Marta Echarri, la nueva jefa de N26 en España, defiende su modelo sin comisiones y banca a la carta para hacerse un hueco en el mercado: "Los bancos digitales han venido para quedarse"

Marta Echarri, directora general de N26 en España.
Marta Echarri, directora general de N26 en España.

N26

  • N26 busca crecer en España en medio de las fusiones bancarias con un modelo sin comisiones y sin vinculación. 
  • El neobanco alemán cuenta con 600.000 clientes en España y 7 millones de usuarios en los 25 países en los que opera. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ofrecer banca a la carta para los clientes: esta es una de las claves que apunta Marta Echarri, nueva directora general de N26 en España, al hablar de los planes de crecimiento del banco en España en un momento complicado para el sector, con los tipos de interés negativos y mucha competencia en el mercado. 

Echarri, en una entrevista con Business Insider España, busca dejar claro que ellos son distintos. Por un lado, diferentes a la gran banca tradicional con estructuras muy grandes que conllevan mucho coste, pero también diferentes a otras fintech que no tienen licencia bancaria. 

"Tenemos dos ventajas con nuestra licencia bancaria; por un lado que el cliente tiene cobertura del Fondo de Garantía de Depósitos del Bundesbank; y, por otro, que es el Banco Central Alemán, no el de Lituania como Revolut o el de ningún sitio como BNext", apunta Echarri. 

N26 fue lanzado en 2015 en Alemania de la mano de Maximiliam Tayental y Valentin Stalf. En julio de 2016 logró una licencia bancaria bajo el paraguas del Banco Central de ese país y en 2018 llegó a España. Hasta el momento, la entidad ha logrado 7 millones de clientes en todos sus mercados -está presente en 25 países del mundo- y 600.000 usuarios en nuestro país. 

El comienzo de N26 en España fue más complicado porque operaban con un número de cuenta (un IBAN) alemán y eso dificultaba la operativa para sus clientes. En teoría, la regulación europea establece que las empresas tienen que pagar nóminas o permitir domiciliar recibos en cuentas de cualquier país de la UE, pero en la práctica no siempre es así. En 2019 consiguieron el IBAN español y eso les dio un empujón. 

Ahora, el siguiente paso son los acuerdos con las administraciones públicas para poder recibir en sus cuentas los pagos de pensiones o prestaciones por desempleo, que todavía no puede cobrarse en N26. Esto generó críticas cuando comenzaron a aprobarse los ERTE de la pandemia. 

Quiénes son y qué te ofrecen: 13 fintech que ya operan en España y que buscan desbancar a la banca tradicional

Todo con el objetivo de "ser el banco de tu día a día". Echarri señala que tienen tres pilares sobre los que quieren sostener este crecimiento: por un lado destaca que son un banco "100% móvil", y eso tiene una serie de ventajas para los clientes que, en 8 minutos, pueden abrir una cuenta o ser atendidos en 5 idiomas de 7 de la mañana a 11 de la noche. "El 30% de nuestros clientes son extranjeros", apunta. 

A esto, añade la experiencia de usuario. "Si tienes una hermana en Londres y le quieres mandar una transferencia en libras esterlinas, en dos clics le llega su dinero", explica. A lo que suma la seguridad que aporta estar garantizados por el Banco Central Alemán. 

El crecimiento en España: todavía el David contra Goliat

Los 600.000 usuarios de N26 en España todavía le hacen ser un pequeño jugador dentro del gran tablero de la banca. Por ponerlo en contexto, OpenBank —el banco digital del Grupo Santander— acaba de anunciar que ha llegado al millón y medio de usuarios; mientras que entre los grandes bancos CaixaBank, que protagonizará junto a Bankia una operación de fusión para crear el mayor banco de España- alcanzó en julio de 2020 los 7 millones de clientes

En este escenario, Echarri apunta que el crecimiento del banco ha sido "exponencial" desde su desembarco en España y anuncia alianzas comerciales para convertirse en el banco de ciertos organismos y proveedor principal de algunas organizaciones como palanca para activar el crecimiento en los próximos meses. Aunque no especifica con qué empresas. 

