Pasar al contenido principal

Theresa May abre la puerta a que el Parlamento británico retrase la fecha el Brexit para evitar una salida sin acuerdo

Theresa May, durante el debate previo a la segunda votación sobre el Brexit
Theresa May, durante el debate previo a la segunda votación sobre el Brexit. Reuters
  • Theresa May ofrece a los comunes una votación sobre si posponer el Brexit o una salida sin acuerdo.
  • La primera ministra ha dicho en la Cámara de los Comunes que los diputados pueden decidir posponer la salida de Reino Unido en el caso de que se rechace su acuerdo por segunda vez.
  • El anuncio significa que un retraso en el Brexit es ahora la opción más posible, a solo unas semanas de la fecha de salida de la UE.
  • May ha hecho esta declaración después de que los miembros más veteranos de su gabinete amenazasen con dimitir para evitar un Brexit sin acuerdo.

Theresa May ha ofrecido a los diputados del Parlamento británico una votación para posponer el Brexit y evitar dejar la UE sin un acuerdo, en un cambio radical de su política, que sirve para evitar una nueva ola de dimisiones entre sus ministros.

May ha explicado a los parlamentarios que les dará la oportunidad de respaldar un "breve y limitado retraso" del Brexit, si nuevamente se rechaza su acuerdo con la UE.

Se espera que la Cámara de los Comunes vote nuevamente sobre el acuerdo Brexit de mayo el 12 de marzo, luego de que fue derrotado por los parlamentarios a principios de este año.

May ha explicado en el Parlamento británico este martes que, en caso de que los parlamentarios rechacen su acuerdo por segunda vez, podrán participar en una serie de votaciones vinculantes sobre si abandonar la UE sin un acuerdo o retrasar el Brexit.

Leer más: Project Fear: El día en el que el Brexit forzó a las empresas a abandonar Reino Unido

"Reino Unido solo se irá sin un acuerdo el 29 de marzo si hay un consentimiento explícito en la Cámara con ese resultado", ha dicho May a los parlamentarios.

Además, ha comentado que si su acuerdo es rechazado por segunda vez, a los diputados se les ofrecerá una votación el 13 de marzo sobre una salida sin un acuerdo y, luego, una votación posterior el 14 de marzo sobre si retrasar el Brexit.

"El 14 de marzo, el Gobierno presentará una moción sobre si el Parlamento quiere una extensión breve y limitada al Artículo 50", ha dicho en la Cámara de los Comunes.

"Y, si la Cámara vota a favor de una extensión, que se intente acordar la extensión aprobada por los comunes con la UE y se articule la legislación necesaria para cambiar la fecha de salida".

La primera ministra había insistido previamente en que Reino Unido abandonaría la UE el 29 de marzo, incluso si el Parlamento no ratificaba el acuerdo que ha negociado con la UE.

Las amenazas de dimisión de una docena de ministros

Sin embargo, May ha cedido a las demandas de una votación para evitar posibles dimisiones masivas de su gabinete, con hasta 15 ministros amenazando con dimitir esta semana.

Eso sí, ha insistido en que haría todo lo posible para evitar un retraso. "Permítanme ser clara: no quiero ver el Artículo 50 extendido. Nuestra principal preocupación debería ser trabajar para conseguir un acuerdo y salir [de la UE] el 29 de marzo", ha dicho.

Ha añadido que "una extensión no puede retirar el Brexit duro de la mesa. La única forma de hacerlo es revocar el Artículo 50, lo que no haré, o llegar a un acuerdo".

El líder sindical Jeremy Corbyn ha acusado a la primera ministra de poner todo el trabajo en riesgo al negarse a dejar claro que evitará un Brexit sin acuerdo.

"Con cada retraso, se intensifica la incertidumbre de la industria, los negocios, la retención de inversiones y hay más y más empleos en riesgo", ha explicado.

Leer más: Jeremy Corbyn anuncia que el Partido Laborista apoyará un segundo referéndum sobre el Brexit

"Las consecuencias reales de las tácticas cínicas de la primera ministra se están dejando sentir en todo el país. Las fábricas se mudan al extranjero, se pierden empleos, se cancelan las inversiones. Miles de trabajadores en todas las ciudades y pueblos de Gran Bretaña escuchan rumores y temen lo peor", ha añadido.

La concesión de May se produce después de que el Gobierno del Reino Unido haya pospuesto esta semana la votación sobre su acuerdo para el Brexit.

Esta demora ha llevado a una serie de ministros a amenazar con abandonar el gabinete para respaldar una próxima enmienda para posponer el Brexit.

Cualquier retraso tendría que ser acordado por unanimidad por los otros 27 países de la UE.

Sin embargo, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, acogía esta semana la posibilidad de un retraso, describiéndolo como una "solución racional" para prevenir un "Brexit caótico".

También añadía que otros miembros de la UE "mostrarían la máxima comprensión y buena voluntad" a la propuesta.

Y además