Pasar al contenido principal

Esta startup sostenible crea ropa infantil que crece con los niños

Petit Pli
Petit Pli
  • Las marcas que apuestan por la sostenibilidad tienen cada más éxito. 
  • Petit Pli es una marca británica que se suma a las startups que abogan por la responsabilidad social corporativa. 
  • La startup crea prendas de ropa que crecen con los niños. 
  • Descubre más historias en Business Insider.

Cada vez son más las marcas y propuestas que abogan por la sostenibilidad, el cuidado del medio ambiente, la lucha contra la obsolescencia programada o el freno ante el cambio climático. La última en sumarse a la fiesta se trata de Petit Pli, una startup londinense creadora de prendas de ropa que crecen con los niños a la par que se estiran.

La ventaja es doble: por una parte estimulan el ahorro y la mejora de la economía doméstica de las familias -el gasto hasta que el niño cumpla cinco años es de unos 3.900 euros según un estudio-, y por otro lado se reduce el impacto ambiental. 

La idea está firmada por el diseñador e ingeniero aeronáutico Ryan Mario Yasin, inspirándose en los modelos de origami y en los satélites desplegables de nanoestructuras, que ya exploró anteriormente gracias a su trabajo en la universidad británica Imperial College. Gracias a las fibras de carbono la ropa se agranda cuando el niño se la pone y se encoge cuando se la quita, readaptándose al cuerpo. 

Leer más: Esta startup española quiere hacer un mundo más sostenible 'plantando papel' (y quizás sea una buena idea)

El material está compuesto de poliéster y emplea según sus creadores un 100% de telas recicladas y se basa en un compuesto monofibra que facilita el reciclado. Mario Yasin explicaba que esta ropa busca “atender las necesidades de los padres, niños, minoristas, fabricantes y del medio ambiente, ofreciendo la oportunidad de hacer que la opción sostenible sea más deseable y se pueda llevar a cabo hoy en día”.

El premio Global Change Award, otorgado por la Fundación sin ánimo de lucro H&M quiere buscar soluciones para la industria de la moda, cuya producción se ha multiplicado por quince en los últimos años. Así han surgido alternativas como los sellos de moda sostenible, diseños de cuero vegetal a partir de setas o reutilización de residuos.

Y además