Por el momento, la apuesta por España se ve en la creación de una doble sede. Barcelona, que ya lleva unos años abierta, donde se centra el hub innovador y tecnológico, y desde hace menos tiempo, la oficina de Madrid, donde se organiza la estrategia, las operaciones y la regulación. 

Una estrategia que pasa por un servicio de banca a la carta con un servicio estándar sin comisiones y sin obligación de compromiso para el usuario. Una oferta a la que se suma una serie de planes premium con tarifa plana donde se incluye una serie de servicios adicionales a los gratuitos. 

Echarri lo compara a elegir una habitación de hotel. Habrá clientes que quieran pagar por una suite con 100 canales de televisión, albornoz y pantuflas; mientras que otros preferirán un servicio menos lujos con una habitación agradable pero sin necesidad de los accesorios. 

El banco defiende un modelo sin comisiones

Desde su nacimiento, la estrategia de N26 ha sido la de apostar por un modelo muy tecnológico sin cobrar comisiones. Esto ha hecho que el banco se haya ido haciendo un hueco entre los perfiles más jóvenes, digitales y viajeros. 

De hecho, en sus comienzos en diciembre de 2015 la entidad ofrecía retiradas de dinero en efectivo gratis sin límite. Algo que posteriormente restringió hasta limitar el número de operaciones a 5 retiradas gratuitas en cualquier país de la zona Euro por lo que definieron como "abusos" de los usuarios. Actualmente, en su categoría estándar permite 3 retiradas gratuitas. 

"Los bancos tecnológicos y puramente móviles están aquí para quedarse. Tenemos una estructura de costes muy ligera", apunta la directiva para explicar por qué es posible su modelo de negocio sin comisiones. 

Las alianzas de bancos y fintech se disparan en pleno proceso de digitalización y cierre de oficinas

En un momento de fusiones en el mercado español, Echarri comenta que la banca tradicional va a seguir teniendo que cerrar oficinas para aligerar costes. "Lo que está pasando en muchos bancos es que están pasando estos costes, que para ellos es como operar con un transatlántico, a comisiones para sus clientes", dice Echarri. 

"Hay muchísimos bancos tradicionales que están diciendo a sus clientes 'te voy a cobrar una comisión de mantenimiento, a no ser que me envíes tu hipoteca, tu nómina y tu plan de pensiones'. Nosotros en nuestra cuenta estándar, que es la gratuita, no tenemos comisiones: es 0,0, como la cerveza. Cero comisiones, cero vinculaciones", apunta. 

"A diferencia de nuestros competidores, que tienen que justificar vía comisiones las terribles estructuras de costes con las que cuentan, nosotros vamos en bici, nuestra estructura de costes es ligera", remata

Una oferta que completan con otras tres cuentas de pago: smart, you y metal. Cada una tiene incluidos una serie de servicios por una tarifa fija mensual. Además, cuentan también con una oferta especializada en empresas y autónomos. 

"Al final ofrecemos un servicio a la carta", señala la directiva, que compara la situación de la banca con la televisión y las plataformas de contenidos. Si antes te sentabas en el sofá a ver lo que te pusieran, ahora eliges qué ver y cuándo verlo.  

"En banca está pasando lo mismo, el banco ya no decide tus necesidades. Si no que es el cliente el que decide vincularse y cómo", explica. 

Otros artículos interesantes:

Las alianzas de bancos y fintech se disparan en pleno proceso de digitalización y cierre de oficinas

Los bancos se preparan para enfrentarse al fin de moratorias: así buscan evitar el efecto acantilado en sus cuentas con provisiones millonarias

Los tipos de interés en negativo, el fin de las moratorias y la nueva oleada de fusiones marcan el futuro de los bancos en 2021

Te recomendamos

Y además