Pasar al contenido principal

Uno de los mayores bancos de Estados Unidos explica por qué estamos en el mejor momento de los últimos dos años para comprar acciones

traders atentos a las operaciones en Wall Street
Reuters
  • Wells Fargo apunta en un último informe que los inversores que hayan incrementado su liquidez tienen una oportunidad ahora para utilizarla.
  • La nota que firma Darrell Cronk, presidente de inversiones, explica que con los últimos descensos hay muchas acciones que están baratas.
  • JP Morgan se mueve en la misma línea y cree que el mercado alcista aún no ha terminado.

Durante los últimos meses se ha antojado muy complejo desarrollar estrategias dentro de los mercados. Los expertos no se han puesto de acuerdo en torno al síntoma de fondo, si el clima invita a retomar la tendencia alcista o mantenerse a la baja, y eso ha provocado bastante confusión. Cada vez son más las ideas contrapuestas.

Sin embargo, siempre llama la atención las recomendaciones que suelen hacer las grandes entidades, sea en Europa o al otro lado del Atlántico. En Estados Unidos hay un escenario que está marcado por la posibilidad del incremento de la tensión por la guerra comercial y la subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal. Pero la clave es si los abruptos descensos, especialmente de las tecnológicas, han generado oportunidades de entrada.

Una de las principales financieras estadounidenses, cuyo principal accionista es Warren Buffett, considera que el clima es realmente positivo y dice en un último informe a sus inversores que si han incrementado su liquidez “es momento de utilizarla ahora”. 

Desde su punto de vista, la venta masiva que comenzó en octubre no es el fin del mercado alcista y los inversores deben continuar luchando contra la necesidad de reaccionar de forma negativa “ante los titulares negativos”. Darrell Cronk, presidente del Instituto de Inversiones y miembro del banco, lo señala así en una nota destinada a sus clientes. 

Cronk considera que el momento actual es propicio para estar listos de cara a “aumentar la exposición a la renta variable en áreas favorables, como las compañías de gran capitalización estadounidenses, firmas médium caps y acciones de mercados emergentes”. De esta manera, se puede utilizar el efectivo de “forma parcial o total” durante los próximos días y semanas. 

Leer más: Este gurú explica por qué es el momento de comprar acciones de los mercados emergentes

El experto de Wells Fargo y el conjunto del equipo de inversiones va más allá a lo largo del informe al indicar que las condiciones actuales tienen “potencial para crear algunos de los mejores puntos de entrada en los mercados desde las elecciones de noviembre de 2016”. Sobre todo, lo argumenta por la caída de la valoración de muchas grandes empresas cotizadas cuyas previsiones de crecimiento de ventas y beneficios “siguen siendo sólidas”.

Otras entidades también se posicionan

Si bien Wells Fargo estaría preocupado si el S&P 500 cayera por debajo de sus mínimos de octubre y el primer trimestre, la perspectiva económica de Estados Unidos sigue siendo sólida y la Reserva Federal se mantendrá flexible, señalan los estrategas. Además, la brusca caída en los múltiplos de valoración de las acciones tecnológicas que antes eran de alto vuelo sugiere que lo peor “ya habría pasado”.

El descenso del sector tecnológico en Estados Unidos, las señales del estrés de los emergentes en el mercado del crédito corporativo y la caída de las esperanzas de una solución a la actual disputa comercial chino-estadounidense han renovado ola de ventas del mes pasado en los valores de referencia globales. El S&P 500 cayó brevemente un 10% por debajo de su cierre de septiembre.

El equipo Wells Farco no es el único que busca una recuperación en las acciones de Wall Street. Los estrategas de JP Morgan confiaban en que la semana pasada el S&P 500 recuperara sus pérdidas de octubre. Aún así, sus competidores en Goldman Sachs Group fueron menos optimistas, recomendando a los inversores que reduzcan el riesgo y aumenten sus posiciones de efectivo.

Las preocupaciones sobre una desaceleración del crecimiento global están la fuerte expansión de Estados Unidos el sentimiento de los inversores, según apuntan desde la entidad bancaria norteamericana. El resultado final, añaden, es que una recesión económica no se va a producir de “manera inminente”, incluso en la medida en que muchas áreas de los mercados están haciendo parecer “como que nos dirigimos a una”.