Makai, la empresa de moda solidaria con la que por cada prenda que compras alimentas a un niño durante un mes en su escuela

Pablo Crespo y Carmen Bodallo, fundadores de Makai.
Pablo Crespo y Carmen Bodallo, fundadores de Makai.
Makai

Makai

  • Makai 'Make an impact' es una empresa de moda femenina básica perfecta para el día a día que cuenta con un componente social muy importante: ayudar a los que más lo necesitan.
  • A través de su programa 'One for One' y la colaboración con la ONG Mary's Meals, por cada prenda que compras alimentas a un niño durante un mes en su colegio.
  • "Es un incentivo para llevarlos a la escuela porque ahí tienen asegurada la comida, por lo que se reduce el hambre y mejora el aprendizaje", argumenta Carmen, una de sus fundadoras.
  • De momento, la empresa está buscando expandir sus horizontes y tener más visibilidad con la ayuda de Shine IT Comunication, una agencia de comunicación, y en el largo plazo les gustaría poder apadrinar una escuela para estar más involucrados en el proceso.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pablo Crespo y Carmen Bodallo son dos jóvenes emprendedores que tras haber trabajado en diferentes compañías de branding, innovación y tecnología, decidieron dar un pasó más allá a la hora de crear su propia startup.

Makai nace de la idea de que un mundo mejor y más solidario es posible, por lo que esta empresa de ropa femenina básica perfecta para el día a día cuenta con un componente social muy importante: ayudar a los que más lo necesitan.

La pregunta es, ¿cómo? Creando un impacto, como su propio nombre indica: Makai 'Make an impact'. Para ello, por cada prenda que compras alimentas a un niño durante un mes en su escuela, a través del programa One for One.

Leer más: Minimalism, la marca española que lleva la contraria a la industria textil: ropa sin logotipos, "hecha para durar", con tejidos orgánicos y costes transparentes.

"Queríamos una empresa que no solo buscase el beneficio propio, sino que pudiese ayudar a la sociedad", explica Carmen, fundadora de Makai.

Para gestionar todo este proceso, decidieron contar con una ONG inglesa llamada Mary's Meals, la cual se encarga de establecer todas las estructuras para que los niños pudiesen comer en la escuela.

Pero este proyecto no implica solo alimentar a jóvenes que lo necesitan, sino que el hecho de que ocurra en el colegio, fomenta su asistencia a los mismos.

"Es un incentivo para llevarlos a la escuela porque ahí tienen asegurada la comida, por lo que se reduce el hambre y mejora el aprendizaje", argumenta Carmen. "Dar alimento en las escuelas puede llegar a sacar de la pobreza a esos niños".

Makai

Makai

Además, toda su línea de producción de ropa está centralizada en España, pues aunque su objetivo sea ayudar a los niños, también buscan apoyar el comercio nacional.

"Una empresa crea riqueza, entonces ¿por qué voy a externalizar cuando aquí me resulta más fácil de gestionar y le estoy dando trabajo a gente cercana?", explica la fundadora de Makai. "Acabas creando una relación familiar".

De momento, Carmen se encarga de diseñar las prendas y validarlas con su entorno cercano, para después dejarlas en manos del taller subcontratado que se encarga de su confección.

Leer más: El Ganso triplica las ventas online en tiempos de pandemia: este canal es ya el motor de su crecimiento y las devoluciones y la logística son sus principales retos.

El precio de la prenda no influye realmente en los alimentos que llegan a la escuela, por lo que si una prenda es más barata, sus fundadores obtienen menos ingresos, generalmente entre el 20 y el 40%, pues el beneficio para los niños se mantiene siempre estable.

Cómo ha afectado el COVID-19 a Makai

Como a la gran mayoría de startups del mundo entero, Makai se ha visto afectada por la pandemia del coronavirus que estalló el pasado mes de marzo.

"Este año íbamos a tener por fin algunos puntos de venta física en Madrid para que la gente pudiese probarse la ropa, pero no nos va a ser posible con la crisis", comenta Carmen.

A pesar de que la empresa cuenta con gastos de envío y devolución gratuitos para romper ese punto de fricción con la venta online, según sus fundadores, ya tenían en mente lanzarse a un modelo híbrido entre lo online y lo físico.

Eso sí, primero en una tienda multimarca y una vez el negocio empezase a dar sus frutos, pensaban abrir una tienda propia en la capital.

El COVID-19 también ha afectado al negocio en cuanto a ventas, pues alguna de sus líneas —como por ejemplo la de vestidos de fiesta— no se está vendiendo como se esperaba debido al cierre del ocio nocturno y la cancelación de muchísimos eventos.

Apadrinar una escuela y reinventarse en el mundo de los accesorios

Makai pretende paliar esta situación de crisis a corto plazo con una nueva línea de accesorios más ponibles en el día a día, pues el mundo de la ropa de noche no tiene perspectivas de mejora en un futuro próximo.

Además, la empresa está buscando expandir sus horizontes con la ayuda de Shine IT Comunication, una agencia de comunicación con la que pretenden conseguir una cartera de productos mayor y más visibilidad.

"Ahora nuestro problema es conseguir que nos conozca más gente", confiesa Pablo. "Estamos confiando en la agencia".

Leer más: Este joven de 25 años ha creado Aimentia, una clínica virtual que utiliza inteligencia artificial para proteger la salud mental de los españoles.

Como objetivo a largo plazo les gustaría poder apadrinar una escuela, de modo que puedan involucrarse mucho más en todo el proceso y crear un compromiso con ello, pero de momento no cuentan con el presupuesto necesario.

Pablo y Carmen son conscientes de las dificultades e incertidumbre que plantea este nuevo escenario empresarial en medio de una pandemia, por lo que también han decidido dejar a un lado la competitividad y crear una sección en su web llamada "marcas con alma", donde permiten descubrir otras empresas con la misma filosofía que Makai y así ayudarse mutuamente.

"Las empresas tienen que ser sociales, ya no se trata de responsabilidad social corporativa sino que ayudar a los demás tiene que estar en el centro", cuenta su fundadora.

LEER TAMBIÉN: El Ganso triplica las ventas online en tiempos de pandemia: este canal es ya el motor de su crecimiento y las devoluciones y la logística son sus principales retos

LEER TAMBIÉN: Este joven de 25 años ha creado Aimentia, una clínica virtual que utiliza inteligencia artificial para proteger la salud mental de los españoles

LEER TAMBIÉN: Minimalism, la marca española que lleva la contraria a la industria textil: ropa sin logotipos, "hecha para durar", con tejidos orgánicos y costes transparentes

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Retail
  2. Startups
  3. Solidaridad
  4. Better Capitalism
  5. Top
  6. Trending