Pasar al contenido principal

El marketing brillante de Elon Musk: lanzar su coche al espacio

Simulación del cohete Falcon Heavy en el espacio
Una simulación del Falcon Heavy en el espacio. Youtube / SpaceX
  • SpaceX, la empresa aeroespacial creada por Elon Musk, ha enviado al espacio su cohete Falcon Heavy, el más potente lanzado desde Estados Unidos desde la década de 1970.
  • El cohete incluía un Tesla Roadster de 2008 propiedad de Musk como carga útil para demostrar la capacidad del cohete para, llegado el día, transportar personas y mercancías al espacio.
  • Musk asegura que usa el Roadster porque es menos "aburrido" que las cargas de prueba tradicionales. Sin embargo, también es una estrategia de marketing muy inteligente.


SpaceX, la empresa aeroespacial creada por Elon Musk, ha enviado al espacio su cohete Falcon Heavy desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA, el más potente lanzado desde Estados Unidos desde la década de 1970.

El éxito del lanzamiento es todo un hito para SpaceX. El Falcon Heavy, de 70 metros de altura, está diseñado para ser más grande y barato que cualquier otro cohete lanzado por los competidores de la compañía, algo que consigue en parte gracias a sus cohetes impulsores reutilizables.

Ser capaz de enviar grandes volúmenes de carga al espacio a precios más económicos que sus competidores ayudaría a Musk en su ambición de crear colonias en Marte.

Leer más: Del Tesla Roadster a una canción de Los Beatles: las 5 cosas más raras que el ser humano ha enviado al espacio

Para demostrar por tanto la capacidad del Falcon Heavy de manejar cargas pesadas, Musk ha utilizado su propio coche Tesla Roadster de 2008, algo para lo que le dio permiso la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos.

"Los vuelos de prueba de nuevos cohetes suelen contener simuladores de masa en forma de bloques de hormigón y acero. Eso es extremadamente aburrido", escribió Musk en un post de Instagram en diciembre de 2017. "Por supuesto, cualquier cosa aburrida es terrible, sobre todo las empresas, así que decidimos enviar algo inusual, algo que de verdad nos motivara".

Captura del Instagram personal de Elon Musk con información del Falcon Heavy
Instagram / elonmusk

Si bien enviar el Roadster al espacio puede mostrar cómo podrían llegar a utilizar SpaceX sus cohetes para transportar personas y bienes al espacio, también es una acción magistral de marketing de uno de los mejores comerciales del mundo: enviar el Roadster con el cohete ha disparado la cobertura mediática del evento de manera increíble.

Además, todo eso añadido a que en el coche sonaba en bucle Space Oddity de David Bowie mientras lo conducía un muñeco de pruebas de tráfico llamado por Musk Starman.

Te puede interesar