El CEO de la empresa automovilística más importante de la que nunca has oído hablar explica por qué se ha unido a LG para conquistar el mercado de los coches eléctricos

Magna y LG tienen una nueva empresa conjunta para desarrollar componentes clave para los vehículos eléctricos del futuro.
Magna y LG tienen una nueva empresa conjunta para desarrollar componentes clave para los vehículos eléctricos del futuro.

Magna

  • Magna International y LG han creado una sociedad conjunta para desarrollar sistemas de propulsión para los vehículos eléctricos.
  • Magna ha ido elevando su prestigio mientras la electrificación se extiende por la industria automovilística, al tiempo que LG también tiene un acuerdo para construir una fábrica de baterías con GM.
  • Swamy Kotagiri, CEO de Magna, habla sobre las razones de esta nueva alianza en una entrevista con Business Insider.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Magna International se está convirtiendo rápidamente en un enorme protagonista de la industria automotriz. 

La compañía, con sede en Canadá y valorada en 23.000 millones de dólares, ya era importante. Fundada en 1957, es conocida desde hace tiempo como un importante proveedor de piezas y, a través de su división austriaca Magna Steyr, dirige la mayor planta de fabricación por encargo del mundo, construyendo vehículos para empresas como BMW y Jaguar Land Rover.

Últimamente, Magna se ha convertido en un proveedor tecnológico, y a finales del año pasado, reveló un acuerdo con la empresa surcoreana LG Electronics para fabricar componentes clave para coches eléctricos: motores, cargadores, y la tecnología necesaria para extraer la electricidad de las baterías. 

La sociedad conjunta, LG Magna e-Powertrain, debería recibir la aprobación reguladora de los gobiernos y el visto bueno de los accionistas de LG a mediados de 2021 y espera emplear a 1.000 personas. 

"La estrategia viene de lejos", afirma el CEO de Magna, Swamy Kotagiri, en una entrevista con Business Insider. "Este acuerdo con LG nos pareció simbiótico en muchos sentidos".

LG Electronics forma parte del masivo conglomerado de LG, con 150.000 millones de dólares de ingresos anuales. La joint venture con Magna está valorada en 1.000 millones de dólares, según las compañías, y será controlada en un 51% por LG y en un 49% por Magna.

Google pagó 100 millones de euros a un ingeniero estrella de conducción autónoma: años después renunció, se fue a un competidor y acabó en la cárcel

Kotagiri se convirtió en CEO en enero, y en otra entrevista anterior dijo que espera que el 25% del mercado mundial de los automóviles sea eléctrico para 2025 (actualmente, los vehículos eléctricos representan alrededor del 2% de las ventas anuales). La alianza con LG -que también está construyendo una planta de baterías eléctricas de 2.300 millones de dólares con General Motors en Ohio, a través de su unidad LG Chem- es una manera de posicionar estratégicamente a Magna para captar una parte significativa del crecimiento de las ventas de los vehículos eléctricos.

Magna también se ha asociado con Fisker, una startup fundada por el experimentado empresario automovilístico y en ocasiones rival de Elon Musk, Henrik Fisker, para producir el Ocean SUV, un vehículo eléctrico que comenzará a salir de la línea de montaje de Magna Steyr a finales de 2022. 

Magna ha tomado una participación cada vez mayor, del 6%, en Fisker, una compañía que salió a bolsa el año pasado y ahora está valorada en unos 4.000 millones de dólares. El Ocean se basará en una plataforma de ingeniería patentada que Magna ha desarrollado.

La empresa conjunta con LG debería permitir a Magna ofrecer lo mismo a otros fabricantes de automóviles, mientras sortean la difícil transición de los motores de combustión interna a los trenes de potencia eléctrica

"Magna ya tiene una presencia significativa con [los fabricantes de automóviles]", señala Kotagiri.

Kotagiri añade que, al consolidar la cadena de valor de los motores eléctricos y las tecnologías conexas, que son los "elementos básicos de lo que hace que una cadena de tracción esté unida", la joint venture está en mejores condiciones de suministrar sistemas procedentes de clientes de América del Norte y Europa, dos de los mercados de vehículos más grandes y competitivos del mundo.

Ganar la carrera por el coche eléctrico es solo el inicio del plan maestro de Elon Musk para Tesla

Como punto clave, Kotagiri anticipa que la empresa conjunta será escalable. Se diseñará para adaptarse a la demanda de los clientes a medida que el mercado se expanda. También les proporcionará una forma de electrificar sus flotas sin tener que crear la tecnología desde cero.

"Los fabricantes necesitan ser disruptivos para mantener posiciones de liderazgo en la electrificación", afirmó Kim Jin-yong, presidente de la Compañía de Soluciones de Componentes para Vehículos Electrónicos de LG, en un comunicado cuando se anunció el acuerdo en diciembre.

Y en lo que respecta a Kotagiri, la empresa conjunta estará lista para operar en 2021. 

"Definitivamente estamos buscando que [los fabricantes de automóviles] vengan a nosotros", sentencia.

LEER TAMBIÉN: Toyota trabaja en una batería de estado sólido que permitiría coches eléctricos recargables en 10 minutos y espera tener un prototipo en 2021

LEER TAMBIÉN: Una vicepresidenta del tercer mayor fabricante de baterías del mundo dice que la actual cadena de suministro no podrá gestionar el inminente aumento de la demanda por el auge de los coches eléctricos

LEER TAMBIÉN: Esta startup dirigida por un CEO de 25 años que quiere llevar los sensores LiDAR al mercado de masas está demostrando que Elon Musk está equivocado

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices