Pasar al contenido principal

Ya hay mayoría en el Congreso de los Estados Unidos para iniciar el proceso de impeachment contra Trump

Donald Trump se da la mano con Nancy Pelosi, portavoz de la Cámara de los Representantes, en febrero de 2019.
Donald Trump se da la mano con Nancy Pelosi, portavoz de la Cámara de los Representantes, en febrero de 2019. Doug Mills-Pool/Getty Images
  • Una mayoría en la Cámara de los Representantes —218 parlamentarios— apoyan ya el impeachment contra Donald Trump. Todos son demócratas, excepto Justin Amash, independiente por Michigan.
  • Para que prospere el impeachment es necesario que la mayoría simple de la Cámara vote a favor. Si se consigue, el proceso se traslada al Senado, donde se celebra un juicio público, donde se necesitará el voto de dos tercios para declarar culpable a Trump.
  • La presidenta de la Cámara de los Representantes anunció el inicio de un procedimiento formal de impeachment el martes, después de que Trump se haya visto envuelto en un escándalo tras la denuncia de un oficial de inteligencia.
  • La denuncia relata cómo en una llamada telefónica el 25 de julio, Trump urgió al presidente ucranio Volodimir Zelenski a investigar al ex vicepresidente de la administración Obama, Joe Biden.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ya hay 218 parlamentarios de la Cámara de Representantes que están a favor de iniciar un impeachment contra el presidente de los EEUU, Donald Trump, según NBC News y Politico.

De este modo se ha superado un umbral significativo, ya que se ha alcanzado el número de votos necesarios para lanzar el impeachment contra Trump —basta con una mayoría simple de los 435 parlamentarios—. Si se aprueba, se celebrará un juicio público en el Senado, que será dirigido por el presidente de la Corte Suprema. Dos tercios de la Cámara Alta tendrán que votar a favor de condenar a Trump si quieren cesarlo de su cargo.

Los 218 parlamentarios de la Cámara que apoyan el impeachment son demócratas, a excepción de Justin Amash, que es un independiente electo por Michigan.

Leer más: 8 claves para entender qué es el impeachment y saber cómo se defenderá Trump o cómo afectará a su campaña si consigue conservar el cargo

Solo dos presidentes de la historia de los EEUU han sufrido un impeachment —Andrew Johnson y Bill Clinton— y ambos fueron absueltos en el Senado. El expresidente Richard Nixon dimitió antes que enfrentarse a la tesitura de sufrir un impeachment en medio del escándalo Watergate.

Dado que los republicanos controlan el Senado, la probabilidad de que Trump sea cesado de la Presidencia de los EEUU tras el impeachment es muy baja.

La presidenta de la Cámara de los Representantes, Nancy Pelosi, anunció el lanzamiento del procedimiento formal de impeachment este martes. Esto llegó después de que Trump se viera envuelto en un escándalo relacionado con la denuncia de un oficial de inteligencia anónimo.

La denuncia se centra en una llamada telefónica que Donald Trump celebró el pasado 25 de julio con el presidente de Ucrania, Volodomir Zelenski. La Casa Blanca ha publicado una transcripción de la llamada este miércoles, demostrando que Trump presionó en varias ocasiones al presidente ucranio para que investigara al ex vicepresidente estadounidense y rival político de Trump, Joe Biden, y a su hijo, Hunter Biden, vinculados a negocios en el país.

Leer más: Trump acaba de publicar el memorándum de su llamada al presidente ucraniano, el motivo que ha desencadenado el inicio de su proceso de impeachment

Los demócratas han mostrado su preocupación con la posibilidad de que esta conversación haya servido para utilizar una ayuda militar de 400 millones de dólares a Ucrania como chantaje, ya que la partida fue bloqueada una semana antes de la llamada. Aunque Trump no lo menciona explícitamente en la llamada, el asunto es mencionado por Zelenski y en un punto del diálogo Trump le pide al presidente ucranio un "favor".

El presidente Trump de hecho llega a mencionar que los EEUU han hecho "mucho" por Ucrania al pedirle que investigue a los Biden.

Trump mantiene que no ha hecho nada malo, pero la llamada a Ucrania y la exposición del denunciante anónimo suponen una seria amenaza a su presidencia.

Y además