¿Por qué matarte a abdominales no va a hacer que tengas “tableta”?

abdominales

Todo el mundo ha pensado alguna vez en verse con unos abdominales marcados y mucha gente se mata a hacer ejercicio abdominal con el fin de lograr tener una "tableta" marcada. Pero si crees que así vas a lograrlo estás muy equivocado.

Conseguir un vientre plano es mucho más complejo que eso.

La importancia de la alimentación

Para entender el motivo hay que tener varios factores en cuenta. Por un lado está la frase popular de que los abdominales se hacen en la cocina. Esta afirmación esconde mucha verdad, y es que de nada sirve que hagas cientos de abdominales si no cuidas la alimentación. 

Al final, si hay una capa de grasa encima del músculo, esta no dejará ver la definición del six pack, por mucho que lo trabajes. Por ello es importante que, a la vez que haces ejercicio, controles la alimentación enfocándola hacia una dieta equilibrada con un déficit calórico en caso de querer perder grasa

Grasa focalizada

La grasa no se puede perder de forma localizada. Esa es la clave de por qué da igual que hagas tablas de abdominales a diario. Que solo trabajes una parte no hará que esta se vaya a definir. En el deporte es importante ejercitar todo el cuerpo.

En este aspecto, es necesario destacar que para modificar realmente la composición corporal es muy importante el ejercicio de fuerza, o sea, las pesas. El cardio tiene muchos beneficios a nivel metabólico, pero no hará que ganes músculo.

El otro peligro de dormir poco: tu grasa abdominal aumenta y va directamente al compartimento más peligroso de tus vísceras, según un estudio científico

El papel de la genética

En todo esto hay una parte que no se puede controlar y esa es la genética. Cada persona tiene una predisposición a desarrollar determinado tipo de cuerpo, acumular grasa en zonas concretas o desarrollar más músculo.

Obviamente eso afectará a tu proceso, pero no debe marcarlo porque tan importante como la genética o la predisposición molecular son los hábitos y rutinas a seguir.

Los abdominales, algo más que estética

Aunque estéticamente son muy llamativos y forman parte del canon de belleza actual, los abdominales tienen una función mucho más importante que esta. Es un músculo vital para mantener una buena postura corporal.

Se encarga de fijar el tronco y servir de sujeción para la columna vertebral. Además protege los órganos de la zona abdominal y ayuda a respirar mejor y a tener más equilibrio.

De igual modo, un abdomen fuerte implica una buena higiene postural que evita, entre otras cosas el arqueo constante de la espalda y previene diferentes tipos de lesiones. También es un plus a la hora de hacer diferentes ejercicios ya que un abdominal apretado impedirá que nos hagamos daño.

Otros artículos interesantes:

El deporte con el que entrenarás cuerpo y mente al mismo tiempo y además te ayudará a adelgazar

Los 3 ejercicios abdominales con los que Dua Lipa consigue tener un vientre plano

Abdominales de hierro con estos 5 accesorios que puedes comprar por menos de 50 euros

Te recomendamos