De los gemelos digitales al avance de los drones: cómo la pandemia ha reforzado el papel de la innovación dentro de las compañías, según la directora de Estrategia e Innovación de Sacyr

Marta Gil, directora de Estrategia e Innovación en Sacyr.
Marta Gil, directora de Estrategia e Innovación en Sacyr.

Sacyr

  • En una entrevista con Business Insider España, Marta Gil, directora de Estrategia e Innovación de Sacyr, ha desgranado la importancia de esta área para la supervivencia de las compañías tras la crisis del COVID-19, que ha terminado por pulverizar todas las reglas del juego.
  • La directiva señala que la nueva situación les ha obligado a congelar proyectos que tenían previsto llevar a cabo en 2020 y a desarrollar otros que ni siquiera tenían pensados antes de la pandemia. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Sacyr es una empresa de infraestructuras española con más de 50.000 empleados en todo el mundo y una cifra de negocio que supera los 4.169 millones de euros, según datos de 2019. La compañía está presente principalmente en Europa, aunque también destacan sus proyectos en el continente americano. 

La entidad divide sus actividades entre la ingeniería y las infraestructuras, las concesiones, los servicios y todo lo que tiene que ver con la industria. 

Entre sus objetivos, Sacyr explica que está comprometida con afrontar los retos para transformar la sociedad. "Nos transformamos para seguir transformando nuestro futuro", recogen en su página web. Así, en este camino por mantenerse al día y de transformación constante, se hace imprescindible apostar la innovación. 

Preguntada por cuál es la importancia de que las empresas dispongan de un área de enfocada a este tema, Marta Gil, responsable de este mismo área en Sacyr, lo tiene claro. La directiva explica que, solo con ver todo lo que han cambiado las reglas del juego en 2020, basta para darse cuenta de lo imprescindible de este segmento para la supervivencia de las compañías.

En una entrevista con Business Insider España, recuerda cómo el año pasado supuso un cambio en la mentalidad de usuarios y entidades, que han visto como todos los planes que tenían volaban en mil pedazos. 

Así, han ido apareciendo competidores más fuertes y en ámbitos distintos "que ni siquiera esperábamos hace unos años". Por ello, las compañías necesitan situar sus pensamientos en el medio y en el largo plazo, "anticipándose a cualquier cambio para estar preparados con antelación". 

La responsable de Estrategia e Innovación recuerda que hay ejemplos muy notorios de entidades que han reaccionado tarde y no han sido lo suficientemente ágiles a la hora de cambiar, por lo que han terminado por desaparecer. 

"Nuestro deber es estar vigilantes con ese medio y largo plazo y pensar como queremos que sea Sacyr dentro de 5 o 10 años", ha explicado. 

Para ello, se antoja fundamental destinar un espacio en las organizaciones a la Innovación, pero ¿qué es y cómo se organiza un área de este tipo?

"Las áreas de innovación no innovamos, ayudamos a innovar"

El área de Innovación de Sacyr está formado por 30 o 35 empleados directos dentro de los casi 50.000 trabajadores de la compañía y su inversión roza los 8 millones de euros anuales (según datos de 2019, cifra que previsiblemente se repetirá en 2020, a falta del informe definitivo de dicho año). 

No obstante, a pesar de que pueda parecer contradictorio, la directiva especifica que las áreas de innovación no son las que innovan en sí, sino las que ayudan a innovar. Así, la compañía pone el foco en divulgar y fomentar esta actividad dentro de la compañía para que los empleados sepan identificar qué ámbitos pueden necesitar ayuda de dicho departamento. 

"De alguna forma lo que intentamos es sensibilizar a nuestra plantilla alrededor de la importancia de la innovación: para qué sirve, qué tecnologías hay, les contamos proyectos que estamos pilotando para de alguna forma sepan cuando les podemos echar una mano...", resume. 

De esta forma, las iniciativas derivadas pueden surgir desde la propia área, desde los distintos negocios a partir de problemáticas o retos del día a día o a través del programa Sacyr iChallenges, donde el talento de fuera de la empresa les ayuda a dar respuesta a los retos del negocio o, simplemente, a identificarlos. 

Además, Gil explica que existe otra área dedicada a la "vigilancia tecnológica" cuyo fin es investigar qué tecnologías que se están desarrollando y pueden resultar interesantes para la compañía. 

"Hemos fijado unas reglas del juego muy claras para apoyarnos y ayudarnos de forma coordinada en todas las necesidades que tengamos alrededor de la innovación", apunta. 

Cómo cultivar una estrategia de innovación continua en la empresa

"Una vez identificado el reto concreto de negocio", explica la directiva, "lo que hacemos es montar de forma casi inmediata un proyecto piloto o una prueba de concepto". 

"Lo que queremos es intentar demostrar en un tiempo relativamente corto que esa idea o ese proyecto funciona y lo hacemos testando en un entorno real de la mano de Negocio. Nuestro fin último es aportar valor con soluciones innovadoras", afirma. 

A pesar de que el grupo principal dedicado a la innovación se encuentra en España, dado que es donde se sitúa la matriz, Gil señala que también tienen equipo en países como Chile, Colombia o Perú, donde departamentos ya constituidos prestan apoyo en este sentido. 

Así, aunque el 'team' en sí dedicado a la innovación se establezca en torno a la treintena de personas, la responsable señala que durante el año anterior contaron con la ayuda de 250 personas adicionales, expertas en su ámbito, que les han acompañado hacia el desarrollo de dichas iniciativas. 

