inquilinos que no paguen el alquiler. No habrá desahucios exprés por morosidad, aunque a veces sea como una “semiocupación”. Muchas familias dependen de estos ingresos, recuerda.

Con esta reforma legislativa se protege a los propietarios que sean personas físicas, aunque tengan un montón de viviendas, pero no a las empresas, pese a que sólo sean titulares de un único inmueble. Gorgues advierte que las mafias de la ocupación podrían centrarse a partir de ahora en las viviendas propiedad de sociedades mercantiles para evitar los desahucios exprés.

Estas mafias ocupan casas para ofrecerlas a terceros a cambio de dinero. Les garantizan que, como mínimo, podrán permanecer en ellas unos dos años que es lo que suele tardar en la actualidad un juez en dictar la orden de desahucio. Ahora, con la reforma de la ley de vivienda, estos desalojos se producirán en un plazo máximo de dos meses después de la intrusión. Por este motivo, es más que probable que las mafias tengan en cuenta si el propietario es una persona física o una empresa.

Leer más: Cuántos impuestos hay que pagar por heredar una vivienda

En un foro inmobiliario organizado este miércoles por Europa Press, representantes de bancos y de fondos de inversión han calificado de “discriminatorio” que les hayan dejado sin la posibilidad de recurrir a los desahucios exprés.

Alberto Valls, del área inmobiliaria de Deloitte, rechazó que se discrimine en función de la procedencia del capital. Marcos Sánchez Foncueva, gerente de Valdebebas, recomendó no hacer distinciones entre propietarios. Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes, subrayó que los fondos de inversión inmobiliarios han contribuido a la recuperación del país.

Sociedades patrimoniales

La reforma ha dejado fuera no sólo a los fondos de inversiones sino también a las sociedades patrimoniales familiares. Gorgues insiste en que hay sociedades tenedoras de vivienda que para nada pueden calificarse de especuladoras. Algunas ofrecen los alquileres más ajustados del mercado, pero no podrán acogerse a la fórmula judicial del desahucio exprés.

Unidos Podemos se ha opuesto a esta reforma. Argumentan que las empresas propietarias pueden alquilar las viviendas ocupadas a hombres de paja para que sean estos últimos los que insten el desalojo. Los expertos consultados no descartan posibles casos de picaresca, pero insisten en que se trata de un procedimiento judicial.


 Artículo original de Economía Digital.

 

Te puede interesar