Pasar al contenido principal

Moderna acaba de publicar datos prometedores sobre una vacuna contra el coronavirus, pero el CEO dice que el mayor desafío está por venir: fabricar suficientes dosis para vacunar a todo el mundo

Stephane Bancel, CEO de Moderna
Stephane Bancel, CEO de Moderna. Reuters
  • El CEO de Moderna, Stéphane Bancel, dice que la compañía necesita más dinero para aumentar la producción de su vacuna contra el coronavirus.
  • El CEO está hablando con fundaciones y gobiernos para asegurarse más fondos, revela.
  • "Podríamos tener una vacuna aprobada y la gente muriendo porque no fabricamos, porque nadie nos ayudó", señala.
  • El lunes, Moderna publicó los resultados que muestran que las personas desarrollaron anticuerpos contra el virus después de recibir la vacuna.
  • Se necesitan estudios más amplios para determinar si la vacuna funciona, pero los resultados son una señal temprana prometedora. 
  • Después de que los mercados cerraran el lunes, Moderna anunció planes para recaudar 1.250 millones de dólares mediante la venta de más acciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Determinar cuántas dosis de una posible vacuna contra el coronavirus podrían estar disponibles a finales de año se reduce a un factor importante: el dinero.

"Depende de cuánta ayuda recibamos ahora", revela el CEO de Moderna, Stéphane Bancel, a Business Insider

El lunes, la biotecnológica de Cambridge, Massachusetts, se convirtió en la primera compañía en publicar los primeros resultados de pruebas en humanos de una vacuna experimental contra el coronavirus. Los primeros 8 voluntarios vacunados registraron niveles de anticuerpos neutralizantes, o proteínas que combaten el virus, que probablemente ayuden a combatir la infección. 

La vacuna candidata está todavía en las primeras etapas de las pruebas en humanos, pero Moderna se está moviendo con una velocidad histórica dada la urgencia de la pandemia. Moderna planea lanzar pronto un ensayo con 600 personas, así como un estudio en fase avanzada en julio con miles de participantes. 

El objetivo es recopilar suficientes datos para el otoño para apoyar el uso de emergencia. Pero Bancel dice que la capacidad de fabricación debe aumentar ahora, antes de que se sepa si la vacuna funciona. Y no está satisfecho con el nivel de inversión global hasta este punto.

Bancel dice que Moderna necesita más dinero para poder producir cientos de millones de dosis para finales de año.

Leer más: La app de rastreo de contactos de coronavirus en Reino Unido se retrasa semanas: en qué se está fallando y qué lecciones puede aprender España

"Por eso he estado yendo a fundaciones, gobiernos de todo el mundo, diciendo que necesitamos más ayuda", añade. "Podríamos tener una vacuna aprobada y la gente muriendo porque no hicimos suficiente producto, porque nadie nos ayudó".

Después de que los mercados cerraran el lunes, Moderna ha anunciado planes para recaudar 1.250 millones de dólares mediante la venta de más acciones.

La preocupación de Bancel por las inversiones globales se hace eco de los comentarios que el CEO de Sanofi, Paul Hudson, hizo la semana pasada. Sanofi también está trabajando en una vacuna contra el coronavirus, y Hudson ha dicho a Bloomberg News que es probable que Estados Unidos obtengan la vacuna primero porque el país ha sido el principal patrocinador financiero de su investigación de la vacuna.

"El gobierno de Estados Unidos tiene derecho a reservarse más porque ha invertido en asumir el riesgo", aseguró Hudson.

Mientras que Sanofi se retractó de algunos de sus comentarios, las declaraciones señalan la necesidad de soluciones mundiales para poner fin a la pandemia.

Tanto Moderna como Sanofi han recibido una importante financiación del gobierno de los Estados Unidos, específicamente a través de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA, por sus siglas en inglés). 

Leer más: La inmunidad adquirida frente a otros coronavirus podría proteger frente al COVID-19, según nuevos estudios que abren también otras vías para el desarrollo de vacunas

La compañía de Bancel anunció en abril que recibiría hasta 483 millones de dólares de BARDA para acelerar su trabajo de vacunas. Un par de semanas después, Moderna firmó un acuerdo de fabricación de 10 años con un gran fabricante suizo.

Si bien eso ayudará a Moderna a impulsar la producción de vacunas para llegar finalmente a una tasa de producción anual de 1.000 millones de dosis por año, Bancel asegura que todavía hay que hacer más, ya que se tardará varios trimestres en alcanzar esos niveles.

El problema de la fabricación se cierne sobre el mundo de las vacunas. El Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, ha dicho recientemente a Business Insider que el desafío de la producción ha sido "subestimado". 

La administración Trump ha establecido la meta de tener 300 millones de dosis de una vacuna disponible para enero. Collins dijo que "sería un gran esfuerzo llegar allí" pero que era posible con suficiente inversión.

Bancel estima que llevará al menos dos o tres años vacunar a la mayor parte del mundo. 

"Sabemos que es un problema porque va a haber, durante un año o dos, una escasez de oferta en toda la industria", dice. "Espero sinceramente que muchas vacunas lleguen a ser aprobadas porque ninguna empresa puede abastecer al planeta. Ninguno de nosotros puede hacerlo solo".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además