La IA y el Big Data son los campos donde desarrollan más proyectos, aunque no son los únicos 

Gil explica que, desde Sacyr, no tienen una estrategia muy estricta respecto a qué tecnologías aplicar, ya que son una compañía muy diversificada respecto a las líneas de negocio que tratan. Así, entre sus proyectos, se cuentan algunos dedicados a la gestión de residuos, otros al ámbito hospitalario, a la asistencia domiciliaria o a la restauración, entre otros. 

La directiva señala que la idea que persiguen es trabajar teniendo en cuenta las necesidades que surgen de sus negocios y, en base a eso, escoger la tecnología que aporta más valor y tiene más sentido en cada situación. De esta forma, no restringen ningún área de innovación. 

Entre ellas, la compañía destaca la inteligencia artificial (IA) y el Big Data, ya que son los campos donde están desarrollando un mayor número de proyectos. Además, también incluyen la realidad virtual, la realidad aumentada o el Internet de las cosas (IoT).

Entre las iniciativas que están llevando a cabo actualmente, la responsable de Innovación destaca 2 proyectos relativos a las infraestructuras, su negocio principal. 

En concreto, uno de ellos tiene que ver con la recopilación de información sobre todas las variables que afectan a la vida de una carretera (por ejemplo, el clima, la cantidad de tráfico...) con el objetivo de predecir el deterioro y realizar intervenciones de mantenimiento adecuadas en el momento preciso. 

Por otro lado, entre los relacionados con la inteligencia artificial, destaca la iniciativa que pretende crear un gemelo digital de la planta de tratamiento de agua para poder gestionarla en remoto.

Gil explica que Sacyr dispone de plantas de agua en Australia, Omán o Argelia a las que solían viajar técnicos especialistas en determinados procesos de tratamiento del agua. Sin embargo, con el COVID-19, las restricciones a la movilidad impiden el desplazamiento, por lo que herramientas innovadoras como la mencionada que ayuden a la supervisión en remoto, "son muy interesantes".

El COVID-19 ha sido "un revulsivo" para la innovación 

Los 2 segmentos hacia los que se inclina principalmente el área de innovación de Sacyr son la movilidad y la tecnología, justo donde más ha incidido el COVID-19. El virus ha cambiado definitivamente el paradigma de los desplazamientos y ha reducido el tiempo de implantación de nuevos avances tecnológicos, consiguiendo en apenas meses lo que de normal se vería en años. 

Así, Gil explica que desde Sacyr han tenido que reestructurar algunos proyectos que tenían previstos para 2020 o 2021 debido a la situación de crisis sanitaria.

"Aunque, afortunadamente, han sido pocos, sí que hemos tenido que suspender o retrasar (alguna iniciativa) porque obligaban a mucha presencialidad", señala la responsable.

Entre ellos, cita uno surgido de Sacyr iChallenges que tenía previsto arrancar a principios del año anterior y cuyo objetivo era la sensorización no intrusiva en personas dependientes dentro de su división de asistencia domiciliaria. 

La idea, según cuenta, era utilizar la innovación y, en concreto, el IoT, para crear modelos predictivos que ayudasen y mejorasen la vida de este tipo de perfiles. Sin embargo, con la llegada del coronavirus, se paralizaron los planes dado que no era el mejor momento ni el colectivo debido a su vulnerabilidad para empezar el desarrollo. 

No obstante, el virus también ha abierto otras posibilidades que no se contemplaban hasta ahora, por ejemplo en el tema de la asistencia en remoto de los activos de la compañía. 

Bill Gates comparte las 5 innovaciones que serán fundamentales para superar la pandemia del coronavirus

Gil explica que hay proyectos que se han desarrollado e incluso se han abordado sin estar previstos a partir de hechos como la restricción en los viajes o la necesidad de tomar decisiones a distancia. Así, "todo el tema de captura de información en tiempo real, gemelos digitales, drones... se ha acelerado muchísimo a lo largo de 2020", apunta. 

Por otro lado, la responsable de Innovación también cita otras iniciativas como la desinfección de entornos o las vinculadas a la movilidad. A grandes rasgos, Gil explica que este periodo ha sido "un revulsivo". 

Y es que Sacyr, como empresa que forma parte del sector de las infraestructuras, uno de los más tradicionales, es una de las entidades que menos digitalizadas estaba... hasta ahora.

"La compañía lleva los últimos 5 o 6 años haciendo una apuesta brutal por la digitalización porque, como consecuencia de la crisis anterior, se pararon todas las inversiones en la evolución tecnológica y de innovación sufrió un parón bastante importante", recuerda. 

Ahora, Gil apunta que la crisis sanitaria ha acelerado el uso de herramientas digitales y su implementación en la organización es de hasta el 99,9%, independientemente del puesto o la edad.

Otros artículos interesantes:

Los responsables de innovación de Acciona, Enagás y Red Eléctrica anticipan cuáles serán los retos de las startups en el mundo poscoronavirus

Las 3 claves de la CEO de Google España para una economía a prueba de pandemias: "La tecnología y la innovación deberían estar en el centro del cambio"

Aena, Iberia y Renfe refuerzan su apuesta por la innovación y el emprendimiento en plena crisis de los transportes con el objetivo de acelerar el futuro de la movilidad