Más allá de los políticos catalanes: estos son algunos de los 10.000 indultos más polémicos que se han concedido desde 1985

Otros indultos polémicos además de los políticos catalanes independentistas.
Otros indultos polémicos además de los políticos catalanes independentistas.

REUTEURS

  • El Gobierno ha explicado en qué consistirán los indultos a los políticos catalanes presos por sedición y malversación de fondos públicos.
  • El proceso de indultar a un condenado se estrenó en 1996, y desde entonces se han beneficiado más de 10.000 personas entre políticos, empresarios, jueces y personas anónimas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el indulto de los políticos independentistas presos por el juicio del ‘procés’. La decisión conmuta las penas por sedición y malversación de fondos públicos a los condenados que todavía permanecían en prisión a raíz del referéndum ilegal de independencia de 2017. Pero no es la primera vez que algo así ocurre.

Los diferentes gobiernos de la democracia han concedido más de 10.000 indultos por diferentes motivos desde el año 1996, de acuerdo al recuento que realiza la Fundación Civio. La mayor parte están relacionados con delitos comunes, pero en 227 de los casos han servido para beneficiar a personas implicadas en casos de corrupción, especialmente durante las legislaturas de José María Aznar.

A pesar de la parálisis administrativa provocada por la pandemia, el Gobierno de Pedro Sánchez ya concedió en 2020 una treintena de indultos a diferentes condenados. Una cifra algo inferior a la del 2019 cuando se ofreció la medida de gracia a 40 reclusos. Entre los delitos más recientes está el hurto, la insolvencia, la revelación de secretos, la estafa o el robo.

El indulto del 23-F marca un antecedente histórico

Uno de los casos más evocados estos días es el indulto que recibió Alfonso Armada, uno de los artificies del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. El general fue condenado a 30 años de prisión dos años después de entrar pistola en mano en el Congreso de los Diputados. Pero en 1988 el Gobierno de Felipe González le concedió el perdón.

El Ejecutivo alegó razones de salud para concederle la medida de gracia a Armada, que había sufrido varios contratiempos sanitarios durante su estancia en prisión. Finalmente vivió hasta los 93 años. Antes de recibir este beneficio, ya había mostrado su arrepentimiento hasta en cinco ocasiones.

Felipe González sí que rechazó explícitamente el indulto para el teniente coronel, Antonio Tejero, que fue el cerebro del 23-F. En este caso, se alegaron también los requisitos de utilidad pública que ahora ha recuperado el Gobierno de Pedro Sánchez. A pesar del rechazo, sí que pudo beneficiarse de un tercer grado penitenciario en un espacio corto de tiempo.

Aznar indultó al ministro socialista Barrionuevo por los GAL

Otro de los casos más famosos fue la medida de gracia de la que se beneficiaron el exministro del Interior, José Barrionuevo, y el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera. Ambos habían sido condenados a penas elevadas de prisión por el secuestro de un ciudadano francés al que confundieron con uno de los cabecillas de ETA.

José María Aznar decidió perdonar los delitos de los dos políticos socialistas que habían formado parte del Gobierno de Felipe González, en un momento marcado por el debate social sobre la existencia de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL). En este caso, se optó por condonar parcialmente las penas para reducir la cuantía de años en prisión.

Los indultos han permitido la liberación de varios terroristas condenados

La medida de gracia también se ha puesto sobre la mesa en el pasado para conceder el perdón a personas condenadas por terrorismo, aunque siempre se han desarrollado desde una cierta discreción. Es el caso de Sebastián Rodríguez Veloso, uno de los miembros de los GRAPO que fue sentenciado en 1985 a 84 años de prisión por el asesinato del empresario Rafael Pradura.

El preso inició una huelga de hambre en 1990 que le terminó dejando en silla de ruedas. En 1994 se benefició de la libertad condicional e inició una carrera como nadador paralímpico. No fue hasta 2007, cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero le concedió el perdón a cambio del pago de las indemnizaciones pendientes a las víctimas.

También el Gobierno de José María Aznar decidió indultar a 15 miembros de la banda terrorista catalana Terra Lliura. Su liberación formaba parte de los planes de Felipe González, pero no le dio tiempo a llevarlos a cabo y finalmente fue el presidente popular el que accedió a perdonarles en 1996, nada más llegar a la Moncloa.

Banqueros, militares, jueces y policías se benefician de los indultos

Los cerca de 10.000 indultos han dejado un mapa bastante difuminado sobre la medida de gracia en las últimas dos décadas. Entre las personalidades más ilustres figuran el juez de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Liaño, los generales responsables del accidente del Yak-42, el que fuera consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, o dos agentes de los Mossos d’Esquadra condenados por torturas. Toda una amalgama de delitos.

Sin embargo, en los últimos años también ha habido varios intentos fallidos de indulto, especialmente en el panorama político. Los dirigentes Jaume Matas, Julián Muñoz o Carlos Fabra buscaron el perdón del Gobierno tras acabar en prisión por delitos relacionados con la corrupción. Pero en los tres casos recibieron un ‘no’ por respuesta.

Artículo en Economía Digital.

Otros artículos interesantes:

Aprobados los indultos a los políticos catalanes presos: "El Gobierno ha tomado esta decisión porque es la mejor para Cataluña y España", según Pedro Sánchez

Pablo Iglesias abandona la política activa y deja todos sus cargos para evitar ser un "tapón" para la renovación de la izquierda en España

10 años del 15-M: el movimiento que sacudió los cimientos del sistema y sembró la semilla de la nueva política

Te recomendamos

Y además