18 trucos y consejos para mantenerte bien fresquito este verano sin necesidad de usar el aire acondicionado

Aire fresco brisa
Getty
  • El verano se acerca y con él las altas temperaturas. Si estos meses te planteas combatir el calor intentando usar el aire acondicionado lo menos posible, sigue estos consejos y alternativas.
  • No necesitarás más cosas de las que ya tienes en casa para sentirte más fresco; a veces es cuestión de optimizar el uso de una buena ducha o de los ventiladores que tengas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando el calor aprieta, la primera opción que seguramente te viene a la cabeza es poner el aire acondicionado a tope. Pero existen otras formas de mantener el frío en el cuerpo y en la casa sin necesidad de usar este aparato.

Beber

Beber agua

Si el calor te está fastidiando el día, lo primero que puedes hacer es hidratarte. La temperatura del agua que te tomes es irrelevante; lo que tu cuerpo necesita es humedad para poder funcionar y recalibrar la calor corporal.

Cerrar las persianas

Persianas

El portal Family Handyman, especializado en consejos prácticos, explica que el 30% del calor no deseado entra literalmente por las ventanas. Cerrar las persianas y las cortinas reduce la temperatura de casa y por lo tanto te sentirás más fresco.

Instalar toldos

Toldos

Puestos a cubrir la entrada del calor, considera instalar toldos en tus ventanas para que te sirvan de escudo contra los rayos solares. Verás que enseguida notas la bajada de temperatura general. Una alternativa más ecológica es plantar enredaderas.

Abrir/cerrar estratégicamente las puertas

Mujer cerrando las puertas.

Si estás en casa y hace mucho calor, te interesa que el aire fresco fluya de forma óptima. Cierra las puertas de las habitaciones que no usarás en las próximas horas para que la brisa no se cuele en ellas y abre las puertas de las habitaciones donde vas a estar para que el frescor te acompañe. Esto es sumamente importante hacerlo por la noche, cuando te interesa que la brisa mantenga a raya el calor "arruinasueños".

Tomarse un baño bien frío

Una mujer tomando un baño

Seguramente cuando el sudor te ha invadido lo primero que piensas es en tomarte una ducha fría rápida. Si tienes tiempo, opta mejor por un baño más largo. Si temes resfriarte, remojar tu cabello en agua fría ayuda a refrescar tu cabeza. Pero si no hay impedimentos, entra sin miedos y permanece todo el rato que necesites. Lo óptimo para sentirse fresco con este truco es sumergir todo tu torso.

Usar jabón de menta para las duchas frías

Duchas agua

Si no tienes tiempo para un baño largo, saca el máximo partido a la ducha fría con jabón de menta. Si no encuentras ninguna en tu establecimiento habitual, puedes improvisarla con sal de baño, aceite de coco y un poco de aceite de meta. Frótate con el jabón y notarás que el fresco corporal se intensifica durante la ducha y después de ella.

Dormir en el sótano

Qué no debes hacer al echarte la siesta: 8 comportamientos que deberías evitar

Si las noches son demasiado calurosas y no puedes pegar ojo, considera pasar el verano en tu sótano. Hay una explicación lógica detrás de este consejo: el calor sube y por lo tanto se hospeda en los dormitorios de las plantas superiores, tal y como explica CNN Health.

Combinar ventilador con cubitos

Tejidos y colores ideales para no pasar calor en verano

¿Tienes un ventilador portátil cerca, pero su aire no ayuda mucho? "Actualízalo" llenando un cuenco de cubitos y ponlo frente al ventilador. El aire que te eche traerá consigo parte del frescor de los cubitos.

Configurar el ventilador para que sus aspas giren al revés

ventiladores techo

Quizás no sabías que el ventilador tiene configuraciones según la estación del año en la que te encuentras. En verano, las aspas deben girar el sentido contrario a las agujas del reloj, y a la mayor velocidad posible, para que se cree un efecto de brisa que se mantenga en la habitación.

Colocar el ventilador en el mejor lugar

Mujer con ventilador en la oficina.

El lugar en el que coloques tu ventilador puede marcar la diferencia entre pasar una tarde cálida y una bien fresquita. Por ejemplo, si lo colocas enfrente de las ventanas, reconvertirá el calor que entra en la casa en brisa. Si lo colocas en los pasillos, el airecillo que creará se repartirá por la casa.

Evitar usar el horno 

Horno.

Si cocinas usando el horno, este calentará tanto la cocina como tu casa entera. Intenta usar la parrilla o, si es posible, cocinar fuera. En caso de que eso sea imposible, intenta usar el horno de noche, cuando las bajas temperaturas podrán contrarrestar las altas temperaturas del aparato.

Tomarse un polín

Helado verano

Aunque es verdad que cuando el verano aprieta dan ganas de comerse un helado, intenta que sea un polín / flash porque te dará frescor sin echar por tierra tu salud. También puedes hacer los helados tú mismo.

Comprar un deshumidificador 

Deshumidificador

¿Hace un bochorno inaguantable? Un deshumidificador pondrá a raya la calor húmeda que lo provoca. En caso de que no estés usando aire acondicionado para ahorrar electricidad, hay deshumidificadores que se apagan automáticamente cuando la habitación en la que están alcancen la temperatura programada.

Jubilar las bombillas incandescentes

Varias bombillas, encendidas y apagadas, en el suelo.

Tal y como informa Center for Sustainable Energy, las bombillas incandescentes gastan el 90% de su energía en la calor que emiten. Por lo tanto, si las intercambias por bombillas LED no solo bajará la temperatura de casa, sino que también lo hará la factura de la luz.

Enfriar tu ropa

Mujer mirando el interior de una nevera

Aunque la idea de encerrarte en la nevera puede ser muy tentadora, la ficción ha demostrado muchas veces que es una solución poco práctica. Ahora bien, puedes enfriar tu ropa (como tu ropa interior) o las sábanas de esta noche metiéndolas en la nevera durante unas horas para mantener a raya el verano.

Comprar almohadas con gel refrescante

Almohada.

Si no te importa añadir gastos a tu presupuesto, las almohadas con gel refrescante pueden salvarte este verano. Sus precios son asequibles y hay muchos modelos y opciones. Otra posibilidad es comprar enfriadores.

Aprender las necesidades específicas de tu cuerpo

Dormir con el calor del verano.

Cada cuerpo es un mundo. Quizás sientes más calor en tu cuello, o puede que sea en la espalda o en las muñecas. Identifica las partes en donde el calor se haga más inaguantable y pon remedio (por ejemplo, aplicando gasas o frotando con cubitos de hielo).

Dormir con lino transpirable

Una mujer duerme cómoda en sus sábanas.

El lino destaca por ser transpirable, absorbente y fresco. Si usas sábanas de lino, descubrirás que las noches cálidas se hacen más llevaderas.

Otros artículos interesantes:

Si este verano has pasado mucho calor y estás pensando en comprar un aire acondicionado estos consejos te ayudarán a escoger el mejor para ahorrar en tu factura de la luz

Así actúa el aire acondicionado de los restaurantes en la propagación del COVID-19

Gracias a estos parasoles que se ponen en las ventanas delanteras tu coche estará protegido del calor veraniego

Te recomendamos