Una ración normal de patatas fritas a la semana podría aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, según un nuevo estudio

Comer patatas fritas
  • Incluso una pequeña porción de comida frita puede poner en riesgo la salud de tu corazón, según un nuevo estudio.
  • Una ración normal de patatas fritas de McDonald's a la semana fue suficiente para aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca. La razón es que la comida frita tiene un alto contenido en grasas trans, lo que compromete una dieta saludable.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un nuevo análisis de estudios cuantificó cómo de malos son los alimentos fritos para tu salud. Resulta que incluso media taza del producto —o una porción promedio de patatas fritas de McDonald's— es suficiente para aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y problemas cardiovasculares asociados.

El metanálisis, publicado el lunes en la revista Heart, resumió 17 estudios que investigaron la relación entre los alimentos fritos y la salud del corazón.

Media taza (4 onzas o unos 113 gramos) de comida frita a la semana se asocia con un 3% más de riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, un 2% más de riesgo de enfermedad cardíaca y un 12% más de riesgo de insuficiencia cardíaca, según encontró el análisis.

Ese riesgo aumenta con cada donut que añades a tu ingesta semanal. Las personas que comían más comida frita por semana tenían un 37% más de riesgo de insuficiencia cardíaca en comparación con las que comían menos, junto con un 28% más de riesgo de efectos cardiovasculares importantes y un 22% más de riesgo de enfermedad cardíaca.

"Si bien este estudio determinó un vínculo entre las enfermedades cardiovasculares y los alimentos fritos, estos hallazgos no pueden establecer un vínculo directo", escribió Megan Meyer, médica y directora de comunicaciones científicas del Consejo Internacional de Información Alimentaria, en un comunicado a Business Insider.

¿Es mejor freír con aceite de oliva o girasol? La opinión de una experta en seguridad alimentaria

Esto significa que es necesario realizar más investigaciones para determinar si comer alimentos fritos causa directamente enfermedades cardíacas. Los estudios a largo plazo en particular ayudarían a arrojar luz sobre la relación entre la ingesta de frituras y el riesgo de mortalidad, confusa dada la evidencia disponible.

Los alimentos fritos contienen un extra de grasas trans

Los alimentos fritos no solo contienen azúcar y sodio (sal) añadidos para hacerlos peligrosamente sabrosos, sino que también absorben parte de la grasa del aceite en el que se cocinan. Es probable que ese aceite contenga grasas trans, un tipo de grasa especialmente poco saludable que es barata para hacer y ayuda a que los alimentos duren mucho tiempo.

Las grasas trans son terriblemente malas para la salud, tanto es así que la FDA (Administración Estadounidense de Medicamentos y Alimentos) las prohibió en 2015. Aquí, desde 2019  la Comisión Europea impone que el contenido de grasas trans de origen industrial presente en los alimentos no puede superar los 2 gramos por cada 100 gramos de grasa.

La ingesta de grasas trans está asociada con los problemas cardíacos señalados en el análisis reciente, así como con un aumento del colesterol malo (LDL) y una disminución del colesterol bueno (HDL).

La forma en la que cocinas tus alimentos puede hacer que pierdan buena parte de sus nutrientes

"Sabemos que freír los alimentos puede degradar su valor nutricional, generar grasas trans, que se sabe que son dañinas, así como aumentar el contenido calórico de los alimentos, todo lo cual eventualmente conduce a procesos que pueden causar enfermedades cardíacas", afirma el cardiólogo Riyaz Patel de University College London en un comunicado.

Sin embargo, la FDA  en EEUU aún permite que las empresas etiqueten un alimento como libre de grasas trans si una porción del alimento contiene menos de 0,5 gramos, lo que puede ir acumulándose si alguien ingiere varias porciones de estos alimentos a lo largo del tiempo.

Comer alimentos poco saludables puede arruinar una dieta saludable

Desafortunadamente, comer sano la mayor parte del tiempo no compensará tu capricho de comer de vez en cuando patatas fritas.

Otro estudio, publicado en la revista Alzheimer's & Dementia a principios de este mes, encontró que comer alimentos fritos, azucarados y otros productos poco saludables puede disminuir los beneficios para la salud de la dieta mediterránea.

La dieta mediterránea, rica en verduras, frutas, pescado y cereales integrales, se caracteriza por ser flexible y fácil de seguir. Pero las personas que hacen dieta deben cumplir con las pautas para obtener los beneficios para la salud, que incluyen una mejor salud cognitiva y un menor riesgo de enfermedad crónica y mortalidad general.

En el estudio, las personas que se adhirieron más a la dieta mediterránea vieron los mayores beneficios para su salud cognitiva, mientras que aquellos que también se deleitaron con alimentos poco saludables bien podrían haberse ahorrado seguir el patrón mediterráneo.

Otros artículos interesantes:

Una profesora de Harvard acaba de tumbar el mito de que el aceite de coco es bueno, llamándolo "veneno puro"

Quién es el fabricante de aceite de Mercadona de marca blanca Hacendado

Estas técnicas de cocina te permiten mantener la mayor cantidad de nutrientes sin cargarlos de calorías