Pasar al contenido principal

Las matrículas en España nunca llevan vocales y esta es la razón

Coches matrículas azul
Pxhere
  • El sistema actual data del 2000 y responde a unos registros de lo más estudiados y contrastados por la DGT.
  • El hecho de excluir las vocales responde a la intención de la DGT de evitar combinaciones malsonantes o acrósticos como ETA, FBI, ANO o PIS, entre otros muchos.
  • El actual modelo de matriculación en España admite 80.000.000 de matriculaciones.

El sistema de matriculación que utiliza la Dirección General de Tráfico data del año 2000.

Hasta entonces, las placas de matrícula comenzaban (de izquierda a derecha) con una o dos letras que mostraban la provincia en la que había sido matriculado el vehículo (M, para Madrid; B, para Barcelona; SE, para Sevilla...).

Lo hizo, entre otras razones, para favorecer la venta de vehículos de segunda mano que anteriormente dificultaban la venta entre ciertas provincias.

Los números que aparecen en las matrículas van desde el 0000 al 9999, combinados con las letras que empiezan en BBB y acaban en ZZZ. 

La norma es que en la combinación de letras no pueden aparecer vocales para evitar combinaciones malsonantes (o que den lugar a comentarios malintencionados, tales como ANO, PIS...) o acrósticos. También se evitan así combinaciones que den lugar a nombres propios (EVA o ANA, por ejemplo).

Las consonantes que se utilizan para las matriculaciones son: B, C, D, F, G, H, J, K, L, M, N, P, R, S, T, V, W, X, Y y Z; y se eliminan la LL y la CH, pues sino saldrían combinaciones de cuatro letras. También la Ñ y la Q, para evitar que se confundan con la N y la O o el número 0.

El actual modelo de matriculación en España admite 80.000.000 matriculaciones. Al ritmo anual que registra el país de 2.000.000 de vehículos matriculados, quedarían unos 40 años por delante bajo el mismo registro.

 

Y además