Pasar al contenido principal

Este CEO que trabajó para Apple y la ONU lo dejó todo para crear una startup que reduce drásticamente las emisiones de CO2, y este año prevé facturar 1,4 millones

Better Capitalism
Tomás Selva, CEO de Mayordomo
Mayordomo
  • La startup Mayordomo instala buzones inteligentes en edificios de oficina y residenciales con una tecnología open source que permite que más de 220 proveedores envíen sus entregas a un solo punto. 
  • Cada smart point de la startup supone un ahorro anual de 5,4 toneladas de CO2 al reducir los viajes de entrega. 
  • El CEO de la compañía, Tomás Selva, abandonó a las grandes empresas tras una trayectoria en la ONU y Norman Foster porque asegura que se cansó de buscar soluciones para las compañías, y empezó a buscar propuestas para el usuario. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En algunos edificios de Barcelona, Madrid, La Coruna o Palma de Mallorca un mensajero puede entrar en un edificio, abrir una taquilla y dejar paquetes para varios destinatarios.

El mensajero puede estar repartiendo productos de Amazon, Zara, Mango, Aliexpress u otro de los 220 proveedores con los que trabaja Mayordomo Smart Points, la startup detrás de esta taquilla open source que ganó el MIPIM PropTech Europe en julio. 

Tomás Selva, CEO de Mayordomo, explica en una entrevista a Business Insider España que la tecnología ya lleva muchos años en el mercado, pero normalmente se había comercializado con un solo proveedor. Sin embargo, el objetivo de Mayordomo era crear una iniciativa de muchos para muchos (many to many) y así fue como la startup comenzó su andadura en 2016 de la mano de Tomás Selva y Edward Hamilton. 

A día de hoy, Mayordomo esperar facturar unos 1,4 millones de euros este año, que invertirán en desarrollo e innovación para 2020 y en su expansión. El próximo mes, sus taquillas llegarán a Bilbao y el año que viene darán el salto internacional a Milán, Viena y Zúrich.

El concepto es muy simple: esta startup se encarga de la instalación de las taquillas en edificios de oficinas (como las Deloitte, Bayer o Bell, entre otros) y residenciales, y son los inquilinos del edificio los encargados del mantenimiento mediante una cuota mensual. El smart point es gratis para todos los usuarios y para las empresas, explica Selva. 

Leer más: Esta marca millennial que triunfa en Instagram fue fundada por dos jóvenes españoles inspirados por el Papa Francisco que ahora asesoran a uno de los mayores fabricantes de móviles del mundo

El objetivo es evitar las entregas fallidas (un 30% de los repartos acaban así en España, según explica Tomás Selva) y concentrar muchas entregas en un punto único, una decisión con un gran impacto ambiental. A día de hoy, cada smart point de Mayordomo ahorra 5,4 toneladas de CO2 al año. 

Dejarlo todo por emprender: de la ONU a Mayordomo Smart Points 

No es el primer proyecto de reducción de emisiones en el que Tomás Selva está implicado, según cuenta él mismo. Ingeniero de formación, Selva ha trabajado en la ONU y para el estudio de arquitectura Norman Foster, desde donde trabajó en proyectos para reducir las emisiones de grandes infraestructuras como el Aeropuerto Espacial de Nuevo México. 

Tomás Selva también lideró desde Norman Foster la innovación en toda la gama de Apple Stores de China y Estados Unidos. Pero ahora ha dejado todo eso atrás para dedicarse a su startup. 

Leer más: Esta startup española quiere hacer un mundo más sostenible 'plantando papel' (y quizá sea una buena idea)

¿Por qué? "En el mundo corporativo tienes que buscar soluciones para las necesidades de las empresas, que cada vez se separan más del usuario final", responde el CEO de Mayordomo. 

Al principio no lo abandonó todo, pero metió la cabeza en el mundo del emprendimiento fundando Two Islands en 2011, una startup que permitiera visibilizar a los diseñadores más jóvenes y con la que ganó el premio MOMA en 2013. "La intención era dar una oportunidad a los más jóvenes", recuerda Selva, "pero al fin y al cabo seguíamos trabajando para empresas". Two Islands se acabó vendiendo a una inmobiliaria. 

En 2015 empezó a trabajar como director de inversiones para Q Bot, una startup de Reino Unido y que se alineaba más con la filosofía de Selva de intentar buscar soluciones para el usuario final: Q - Bot utiliza la robótica y la inteligencia artificial para aislar las viviendas causando el menor perjuicio posible a la casa. 

Para el CEO, Mayordomo supone la posibilidad de unir negocio y responsabilidad corporativa en uno. La reducción de CO2 que suponen las entregas en los smart points de la startup fue pensada "muy a conciencia", asegura. 

Y además