Los otros efectos económicos del COVID-19: Mango reduce su red de proveedores un 19% y apuesta por la cercanía

Tienda Mango

Reuters

  • Mango apuesta por un reducir el número de las empresas con las que trabaja en el mundo, que se sitúan en 266 frente a las 293 de un año antes.
  • El impacto de la pandemia puso en jaque la estructura de aprovisionamiento de la industria de la moda. No obstante, China se mantiene como el principal hub.
  • Del total de las plantas utilizadas por la compañía, 305 fueron en proximidad frente a las 444 de un año antes, lo que representa el 34,19% del total. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Mango finalizó el año de la pandemia trabajando con un total de 892 fábricas en todo el mundo, lo que supone una reducción del 19,35% respecto al ejercicio anterior. Así, el grupo catalán sigue la tendencia marcada en el sector de concentrar más su red de aprovisionamiento, tal y como recoge Modaes.

No obstante, pese a esta apuesta por la cercanía, China se mantiene como el principal hub de aprovisionamiento del grupo, con un 29,82% de las fábricas totales (266 plantas frente a
las 293 en 2019), seguida de Turquía. Cuando la pandemia irrumpió afectó de forma notable en la estructura de aprovisionamiento de la industria de la moda. Muchas de ellas se vieron forzadas a cambiar el país de origen de sus artículos de la noche a la mañana.

"Hemos reducido mucho el número de proveedores que teníamos, les hemos explicado hacia dónde queremos ir, estamos empezando a trabajar en 3D… esto o lo haces con gente con quien estableces partnerships importantes o no sale”, explicó Toni Ruiz, consejero delegado de Mango, en una conferencia en la escuela de negocios Esade. 

Mango logra que el 79% de sus prendas tengan características sostenibles y espera alcanzar el 100% en 2022

De esta forma, el grupo de distribución de moda controlado por Isak Andic cerró 2020 con una producción de 126,55 millones de prendas y complementos, lo que representa una reducción de más del 20% respecto a los 158,33 millones de artículos del año anterior. 

La necesidad de reducir las compras frente a la acumulación de stock estaría detrás de la disminución del número de fábricas con que trabajó Mango en 2020. Del total de las plantas utilizadas por Mango, 305 fueron en proximidad frente a las 444 de un año antes,lo que representa el 34,19% del total,

Mango finalizó el ejercicio 2020 con una cifra de negocio de 1.842 millones de euros, lo que supuso una caída del 22% respecto al año anterior. Un año antes, la empresa había registrado la cifra más alta de su historia, tras crecer un 6,3%, hasta 2.374 millones de euros.

Fuerte simbiosis entre el canal físico y el online

La compañía decidió hace unas semanas poner en marcha un plan de inversiones para renovar cerca de 800 tiendas en lo próximos tres años, lo que equivale a una buena parte de los establecimientos propios que componen el grupo. Camino inverso del seguido por otras grandes empresas textiles que han decidido acometer cierres en gran parte de su red de tiendas. 

No obstante, esta apuesta por el comercio físico será combinada con un crecimiento en el canal online. De hecho, mientras que la compañía cerraba 2020 con una reducción en las ventas del 22%, hasta los 1.842 millones de euros por el impacto del COVID-19, las ventas online repuntaron un 36%, hasta suponer 766 millones de euros de facturación. Ante este nuevo contexto, Ruiz cree que el peso del online no bajará del 40%.

Otros artículos interesantes:

Mango sube la apuesta por la impresión 3D: un bolso, unas sandalias y bisutería en su nueva colección

Mango cambia el rumbo del sector: la compañía renovará cerca de 800 tiendas en 3 años y se desmarca de los cierres de Inditex y H&M

Mango invierte 42 millones de euros en la creación de un nuevo parque corporativo en Barcelona

Te recomendamos

Y además